Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 27 4 2006 Madrid 35 El 9 de mayo arranca el juicio contra la médico residente acusada de matar a tres personas en la Clínica de la Concepción El Ministerio Fiscal pide 65 años y 11 meses de cárcel para Noelia de Mingo b A la facultativa también se la juzga por cuatro tentativas de asesinato, dos delitos y una falta de lesiones. Padecía esquizofrenia paranoide ABC MADRID. Ya hay fecha para uno de los juicios más esperados de los últimos años. La Audiencia Provincial de Madrid procesará partir del próximo 9 de mayo a Noelia de Mingo, la médico residente que, presuntamente en estado de enajenación mental, asesinó a tres personas e hirió a otras siete en la Clínica de la Concepción de la Fundación Jiménez Díaz en 2003, indica Efe. El juicio, que se seguirá ante la Sección Decimosexta, cuyo presidente es el magistrado Miguel Hidalgo, tiene previsto celebrar ocho sesiones: 9, 10, 11, 16, 18, 29, 30 y 31 de mayo. El Ministerio Fiscal reclama 65 años y 11 meses de prisión, y, alternativamente, internamiento en un centro cerrado por el mismo tiempo para De Mingo, a la que también pide que por vía de responsabilidad civil indemnice a los familiares de los fallecidos y a los heridos con más de 757.892 euros. Aunque el fiscal señala que los responsables civiles subsidiarios son la Clínica de la Concepción y la aseguradora Mapfre, en virtud y dentro de los límites del seguro concertado Asimismo, cree que la acusada, que padecía esquizofrenia tipo paranoide con delirios de persecución que afectaba a todo tipo de relaciones sociales y laborales y limitaba parcialmente su capacidad volitiva e intelectual es autora de tres delitos de asesinato. A la médico residente Noelia de Mingo, de 34 años, también se la acusa de cuatro tentativas de asesinato, dos delitos de lesiones y una falta de lesiones con la eximente incompleta de enajenación mental y la agravante de alevosía. En marzo de 2005, un juzgado acordó la prórroga de la prisión preventiva por un periodo de dos años para la facultativa procesada. El 3 de abril de 2003, en el Hospital de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, De Mingo mató a puñaladas a la médico Leilah El Ouamaari, a la paciente Jacinta Gómez y a Félix Vallés, quien estaba en la clínica visitando a su mujer, e hirió a otras siete personas. Noelia de Mingo de hoja y se levantó de la mesa de trabajo, y por la espalda de sus compañeros y trabajadores que se encontraban en la sala, comenzó a agredir con el arma a todas las personas que en ese momento se encontraban realizando los informes médicos señala. Así, la médico residente Leilah El Ouaamari recibió, al menos, cinco puñaladas por parte de la agresora, que provocaron su fallecimiento, mientras que María A. también fue agredida por Noelia de Mingo y resultó lesionada, al igual que Belén A. y la enfermera Carmen F. Además, en el lugar se encontraba la supervisora de la Unidad 43, María Pilar P. que quiso ayudar a las lesionadas y, a consecuencia de ello, resultó policontusionada. Una cerebrito muy mosquita muerta Los vecinos de El Molar, donde vivía con su familia De Mingo, la calificaban como una joven excesivamente retraída, cerebrito, buena estudiante, y muy mosquita muerta La opinión de sus compañeros de trabajo era distinta: llevaba días solicitando pruebas a pacientes que no tenían nada que ver con sus dolencias y escribiendo con el ordenador apagado. Se reía sin motivo. Le tenían miedo. Asesinada cuando telefoneaba Posteriormente, la acusada, con el cuchillo, salió de la habitación por el pasillo, cogió por la espalda a Jacinta Gómez mientras estaba hablando por teléfono con su hijo y le asestó, al menos, nueve puñaladas, lo que le provocó la muerte. Acto seguido, se encontró con Félix Vallés, quien recibió la acometida criminal de ésta y resultó con multitud de puñaladas en órganos vitales, y falleció. Otras tres mujeres, Carmen L. Carmen M. y Cristina T. también recibieron puñaladas de la acusada, aunque lograron salvar la vida. De Mingo admitió que había recibido atención psiquiátrica, pero no recordaba el nombre del médico que la trató ni el centro al que pertenecía. La Policía detiene al padrastro de la chica asesinada en Getafe, a la que violó y dejó embarazada ABC MADRID. Eduardo, el padrastro de Pamela Luque López, la chica de 18 años vecina de Villaverde aparecida muerta el pasado 18 de marzo en un colector de la Depuradora Sur, situada en el barrio de Perales del Río de Getafe, ha confesado la autoría del crimen ante los agentes del Grupo X de Homicidios, que le detuvieron. Asimismo, parece ser que el hombre, de 43 años, habría dejado embarazada a la víctima después de haberla violado, según apuntan los primeros indicios. El crimen se habría desencadenado después de una disputa en la que la víctima amenazó a su padrastro con revelar que él era el padre del niño que estaba esperando. La joven se encontraba entre los 5 y los 7 meses de gestación cuando murió estrangulada. Eduardo, presuntamente, le metió un puñado de pañuelos de papel en la boca, le propinó golpes y la tiró por el colector, a la espera de que el cuerpo de la chica fuera destrozado. El cadáver lo hallaron unos operarios. Detenciones en Móstoles Por otra parte, los agentes de Móstoles han detenido en esa localidad a dos marroquíes por su presunta implicación en el intento de asesinato de un compatriota dueño de un bar de la ciudad. Se trata de Abdelillah I. de 35 años, y su primo Abdelghani S. de 26, con cinco antecedentes. Todo apunta a un ajuste de cuentas por drogas. De manera sorpresiva y súbita Según explica el fiscal, sobre las 14.20 del 3 de abril de 2003, Noelia de Mingo se encontraba en su lugar de trabajo, situado en la sala de control 43 de la tercera planta. De una manera sorpresiva, inesperada y súbita sacó un cuchillo de cocina muy afilado de unos 15 centímetros