Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 Madrid VIERNES 28 4 2006 ABC Detenida una pareja de ecuatorianos por presuntos malos tratos a su hijo de 5 años C. H. MADRID. Agentes de la Comisaría de Retiro detuvieron ayer a un matrimonio de nacionalidad ecuatoria por presuntos malos tratos contra su hijo de cinco años. Al parecer, una de las profesoras del pequeño descubrió hematomas y posibles marcas de quemaduras de cigarrillso en el cuerpo del niño, por lo que avisó al Samur. Los médicos de la dota- ción que acudió al centro escolar confirmaron que las señales podrían deberse a golpes y quemaduras, por lo que avisaron a la policía. El pequeño fue trasladado a la Fiscalía de Menores, desde donde se estimó que el niño podía quedar, por el momento, bajo la tutela de sus abuelos maternos, también ecuatorianos y residentes en Madrid. A continuación se dictó orden de de- tención contra los padres, que al cierre de esta edición permanecían arrestados en dependencias de la Comisaría de Retiro a la espera de pasar a disposición judicial. Ambos cónyuges tienen en torno a los 35 años de edad. Lo más curioso del caso es que los dos fueron detenidos juntos en una vivienda de la calle de Lope de Rueda que supuestamente ocupaba la mujer, pues la pareja estaba teóricamente separada y además había una orden judicial de alejamiento contra el marido que, evidentemente, no se cumplía por acuerdo de los dos miembros de la pareja. Dependiendo de los resultados de la investigación, los padres podrían perder la custodia del niño. No había trascendido si la pareja tiene más hijos. MADRID AL DÍA MALA SOMBRA MANUEL DE LA FUENTE ndan de guasa ahora muchos ciudadanos con los pretendidos derechos humanos de nuestros abuelos los monos. Criatura estúpida ésta del hombre capaz de reírse de todo y de todos menos de reírse de sí misma. Rían, rían, pero entre risa y risa, entre choteo y choteo, échenle un vistazo al Informe para una Academia de Kafka, y a ése Pedro el Rojo, chimpancé que sí que se ríe de nosotros. Y a mandíbula batiente. O recuerden al Charlton Heston postrado en la playa ante la Estatua de la Libertad derruida, en El planeta de los simios Y recuerden a Cornelius, y a Zira. O piensen en la mona Chita que ha sobrevivido a varios tarzanes. Y ya que andamos de monadas, andémonos por las ramas, las mismas ramas sobre las que cuentan los cronicones se podía atravesar Europa de Moscú a Tarifa sin tocar la tierra, de copa en copa. Qué tiempos. Porque ahora los primeros que reciben estopa son los árboles. Siempre. Sobre todo en Madrid. Que hay que poner un semáforo, pues que vayan tres árboles con los pies, bueno, las raíces, por delante; que hay que poner un banco o incluso una banqueta, pues una pareja de castaños de Indias que hagan de conejillos de ídem. Que hay que arreglar un paseo como el del Prado (y no queremos señalar) pues seguro que pilla a mano algún árbol al que darle lo suyo. No se sabe si en nuestro Ayuntamiento hay alguien con alguna alergia o alguna fobia arboricida. Alguien por ahí, seguro que con unos cuantos máster en Iowa, debe pensar que los árboles son esas cosas que dan sombra y en las que hacen aguas menores (y hasta mayores) los perros con dueños maleducados. Ni en los tiempos de la Armada Invencible se le dio tanta caña a estos guardianes de la Naturaleza (parece que fue la isla canaria de La Palma la que se llevó la palma, como su propio nombre indica, en cuanto a talas indiscriminadas) amigos siempre fieles, verdaderos y auténticos bosques animados que guardan bajo su corteza tanta sabiduría, tanta energía positiva, tanta potencia, y tanta fe. No va a quedar ni uno. Madrid estará repleto de arboledas perdidas. No lloverá. Ni se podrá grabar un corazón con una flecha sobre la corteza de un plátano del Retiro. Seguro que Madrid queda más bonito que un San Luis. No olviden, amigos, que el desierto también tiene su encanto y su extraña e hipnotizante belleza. Será maravilloso, pero tendrán que enterrarnos a la sombra de los automóviles. O entre las ruinas de cualquier gasolinera. A