Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 27 4 2006 Nacional 13 EL DEBATE SOBRE LA NEGOCIACIÓN CON ETA Ibarretxe equipara en un plan de paz a las víctimas del terrorismo y los presos El documento no pone como condición que los etarras pidan perdón b El lendakari propone, además, Aznar dice que ETA ve posible ahora su objetivo por el proceso de ruptura b El ex presidente del Gobierno asegura en Cáceres que la aprobación del Estatuto catalán ha quebrado el sistema político de la Constitución J. E. PARDO CÁCERES. El ex presidente del Gobierno José María Aznar se mostró ayer convencido de que ETA cree posible conseguir ahora su objetivo a raíz del proceso negociación abierto entre ETA y el Gobierno socialista. A su juicio, las exigencias de la banda terrorista tras el alto el fuego, son las mismas de siempre, sin bajarse ni un peldaño, y expresan el deseo de los independentistas de lograr ahora lo que toda la sociedad les había negado durante 40 años. La diferencia es que ahora lo creen posible en el actual proceso de ruptura y negociación política en el que estamos Aznar hizo estas declaraciones en Cáceres en el transcurso de un almuerzo de trabajo organizado por la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) Ante unos 200 representantes del mundo universitario y empresarial de Extremadura, Aznar también se refirió al proceso de reforma estatutaria de Cataluña y se mostró convencido de que la aprobación de ese proyecto ha quebrado el sistema político configurado en la Constitución del 78 En su opinión, la política del Partido Socialista, con arreglo a la cual se van a ir creando artificialmente naciones políticas, es una política que va a socavar la solidaridad y la cohesión Asimismo, dijo que ante esta situación cada ciudadano se va a tener que enfrentar a una decisión vital sobre su país y sobre sí mismos: si se resigna a una disgregación lenta pero inexorable, o si respalda un proyecto de todos para fortalecer lo que nos une, que es España un manifiesto contra la ley que mantiene ilegalizada a Batasuna y reclama al Zapatero el acercamiento de los reclusos terroristas ANA ANTOLÍN VITORIA. El Ejecutivo vasco presentó su anunciado Plan de Paz y Convivencia en el que defiende por igual la elaboración de una Ley de Solidaridad con las víctimas del terrorismo y su reconocimiento público, junto con la prevención de torturas y la defensa de los derechos de los presos de ETA. Propone, además, un manifiesto contra la Ley de Partidos y por el acercamiento de presos. El documento, que parte de una promesa del lendakari en su investidura, ve la luz tras varios aplazamientos a raíz del alto el fuego, y sigue la tónica de iniciativas similares, menos ambiciosas, pero que fueron rechazadas por la mayoría de las víctimas por su equiparación con los verdugos. El lendakari presentó el documento como la aportación del Ejecutivo vasco al proceso de paz y a la mejora sustancial de nuestra convivencia, creando las condiciones favorables para un horizonte de reconciliación Una sociedad que debe construirse sobre la memoria a las víctimas, la justicia y el respeto a los derechos humanos dijo. Antes de su puesta de largo, Ibarretxe se reunió con sus dos socios de Gobierno Joseba Azkarraga, por EA, y Javier Madrazo, por EB, en el denominado consejo político y anunció que el plan recalará en el Parlamento vasco que, en su día, fracasó en el intento de hacer un homenaje a las víctimas del terrorismo. Ibarretxe defendió que ningún proceso de paz se puede construir sobre el olvido en línea con lo que plantean las víctimas, algo que no ocurre en el caso de la petición de perdón, que no se Las manos de Ibarretxe sostienen un dibujo infantil sobre la paz incluye como condición previa para una futura reconciliación. Más allá de falsas equidistancias- -expone el documento- sólo existe un referente válido para trabajar en clave de convivencia: el respeto de todos los derechos humanos, sin exclusiones Así, el plan apela al reconocimiento del dolor para equiparar a víctimas con verdugos y también a la diversidad de sufrimientos para destacar la necesidad de aliviar todos ellos, citando, por igual, al ocasionado por la violencia de ETA y el Gal, por las torturas, la dispersión de los presos etarras, y el de las personas con sus derechos políticos y civiles vulnerados en referencia a Batasuna, a la que no cita. Anuncia, al respecto, que el tripartito presentará iniciativas parlamentarias e institucionales, algunas de ellas dirigidas a la modificación de leyes, como la de Partidos a la que no alude de forma expresa. También plantea instar al Gobierno a elaborar un plan para acercar a los presos de ETA, así como desarrollar la Ley vasca de EFE Universidades para ayudar a los estudios de los presos terroristas. En relación a las víctimas, el Ejecutivo vasco se marca como objetivo impulsar la probación de la Ley de Solidaridad, consolidar el diálogo y el acercamiento de las administraciones públicas a las víctimas así como mantener y, en su caso, mejorar la política de prestaciones materiales y de apoyo económico a este colectivo. El objetivo es que sientan nuestra solidaridad activa Además, se les pide perdón por los errores que todos hemos cometido Engaño para las víctimas El nuevo plan Ibarretxe contó con el rechazo del PP vasco a través de su presidenta, María San Gil, que lo definió como un disfraz que pretende engañar a las víctimas, la mayoría de ellas enfrentadas al Ejecutivo vasco por su olvido institucional. San Gil dijo al lendakari que se le debía caer la cara de vergüenza por presentar ahora este documento.