Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 28 4 2006 57 Cultura y espectáculos El Prado estudia aún cuántos bodegones de la colección Naseiro comprará el Estado Aunque la negociación sigue abierta, se han barajado 33 obras, que costarían 30 millones de euros b La fórmula elegida para la adquisición es la dación por pago de impuestos. El precio oscilará según cuántas obras se adquieran de las más de noventa de que consta la colección NATIVIDAD PULIDO MADRID. El Museo del Prado engrosará de forma contundente sus fondos de bodegón español gracias a la futura compra por parte del Estado de una parte significativa de la colección Naseiro, una de las más importantes del mundo en este género, como adelantó ayer ABC en su última edición. Fue el propio Rosendo Naseiro quien ofreció al museo la compra de parte de su colección, que consta de más de 90 bodegones españoles. Una oferta que estuvo sobre la mesa de la Comisión Mixta de la Junta de Calificación y Valoración de Bienes Culturales (integrada por cuatro miembros de Hacienda y otros tantos de Cultura) El Prado sigue a buen ritmo la negociación, aunque son muchas las posibilidades. Una de las ofertas barajadas fue una selección de 33 obras, que costarían 30 millones de euros. Otra posibilidad, que se negocie a la baja (menos obras, claro, menos dinero) Cabe incluso que la compra alcance el medio centenar. De momento, el museo no ha querido pronunciarse sobre esta operación. La fórmula empleada en su compra será la dación por pago de impuestos, ya utilizada en la adquisición del Calvario de Juan de Flandes. Para El Barbero del Papa de Velázquez, hubo un crédito extraordinario; para La Condesa de Chinchón de Goya, se usó lo que quedaba del legado Villaescusa. Se busca una empresa que quiera pagar sus impuestos con la colección Naseiro. Candidatos no faltarán seguro. Bodegón de aves y liebre (1643) de Tomás Hiepes, una de las obras de la colección Naseiro Rosendo Naseiro Empresario, coleccionista de arte y ex tesorero de Alianza Popular El cadáver en el armario de Aznar ÁNGEL COLLADO MADRID. Entró en 1988 en Alianza Popular de la mano de Manuel Fraga- -era paisano en las dos acepciones de la palabra- -y como Don Manuel era un hombre que se había hecho a sí mismo y había subido desde abajo. La diferencia es que el fundador de AP se dedicó a aprobar oposiciones y Naseiro al mundo de la empresa, primero tintorerías y después el proceloso mundo de las construcciones, promociones y contratas. En la dirección del PP sólo recuerdan que era muy rico y muy callado, que lo trajo Fraga para poner orden en las cuentas del partido- -lleno de deudas- -y que se hizo famoso nada más tomar Aznar las riendas del partido en abril de 1990. Exactamente ocho días después de ser elegido presidente dio la casualidad Pasión por las naturalezas muertas Los fondos de bodegón español de la colección Naseiro son impresionantes. Y es que este controvertido empresario siempre fue un amante de las naturalezas muertas y la pintura de flores, que empezó a coleccionar desde hace treinta años. En la exhaustiva monografía del bodegón español del Siglo de Oro, realizado por Peter Cherry, el mayor especialista en la materia, aparece catalogada una parte de la colección Naseiro, con cerca de 40 obras. Incluso el magnífico Van der Hamen que aparecía ayer en estas páginas, Bodegón con alcachofas y floreros estrella de la colección, ilustra la portada. De este artista, la colección incluye también otras dos obras: Bodegón de cesto y platos con frutas y Cesto con cerezas y albaricoques, plato con cerezas y peras y cuenco con manzanas Se sumarían a otras que ya tiene el de que un juez, Manglano, encontró apellidos de dirigentes del PP en unas escuchas sobre narcotráfico. por sospechas sobre la posible implicación de un hermano de un concejal del Partido Popular- -Palop- -y aprovechó para meter en la cárcel al tesorero del principal partido de la oposición. Incomunicado como si fuera un terrorista, todo se quedó después en imputación por delito de cohecho y al final en nada por las irregularidades en la investigación de Manglano. La operación de fondo era parar la llegada de Aznar a la cabeza de la oposición. El nuevo presidente del PP cortó cabezas, prescindió de la herencia de Fraga en las finanzas del partido y Naseiro siguió con sus colecciones de arte. Prado: Bodegón con cesta de dulces Bodegón con jarrón de flores y perro Bodegón con jarrón de flores y cachorro Ofrenda a Flora Además, la colección Naseiro cuenta con cuatro obras de Francisco Barrera, tres de Antonio Ponce, una de Juan de Espinosa, cinco de Juan Fernández, el Labrador (todos ellos preciosos racimos de uvas) una de Ignacio Arias, dos atribuidas a Mateo Cerezo, dos de Pedro de Medina, dos de Pedro de Camprobín, once de Tomás Hiepes- -el artista más representado- tres floreros del cotizado Juan de Arellano, dos de Bartolomé Pérez, dos de Gabriel de la Corte... Doce de ellas ya colgaron de las paredes del Prado: formaron parte de la exposición Flores españolas del Siglo de Oro que abrió sus puertas de noviembre de 2002 a febrero de 2003. Naseiro se suma a otros grandes coleccionistas que han comprado joyas del bodegón español: Abelló, Masaveu, VárezFisa, Arango... Una vez cerrada la compra, el Prado podrá disfrutar de una colección de bodegón español que hará palidecer al resto de los museos. Aparte de las citadas obras de Van der Hamen, ya cuenta con tesoros como Bodegón de caza, hortalizas y frutas de Sánchez Cotán, dos soberbias cestas de flores de Arellano; Bodegón con cardo y francolín de Felipe Ramírez, o Rincón de jardín con perrito de Tomás Hiepes.