Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión VIERNES 28 4 2006 ABC AD LIBITUM ÍDOLOS DE LA CUEVA ¿QUÉ FUE DE IZQUIERDA UNIDA? UNQUE el reconocimiento de méritos y virtudes ajenos nos convierte en extranjeros y desentona con los hábitos de la conducta nacional española, debe reconocérsele al PCE una parte notoria del mérito de la Transición. Ya en los últimos años del franquismo, ausentes los socialistas, los comunistas eran la única izquierda y, de paso, el motor de una inquietud democrática que, no concordante con sus antecedentes, tuvo valor de magisterio en una sociedad tan harta de pasado y hambrienta de futuro como desorientada y adormecida después de cuatro décadas totalitarias y excluyentes. De hecho, uno de los factores determinantes del tránsito- de la ley a la ley según Torcuato Fernández MiM. MARTÍN randa- -de la dictadura a FERRAND la Constitución del 78 fue, desde la derecha, el temor al PC al que, con imprecisión y desconocimiento, los analistas del viejo Régimen atribuían mucha más fuerza de la que verdaderamente representaba. Ayer se cumplieron, sin mayores fastos, veinte años desde que, en un complejo ejercicio de desfiguración y disimulo, se fundó Izquierda Unida como actualización de la marca comunista a la manera de una coalición electoral. Pasado ese tiempo cabe formularse la pregunta que encabeza estas líneas. Algo curioso si se piensa que sigue siendo, en teoría, el tercero de los partidos de ámbito estatal y, redondeando, el cinco por ciento de la representación popular. Además, en autonomías clave como Cataluña y el País Vasco, forma parte de los Gobiernos de coalición que las rigen. ¿Cómo es posible que, tal y como el gas se escapa del cava, IU se difumine y apenas tenga más presencia que la ocasional, espasmódica y hueca voz de alguno de sus líderes? El zapaterismo imperante trata de ampliar su espacio por la derecha y, sobre todo, por la izquierda y de ahí, junto con la escasez de sus dirigentes actuales, gente que se cuece en su propio jugo sin entender la evolución de los tiempos y la sociedad, la decadencia de una formación que, en otros tiempos, fue determinante en el ritmo político nacional. Muchos de aquellos nombres se han incrustado en el PSOE y otros, quizás los mejores, viven un ostracismo que le quita contrastes a la acción política, la empobrece y solo sirve para reforzar la prepotencia socialista, monopolista real de la izquierda con la ayuda más o menos complaciente, según los días, de unos aliados capaces de unir la doctrina radical de la izquierda absoluta con la prédica separatista propia de una burguesía caducada. Es un mal asunto nacional la práctica desaparición de una pieza notable en el muestrario partitocrático de la Nación y, subrayada por la contradicción que en principio supone su cooperación de Gobierno en Barcelona y Vitoria, un elemento más para la confusión en una circunstancia en la que al disparate de la política de Rodríguez Zapatero, desintegración, se une la perezosa vaciedad de la de Mariano Rajoy. ELIMINANDO LA BOSTA DEL MUNDO El tour a Disneyland tiene otro carácter. Para empemis sobrinos les brillan los ojos cuando hazar, se inicia a edades más tempranas, y está absolutablan de su reciente experiencia en Disnemente centrado en la infancia y el entretenimiento: yland. Estuvo todo perfecto: lo cuentan con dos de los valores más cotizados en esta parte del muntanto entusiasmo que un observador impertinente podo. Disney ofrece sus paquetes democráticos- -a los dría pensar que se han convertido en involuntarios que pueden pagarlos- -para que los niños disfruten y, publicistas de uno de los más prodigiosos negocios jade paso, sus padres regresen a la infancia no sólo más imaginados para la explotación del tiempo libre. vende astutamente recuerdos prefabricados, siAl fin y al cabo, y aunque la corporación Disney no también nostalgia a borbotones. Padres e hiinvierte enormes cantidades en promocionar jos llegan al parque sabiendo de sobra qué es lo sus resorts, en publicidad no se ha inventado que van a ver, lo que no deja de ser tranquilizanada como el boca a oreja Mis jóvenes sobridor. Los valores morales subyacentes son los donos acudieron allí donde los sueños se hacen minantes en la ideología imperial mundializarealidad para descubrir toda la magia del da: todo en ellos resulta políticamente correcto, mundo y a juzgar por lo que dicen, lo logranada hay preocupante. El modelo social implíciron. Exactamente igual, por cierto, que los deMANUEL to es Peter Pan, el niño que rehusó crecer. más millones de niños que visitan cada año alRODRÍGUEZ RIVERO El Grand Tour servía para tener mundo Su guno de los parques Disney: en California (desitinerario no excluía la sorpresa, lo desagradable, de 1955) Florida (1971) Tokio (1983) París (1992) o lo chocante o lo desconocido como formas necesarias e Hong Kong (2005) inevitables de educación y crecimiento. Se viajaba paViajar a Disneyland se ha convertido en un rito de ra aprender: y aprender es sorprenderse, iniciar una paso y un peregrinaje casi insoslayable para los hijos aventura individual, más allá de todo cálculo. En el de la clase media globalizada. Acudir con los padres y nuevo tour todo es predecible y seguro, como en una los hermanos a las aventuras propuestas en Frontierciudad de tipo medio con tasa cero de criminalidad land, Adventureland, Fantasyland o Discoveryland pasegún un ejecutivo de Disney. Tres días sumergidos en rece el remedo contemporáneo- -comprimido en tiemun entorno altamente protegido, con Mickey y Minnie, po y controlado en intensidad- -de aquel Grand Tour con Peter Pan y Wendy y Bambi, Aladdin, Pocahontas, con el que los hijos de la aristocracia británica del Goofy y los demás amiguitos de todos los niños del plaXVIII se preparaban para ingresar en la adultez. Un neta. Todo ello intensamente concentrado en un entortutor, que lo organizaba todo, y algunos sirvientes no en el que hasta los villanos son más bien buenos acompañaban entonces a los muchachos- -las chicas (nada que ver con el tal Bin Laden) Y con empleados estaban excluidas- -en su viaje de iniciación. París muy bien entrenados que conocen perfectamente su- -donde los peregrinos se hacían con un guardarropa oficio y no dejan nada a la improvisación. Todo predecià la mode- era la primera etapa de un itinerario que, ble, eficiente, sin riesgos. Y muy limpio. Con un discreinevitablemente, pasaba por Roma, Venecia, Florento servicio que recoge las bostas que dejan los caballos cia, y Nápoles. Cuando regresaban, con el equipaje rede las mágicas caravanas que transportan a niños y pleto de souvenirs y vedute (los grabados de Piranesi padres. Para que nada desagradable perturbe el goce eran particularmente apreciados) y el ánimo de expedisneyficado, y podamos seguir arrullados en nuestro riencias, los jóvenes ya estaban preparados para inteimposible sueño de eterna inmadurez. grarse en el núcleo dirigente de la sociedad. A A ¿Cuál de las dos gestoras lo tiene más complicado con los ladrillos: la del Ayuntamiento de Marbella o la del Real Madrid?