Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 27 4 2006 23 Dos terroristas egipcios atentan contra la Fuerza Multinacional de Observadores destacada en el Sinaí El Príncipe Rojo primo del Rey de Marruecos, dispuesto a pagar la fianza a una revista opositora al régimen Bush nombra a un comentarista de la Fox como portavoz de la Casa Blanca Un showman conservador para la nueva imagen de la Administración b El fichaje de Tony Snow rompe la tradición de elegir figuras no procedentes directamente del periodismo para uno de los puestos más visibles de Washington P. RODRÍGUEZ WASHINGTON. En virtud de una complicada pirueta desde el imperio multimedia de Rupert Murdoch en Estados Unidos hasta el podio de la Casa Blanca, el contumaz tertuliano, provocador comentarista y esporádico periodista Tony Snow ha sido nombrado secretario de prensa del presidente Bush, uno de los puestos más visibles en la política de Estados Unidos, vacante tras la forzada dimisión de Scott McClellan. El cambio se produce dentro de la limpieza de primavera en el núcleo duro de colaboradores del líder estadounidense, que esta semana ha vuelto a tocar un nuevo fondo en sus descalabrados índices de popularidad con un respaldo a su gestión limitado al 32 por ciento, según los últimos sondeos. Con fama de showman y experiencia política de primera mano como responsable de los discursos presidenciales de Bush padre, el nombramiento de Snow rompe con la tradición de elegir figuras comedidas y no procedentes directamente del periodismo profesional para ejercer como portavoces del Gobierno. En algunas POOL Aparte del coste económico, las bajas estadounidenses en Irak superan los 2.300 soldados muertos desde el inicio de la guerra de sus recientes columnas de opinión, esta telegénica estrella del movimiento conservador no dudó en reprochar pasividad, complejos y falta de dirección a su nuevo jefe. Durante la presentación de Snow en el diminuto briefing room de la Casa Blanca, George W. Bush intentó desinflar el tremendo bagaje opinativo de su flamante ayudante recurriendo al humor: Le he preguntado sobre esos comentarios y me ha dicho que debería haber escuchado lo que decía de la oposición En ese tono de ironía calculada, el presidente indicó a los periodistas que cada día cubren la cúpula del Ejecutivo federal: Tony ya os conoce a la mayoría, y a pesar de ello ha aceptado el puesto Línea directa con el presidente En los últimos días, Snow pudo asegurarse de que tendrá acceso al proceso de toma de decisiones de la Casa Blanca y línea directa con el despacho oval. Privilegios no visibles en su antecesor, Scott McClellan, cuya credibilidad quedó en evidencia al insistir en que ningún alto cargo de la Casa litares asociados con Irak, desviando 1.900 millones de dólares de la partida de emergencia solicitada por la Casa Blanca para financiar prioridades domésticas, como la seguridad de fronteras. En ese contexto de fricciones y cuestionamientos, altos mandos del Pentágono han empezado a esbozar planes tentativos para reducir de manera significativa su presencia militar en Irak antes de que acabe este año. Bush: Mi trabajo es tomar decisiones, y su trabajo es explicar esas decisiones a la prensa y al pueblo de EE. UU. Blanca estaba vinculado al escándalo de la espía delatada. Afirmación desmentida por el procesamiento del jefe de gabinete de Cheney, además de las pesquisas continuadas hasta ayer mismo sobre la presunta implicación de Karl Rove, el gurú electoral de Bush. El desembarco de Snow, a sus cincuenta años, en la Casa Blanca se produce en lo que se considera como el peor momento de la presidencia de George W. Bush, complicado por la guerra de Irak, los precios de la gasolina y las perspectivas de un gran batacazo de los republicanos en las elecciones legislativas de este año. Aun así, el presidente dejó ayer clara cuál es la división de competencias en su equipo: Mi trabajo es tomar decisiones y su trabajo es explicar esas decisiones a la prensa y el pueblo de Estados Unidos Antes de aceptar su puesto gubernamental, Tony Snow se ha sometido a revisiones médicas para asegurarse de que no existen complicaciones del cáncer de colon del que tuvo que ser operado el año pasado. Su salida del grupo multimedia de Murdoch, donde entre otras colaboraciones estaba a cargo de un programa diario de radio, le supondrá a Snow un recorte de ingresos, ya que sus retribuciones como tertuliano profesional son muy superiores a los 161.000 dólares anuales que recibirá como portavoz de la Casa Blanca. Bajar de 15 a 10 brigadas La cifra considerada por el general George Casey, comandante de esas fuerzas, sería cercana a los 30.000 soldados. Lo que supondría operar con una fuerza de ocupación de 100.000 efectivos, pasando de 15 a 10 brigadas. Después de reunirse con Casey, Rumsfeld ha indicado que cualquier decisión al respecto dependerá de las condiciones que prevalezcan sobre el terreno y de las deliberaciones con el Gobierno iraquí Este replanteamiento, con una decisión que está previsto tomar para este verano, se haría realidad no reemplazando ciertas unidades dentro del proceso de rotación que ha puesto al límite de sus capacidades a la maquinaria militar de Estados Unidos, con unos disparados gastos de mantenimiento y con una lista de bajas mortales que supera los 2.300 soldados hasta la fecha. Estos planes también incluyen la creación de superbases para reducir la visibilidad y la vulnerabilidad de los soldados estadounidenses desplegados en Irak. El nuevo portavoz, Tony Snow, durante su primera intervención ante los periodistas, en presencia de George Bush REUTERS