Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión VIERNES 28 4 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7.28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Mañana en PORNOGRAFÍA POLÍTICA DEL VOTO NULO A ejecutiva de ERC decidió ayer, finalmente- -se supone que tras profundas cogitaciones y ejercicios gimnásticos en la cuerda floja- pedir a los catalanes un voto nulo en el referéndum del Estatuto de autonomía. Pero Carod- Rovira, con más cinismo político que astucia de dirigente- -porque en su partido mandan mucho más las bases que en cualquier otro- -dijo que reconoce LUIS IGNACIO la diversidad PARADA de formas críticas legítimas y considera el no, el voto en blanco y el voto nulo tres formas de rechazo al texto salido del Congreso pero de apoyo al texto aprobado por el Parlamento de Cataluña. Será porque piensa sumarlas o restarlas según le convenga. ¿Es más efectivo un voto nulo que un voto en blanco? Posiblemente, puesto que con los votos en blanco suele salir beneficiado el partido que gobierna. El voto en blanco debe ser contabilizado como parte del voto válido. El voto nulo, en cambio, es un voto irregular y por lo tanto forma parte del voto emitido pero no del sufragio válido. Algo muy importante en el recuento a la hora de fijar una barrera electoral mínima. Pero algo también absurdo. ¡Tantos años clamando por la democracia y ahora la boicotea! Lo más lamentable en este vodevil es que un partido como el PSC, que no ha protagonizado la reforma del Estatuto, va a pedir entusiásticamente el sí; un partido como el PSOE, que lo ha pactado con CiU, que es la oposición al Gobierno catalán, en el que no todos los simpatizantes catalanes lo van a aprobar; un partido como el PP, unido al de una parte de la sociedad no ideologizada pero de tendencia conservadora, que va a votar no, y un extraño conglomerado de electores no nacionalistas ni federalistas que pueden decir no o abstenerse. Y, claro está, los votantes de ERC, que burlados por la esquizofrenia de sus dirigentes, por el pasteleo de CiU y el PSOE y por el tancredismo de Maragall, van a tener que poner en la papeleta cualquier tontería para que sea considerada nula. Un acto de pornografía política sin precedentes. Proyecto Simio En España no hay suficientes problemas. Por eso nuestros políticos se dedican a solucionar los de otros países, e incluso losde otras especies. Me pregunto sipondrán en lossupuestos derechos de los simios el de una vivienda digna. En la jungla no creo que tengan muchos problemas para pagar la hipoteca, aunque claro, si vienen a España... siempre les quedarán los pisos de 30 metros cuadrados (una jaula, vaya) Supongo que también tendremos que modificar la ley de extranjería, muy autóctonos no es que sean los pobres... Pienso que es mejor presentarse como animales racionales que como seres humanos, para que los políticos se interesen por nosotros y nuestros derechos. Y perdón si he podido ofender a algún primate, no quisiera que me condenaran por mono- fobo Joaquim Bosch Barrera Barcelona L Desa (fueros) de Ibarretxe Ante las declaraciones del lendakari uno no sabe si estremecerse o poner cara de indiferencia. Raya en la obscenidad la utilización de la inocencia infantil, por cierto viejo truco utilizado por los políticos de ayer y hoy, para explicar su idílica resolución del problema vasco. Según su criterio, la legitimidad política de los vascos no arranca en la Constitución de 1978 sino en los fueros históricos, aquellos que arrancan de la nebulosa de los tiempos del rey Alfonso XI de Castilla y cuya mención los legisladores de la Transición otorgaron con bastante generosidad en la actual Carta Magna. El nacionalismo vasco no hace sino lo que siempre ha caracterizado su trayectoria política, el bucear en el pasado para tergiversarlo según sus propósitos y adaptarlo a la más rabiosa actualidad. Algo parecido a la preocupación se asoma a las conciencias de los que no entregamos nuestra credibilidad a esto que denominan proceso de paz Todo forma un todo para confundir al espectador cuando el verdadero guión se está cociendo a oscuras y sin taquígrafos. No sé si pecamos de surrealismo al hablar de fueros, privilegios y derechos históricos a comienzos del siglo XXI, cuando debiéramos hablar de globalización, liberalización y competitividad. El ciudadano de a pie está bastante cansado de que utilice a la Historia como despensa legitimadora de unos políticos que no saben cómo disimular una mediocridad catapultada como excelencia gracias a una coartada que se llama Estado de las Autonomías. El nacionalismo es perverso y está llevando al desquicie una tarea tan noble como es la política. Carlos A. Font Gavira. Sevilla Vuelven los 50 Esta semana la moda ocupa la portada de Mujer Hoy. Como las grandes actrices en los años 50, este verano se lleva la combinación del blanco y el negro. Además, en su interior, la revista ofrece un reportaje sobre las mujeres en el Islam. ¿Cómo es la vida en Oriente? Patentes de farmacia El alto coste de los medicamentos viene motivado por las patentes de procedimiento y las patentes de producto que la industria farmacéutica establece comosi de unared proteccionista a favor de sus intereses se tratase. Si bien está claro que muchas veces deben amortizar los gastos de investigación, creo que en un plazo de ocho o diez años se cobran con creces todo lo invertido... Esto, por ejemplo, lo vemos en determinados medicamentos, como los antimigrañosos, antihipertensivos, algunos psicofármacos... Aunque el Gobierno ha dado varios pasos hacia el uso racional de los medicamentos genéricos, y para abaratar el coste de otro tipo de medicamentos de marca, esto de la patente supone una barrera comercial. Por un lado los laboratorios e industrias farmacéuticas hacen su agosto, y de otro, perjudicar el bolsillo del contribuyente de a pie... Unos no quieren rebajar el precio del medicamento al de referencia, y a otros, el ciudadano y las arcas del Estado, cada día nos cuesta más dinero este tipo de medicinas. Unos hablan de un frente de judicialización, otros de un encuentro con la Administración que, por cierto, en su legislaciónnodebe serproteccionis- ta con las industrias farmacéuticas, sino proteger el interés general y más débil, el de los ciudadanos. Eduardo M. Ortega Martín Granada Montilla pierde gas José Montilla, ministro de Industria, ha quedado en entredicho en el Gobierno tras la suspensión de la opa hostil de Gas Natural sobre Endesa por el Tribunal Supremo. Después de la chapuza del Ejecutivo socialista, Zapatero cree ahora, tras la luz verde en Bruselas de la Comisión Euro- pea a la opa amigable de E. ON sobre Endesa y la conversación en privado con la canciller alemana, Angela Merkel, sobre la importancia de un mercado libre en Europa, que la solución ideal es un pacto entre empresas. Recordemos que ZP había unido el Estatuto de Cataluña, la opa de Gas Natural y la concesión de una cadena de televisión, recientemente inaugurada, como los tres elementos de su gran apuesta (o pago político) para consolidar su alianza tanto con ERC, como con CiU, después. A Montilla le reprocha la oposición el no defender los intereses de consumidores ni accionistas en la opa de Gas Natural sobre Endesa. De actuar por interés particular y por eso se le pide su dimisión. El ministro no ha tenido ningún pudor en defender la opa sobre Endesa por puros caprichos El Gobierno ha hecho el ridículo con su visto bueno a la operación, que ha sido frenada por los tribunales. Antonio Gómez Mora Sevilla Gaspar Zarrías Las consecuencias del caso Marbella son más amplias que las imaginadas. Algunos políticos andaluces parecen querer tomar precauciones para no verse relacionados. Así, Gaspar Zarrías, consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía, ha tomado la decisión de ir apartándose de amistades peligrosas No solo se trata de la famosa tonadillera, sino también de Isabel García- Marcos, representante socialista en el Ayuntamiento de Marbella en el pasado, y ahora en la cárcel, a la que Zarrías consiguió echar del partido, aunque sin unanimidad en el PSOE andaluz. Todo apunta a que Zarrías ha dejado de interceder ante las cajas sevillanas para que sigan concediendo créditos a Izquierda Unida. Cuando vencen algunos, los renuevan, para que no pase como en La Caixa con el PSC de Montilla. También ha decidido cortar relaciones con los Benjumea, los Abengoa o los Madariaga. Francisco Reyes Domínguez Sevilla