Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Cultura V CENTENARIO DE LA MUERTE DEL DESCUBRIDOR JUEVES 27 4 2006 ABC El pintor José Carmelo Alda recreó El descubrimiento de América en este cuadro que es un clásico de la pintura histórica española ABC El historiador Alfonso Enseñat de Villalonga sigue investigando la biografía del Almirante, al que llama nuestro hérore y despeja incógnitas que cubrían de sombras la vida del descubridor de América Un corsario llamado Cristóbal Colón TEXTO: TRINIDAD DE LEÓN- SOTELO MADRID. Alfonso Enseñat de Villalonga ha adosado su vida a la de Cristóbal Colón. En 1988 estableció el primer contacto con el Gran Almirante y fue en 1999 cuando publicó su primer libro La vida de Cristoforo Colonne editada por el Seminario Americanista de la Universidad de Valladolid y del que dio extensa cuenta ABC. Mantenía que Colón había nacido en Génova y daba pruebas en palabras del nauta. Además, hacía la luz sobre los primeros 40 años de la vida del Descubridor, amén de despejar incógnitas que cubrían de sombras la biografía de quien él llama nuestro héroe. Dijo entonces: Todo lo que se ha escrito desde que nació en 1446 hasta su llegada a Castilla en 1484 es discutible Alfonso Enseñat (Mallorca, 1928) no es partidario de las teorías oficialistas procedan de Génova, Barcelona, Galicia, Ibiza, o Mallorca. Si diez años de investigación dedicó a su primera obra, la segunda se presentará el próximo 4 de mayo en Valladolid, en la XXXIX Feria del Libro. Don Alfonso se muestra muy satisfecho, porque su nueva obra coincide con la Conmemoración del V Centenario de la muerte de Colón (1506- 2006) La ha trabajado desde que terminó la anterior. La actual se titula El Cristóbal Colón histórico: de corsario genovés a Almirante Mayor de las Yndias Es consciente de que su teoría, tan elaborada y detallada, no ha calado aún. De hecho, la Real Academia de la Historia no se ha pronunciado todavía, pero este historiador, que estudió ingeniería industrial, es paciente: Hace poco he leído que Einstein vivió muchos años sin que nadie lo comprendiera. De todos formas, que resulte difícil atacar lo que afirmo es prueba de que no es fácil encontrar un punto débil Cuenta que ni Menéndez Pidal tan concienciado en la lengua de Colón se atrevió a negar la teoría oficial, mientras que Ángel de Altolaguirre, académico de la Historia, entre 1920 y 1930, sí criticó algunos documentos de la teoría genovista En 1999, Enseñat, tras recorrer archivos de Génova, Madrid, Barcelona y Mallorca, dijo que pese a que los cronistas colombianos nos ilustran sobre las actividades de Colón y su padre, no se ha encontrado ningún documento que los respalde Dedujo que saber tan poco del niño y el joven que llegaría a ser el Descu- bridor por excelencia no era lógico puesto que antes de llegar a ese punto culminante de su biografía, se había relacionado con los reyes de Portugal, Castilla, Inglaterra y Francia y con el Dogo de Génova. ¿Quién era pues aquel hombre? El historiador descubre que en la Génova del siglo XV era corriente entre los mercaderes cambiar el nombre familiar al afiliarse a los albergos genoveses, encargados de los préstamos, la Banca, y las compañías de seguros. Dedujo entonces que el nauta podía tener un apellido que no fuera Colombo. Dicho y hecho. Investigación al canto y el hallazgo de que Domenico Scotto, el padre de Colón no era, como asegura la teoría genovista, un humilde tejedor llamado Domenico Colombo, ni su hijo Cristóforo, lanero. Para empezar, esta familia no es compatible con las señas de identidad que Enseñat se muestra satisfecho de que su segunda obra coincida con el V Centenario de la muerte del nauta proporcionan Bartolomé de las Casas y Hernando Colón, que se refieren a la familia como de mercaderes. La misma teoría indica que Colón no salió a la mar hasta 1473, cuando tenía 22 años, mientras que según el propio nauta, al llegar a Castilla llevaba navegando 23. Enseñat afirma, entre otras cosas, que la familia era de rico linaje y rechaza el apellido Colombo y lo sustituye por Colonne, además de asegurar que dejaron Génova cuando Colón era muy niño hasta el punto de que nunca habló bien la lengua del lugar y tampoco la escribía. El apellido Colonne nace del albergo al que la familia, como muchas otras, se unió. Los albergos poseían flotas propias y sus miembros cambiaban, como queda dicho, sus apellidos y blasones por los del albergo. Una de las grandes sorpresas que el investigador mallorquín vivió en los archivos de Génova era que la familia Colombo no aparecía ni en manuscritos ni en genealogías. Sin embargo, Enseñat, en escritos de Hernando Colón ha podido saber que Domenico a su llegada a España limó su apellido y lo dejó en Colon. Castellanizó. así, su apellido, que en genovés resultó ser Colonne. En cuanto al nacimiento del nauta