Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 26 4 2006 Deportes 95 LIGA DE CAMPEONES VUELTA DE LAS SEMIFINALES El Barça, a nadar y guardar la ropa La victoria de San Siro permite al equipo de Rijkaard jugar un partido más táctico ante un Milán obligado a llevar la iniciativa desde el principio ENRIQUE ORTEGO Llegó la noche soñada. El plan ha salido a pedir de boca. Victoria (0- 1) en el partido de ida, con el golpe moral que ello conlleva para el rival y el subidón de autoestima para sí mismo, y la vuelta en casa con el respaldo de los suyos. En un Camp Nou que ya está más pendiente de conseguir una de las veinte mil entradas que tendrá el Barcelona para la final de París- -habrá tortas- que del partido en sí. Tiene la afición barcelonista plena confianza en su equipo. No es para menos. A lo largo de toda la temporada, tanto en la Liga como en la Champions ha dado muestras de que sabe controlar las emociones y las situaciones. Posiblemente esta noche no veamos el Barça espectacular de hace unos meses, porque está en juego nada menos que una final continental, pero seguro que sí vemos ese equipo táctico, riguroso, sobrio, que ha aprendido en este curso a tratar cada desafío con el tinte justo y necesario. A buen seguro que Rijkaard aconseja esta noche a sus hombres que más que nunca jueguen con la cabeza, que recuerden los errores del pasado- -sobre todo aquel partido de la temporada pasada en Stamford Bridge ante el Chelsea- -y que tengan presente que saltan al campo con un gol de ventaja y tienen noventa para dar el golpe definitivo. LAS FRASES Frank Rijkaard Entrenador del Barcelona Nuestra mentalidad nos obliga a salir en busca del segundo gol, tenemos confianza. Jugamos en casa, tendremos el apoyo de nuestro público y todos saldremos a ganar el partido sin pensar en el resultado de la ida. No hay que pensar en cambiar en ciclos ni en cosas tan profundas. Únicamente tenemos que pensar en clasificarnos para la final Barcelona- Milán Apercibidos de sanción: -Puyol, Márquez, Van Bommel- Nesta, Gattuso, Inzaghi, Maldini Gio Deco Ronaldinho Shevchenko Eto o Iniesta Kaká Giuly Inzaghi Dida Kaladze Márquez Valdés Puyol Edmilson Gattuso Cafú Ronaldinho Jugador del Barcelona Acostumbramos a decir que el siguiente partido es siempre el más importante, pero esta vez tenemos la oportunidad de entrar en la historia del club. Es lo mejor que puede pasar y debemos prepararnos bien para llegar a la final. Hay que jugar con la misma atención que el día del Chelsea, pero de la misma forma que jugamos siempre: jugar para ganar, no por el resultado del partido en Milán Belletti Pirlo Nesta Suplentes Barcelona: Jorquera (p. s. Sylvinho, Gabri, Mota, Van Bommel, Maxi, Larsson Seedorf Serginho Milán: Fiori (p. s. Maldini, Jankulovski, Simic, Rui Costa, Stam, Vogel Carlo Ancelotti Entrenador del Milán 20. 45 (TVE- 1) Para nosotros es un partido muy importante esta temporada porque puede ser nuestra tercera final en cuatro años, pero dejar paso al Barcelona y no llegar a la final de París no sería exactamente un fracaso Markus Merk (Ale. Camp Nou Shevchenko, tres goles en el 97 Es el Milán el que tiene que marcar territorio esta noche. El que tiene que salir a buscar el partido sin dejar espacio a esa especulación que muestra en ocasiones. Repito que viendo jugar al equipo de Ancelotti siempre da la sensación de que no se exterioriza del todo, que siempre juega con el freno de mano echado y que no expone todo el potencial que tiene. Hoy, si quiere remontar, no podrá dejarse nada en el cuerpo. Por eso el técnico italiano ha dado una vuelta de tuerca más a su once con la titularidad de Cafú, en la banda dere- cha, y de Filippo Inzaghi, arriba como socio de Sevchenko. Jugar con Cafú y Serginho de laterales es una apuesta por el ataque y por el juego por las bandas. Por dentro, Pirlo y Kaká. Si ellos funcionan, el Milán funciona, aunque el medio centro está muy lejos de su mejor forma, y vaya si lo acusa su equipo. Con todo ello, sin duda el hombre más determinante y a quien deberán atar muy en corto sigue siendo el ucraniano. Es imposible olvidar que Shevchenko, entonces con el Dinamo de Ancelotti se la juega al ataque total con Cafú e Inzaghi y en el Barça Belletti entra por el sancionado Oleguer Kiev, una noche de noviembre del 97, marcó tres tantos en este mismo escenario a un Vitor Baía que abandonó llorando el estadio. Seguro que muchos de los que hoy acudan al Camp Nou estuvieron entonces y sentirán un cosquilleó cada vez que el siete rossonero meta la directa. El Barcelona tampoco regatea elementos. Belletti por Oleguer y el mismo equipo de San Siro, con la novedad de que Larsson también estará a disposición de Frank Rijkaard, aunque lo lógico es que Giuly mantenga su titularidad después de su decisivo gol de la ida. Ronaldinho está plenamente recuperado y en él confía una vez más el protagonismo para rematar una faena de aliño comenzada hace ocho días en Milán y que, si el equipo no falla, debe llevarle a su quinta final de la Copa de Europa. Clarence Seedorf Jugador del Milán Sí, está bien la palabra milagro, pero creemos que se puede remontar, hemos llegado aquí para ganar y llegar a la final de París Adriano Galliani Presidente ejecutivo del Milán Queremos llegar a París a toda costa. Milán y Barca, primero y segundo en la clasificación mundial, se tendrían que haber encontrado en la final, pero lamentablemente esto es una semifinal