Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 Deportes LIGA DE CAMPEONES VUELTA DE LAS SEMIFINALES JUEVES 27 4 2006 ABC El Barça, a París por el Arco del Triunfo En un gran partido, los azulgrana ofrecen su mejor cara y hacen bueno el resultado de San Siro BARCELONA MILÁN 0 0 Barcelona (4- 3- 3) Valdés; Belletti, Márquez, Puyol, Gio; Deco, Edmilson, Iniesta; Giuly (Larsson, m. 67) Eto o (Van Bommel, m. 88) y Ronaldinho. Milán (4- 4- 2) Dida; Stam, Costacurta (Cafú, m. 63) Kaladze, Serginho; Gattuso (Rui Costa, m. 67) Pirlo, Kaká, Seedorf; Shevchenko e Inzaghi (Gilardino, m. 78) Árbitro Markus Merk (Alemania) Mostró tarjeta amarilla a Costacurta y Edmilson. ENRIQUE ORTEGO BARCELONA. No se le podía escapar y no se le escapó. El Barcelona se metió en la final de París por el Arco del Triunfo. Refrendó ayer su triunfo de Milán con un empate que supo a victoria por lo que suponía y por la respuesta de su juego. Fue un gran partido en el que hubo tanto de todo que nadie echó de menos los goles. El Barça fue siempre el Barça. De principio a fin. Entendió a la perfección cómo tenía que comportarse en una situación tan comprometedora y sin renunciar nunca a su estilo, dio la cara y aguantó con oficio y experiencia los arreones de un Milán que no se rindió nunca. Precisamente por eso, por el rival y por cómo se consiguió la clasificación, la presencia del equipo azulgrana en la final debe recibirse como se merece. Ayer se comprobó que Milán y Barcelona se habían tomado estas semifinales como una eliminatoria pura y dura en el más amplio sentido de la palabra, pero bien conocedores ambos de lo que estaba en juego y de la trascendencia mediática que el desafío arrastraba. Obvio, pero no siempre es el caso. Afrontaron esta final adelantada como si fuera un partido de 180 minutos que, incluso, podía tener treinta minutos de propina en forma de prórroga. El duelo fue creciendo de calidad e intensidad según consumía minutos. La primera parte de San Siro fue propiedad del Milán, pero bastante deficiente en el aspecto futbolístico. Mala, para qué engañarnos. La segunda pasó a ser del conjunto catalán, sobre todo a partir del gol de Giuly y mejoró en todos los sentidos, hasta terminar siendo un recital azulgrana, a partir de entonces, en casa del enemigo. Los jugadores del Barcelona se abrazan al final del partido VESTUARIOS Frank Rijkaard Entrenador del Barcelona Hemos realizado una gran trabajo. El objetivo está cumplido y debemos ir con confianza a la final, en la que no hay ningún favorito Un partido en toda regla Ayer, como por delante había menos tiempo y las cartas estaban bastante más marcadas por la renta del equipo de Rijkaard, todo fue más acorde con lo que se espera de dos equipos de tanta calidad. Ambos ofrecieron su mejor imagen desde el primer minuto. Las sensaciones fueron inmejorables desde que el balón comenzó a dar vueltas. Kaká planteó el primer ataque con un disparo cruzado antes de que el minutero cubriera su primera vuelta y Eto o ya había ofrecido la respuesta instan- Joan Laporta Presidente del Barcelona Quiero agradecer a los jugadores y a los técnicos la calidad demostrada todo el año. Ante el Arsenal será una gran final Carlo Ancelotti Técnico del Milán El gol fue válido. No entiendo que un árbitro de este nivel lo anulara. Nos sentimos penalizados tes después en un mano a mano ante Dida, quien despejó con su cuerpo el remate del camerunés. A partir de entonces fue un partido de verdad. De los buenos. Posiblemente no fuera espectacular porque se jugó mucho en el centro del campo y hubo pocas llegadas a las áreas, pero la intensidad recubría cada acción de ambos equipos. El Barça demostraba que había preparado el partido a conciencia con mínimas variantes tácticas. Se mantenía su clásico 4- 3- 3 pero, por ejemplo, Gio centraba su posición y se convertía casi en un segundo medio centro a la izquierda de Edmilson, para que en muchos momentos el equipo defendiera con tres hombres; Belletti, cerca de Shevchenko; Puyol, con Inzagui; y Márquez, de libre. No eran marcajes al hombre, pero si una zona muy ajustada en sus vigilancias. Bien plantado atrás, el Barcelona desplegó su juego con la intención acostumbrada. Iniesta se convirtió en la piedra angular. Inmenso en todos los sentidos. Iniesta crece hacia el Mundial Se ha ganado a pulso la titularidad en su equipo y se ha hecho un hueco en la mente de Luis para el Mundial. Crece y crece por momentos. Por partidos. Fue el mejor referente para los hombres de arriba y uno más a la hora de la recuperación del balón. Eto o volvió a tener el gol en sus botas al cuarto de hora, pero tampoco superó a Dida en otro mano a mano que supo a gol. Tremenda la igualdad. El Milán estrujó todas sus posibilidades recurriendo a todas sus virtudes, esencialmente su experiencia en esta clase de partidos. Aún así era el Barcelona quien llegaba con más claridad y Ronaldinho y Deco volvieron a inquietar a Dida con dos remates en alto, que servían para que los italianos no intensificaran su