Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 Deportes LIGA DE CAMPEONES VUELTA DE LAS SEMIFINALES MIÉRCOLES 26 4 2006 ABC Hay que jugar como lo hicimos contra el Chelsea. La renta es buena, sí, pero no suficiente. Será más difícil que en San Siro Para que la temporada sea un 10, tenemos que ganar la Champions Si encima de ganar la Liga llegamos a París, le pondría un 9 Aquí sólo vale Europa, no se es consciente de lo difícil que es ganar otra Liga Del año pasado a este han cambiado muchas cosas, pero lo más importante es la madurez del grupo. Somos un bloque, conseguimos jugar con calidad y defendemos muy bien En la vida todo son ciclos, nada dura eternamente. Con nosotros, igual: tarde o temprano esto se va a acabar DECO Centrocampista del Barcelona Ganar la segunda Liga tiene más mérito que ganar la Champions Es el único jugador de la actual plantilla de Barcelona que ha ganado la Copa de Europa y espera aportar su experiencia en este tipo de partidos a sus compañeros. No jugó en la ida por sanción y avisa que el Milán de esta noche será más peligroso que el de San Siro TEXTO ENRIQUE YUNTA FOTO ELENA CARRERAS BARCELONA. Esta noche regresa al equipo de Rijkaard después de perderse la ida por sanción y quiere volver a jugar una final de Champions -Debe motivarle más este partido por no haber disputado la ida. -Sí que motiva, está claro, pero tampoco influye demasiado. Pasar a la final, eso sí que motiva de verdad. -La renta es buenísima. ¿Vale especular con el resultado? -Hay que jugar como lo hicimos contra el Chelsea. La renta es buena, sí, pero no suficiente porque el Milán es grande. Será muy difícil, incluso más que el partido de San Siro. ¿Y cómo hay que salir? -Sobre todo, hay que afrontarlo con tranquilidad. No tenemos que tomar riesgos y hay que evitar que nos hagan algún gol en los primeros minutos, es clave. Una vez superado este momento, ya jugaremos como realmente sabemos. -Ellos tienen que atacar. -Claro, vendrán a por todas. Por eso digo que será más difícil, sólo les vale ganar. Si estuviera en su equipo saldría a muerte. -Antes de saber el veredicto final de la Champions ¿qué nota le pondría a la temporada? -Para ser un 10 tenemos que ganar la Champions Si encima de ganar la Liga llegamos a París, le pondría un 9. -En Barcelona parece que sólo vale ganar en Europa. ¿Les molesta que no se le dé tanta importancia a la Liga? -Yo le digo una cosa. Ganar la segunda Liga de forma consecutiva es muy difícil. La gente no es consciente de la dificultad que conlleva ganar este título, que está muy cerca. Hemos tenido muchas lesiones, un arranque menos bueno que el de la temporada pasada o, mejor dicho, no empezamos como quería la gente. Pese a todo, esta Liga tiene más valor que la primera e incluso que ganar la Champions de veras. ¿Realmente cree que ha habido y hay tanta diferencia con el resto? -No, tanta no. Aunque hemos jugado mejor, hemos sido muy superiores y en los momentos decisivos hemos aguantado siempre muy bien; estamos por encima de los otros. ¿Cuál es el secreto? -Es lo que siempre se dice, pero la humildad, en serio. Sabemos que tenemos que trabajar siempre y, además, tenemos calidad, algo que diferencia a los equipos; el nuestro está muy unido. -Cuando jugaba en el Oporto dijo que era casi imposible superar el concepto de aquel equipo como tal. ¿Cambia de opinión ahora? -Creo que sí. Del año pasado a este han cambiado muchas cosas, pero lo más importante es la madurez del grupo. Somos un bloque, conseguimos jugar con calidad y defendemos muy bien. Hemos mantenido el mismo nivel pese a todas las dificultades que hemos tenido, que han sido bastantes. Creo que hemos conseguido una madurez que antes no teníamos. Siempre hemos luchado con la misma humildad. -Hace tres años la gente salía a la calle para celebrar que el Barça se clasificaba para la UEFA en el último suspiro. Ahora se puede permitir tomar la decisión de cuándo ganar la Liga. ¿Qué ha cambiado desde entonces? -Al margen del trabajo de la directiva, que es donde empieza todo, influye mucho el haber fichado bien. La clave es tener futbolistas con mentalidad ganadora, que es muy difícil de conseguir. Han venido jugadores que saben que estar en el Barça es algo precioso y quieren disfrutar de su estancia aquí. ¿Vislumbra el límite del equipo? -Siempre lo hay. Los jugadores de ahora no vamos a estar toda la vida, nos haremos viejos, lamentablemente. -Este año incluso les aplaudieron en el Bernabéu. -Es sólo una anécdota. Bonito, pero ya está, es un honor que nos aplaudiera una mejor de las aficiones del mundo. Insisto en que lo importante ha sido saber llevar el vestuario. No nos hemos dejado influir por las cosas externas, ni lo bueno ni lo malo. Cuando nos critican, nos da igual, como cuando nos halagan. Pasamos del entorno, es lo bueno de este equipo. -El barcelonismo disfruta más si cabe este año viendo que el principal enemigo lo pasa mal en lo deportivo y en lo institucional. ¿Entiende lo que le ha sucedido al Madrid? -En la vida todo son ciclos, nada dura eternamente. Con nosotros igual, tarde o temprano esto se va a acabar. Algún día no jugaré aquí, quizá otro día Ronie no destaque, Xavi lo dejará, Puyol no será capitán... Si pensamos en el día del fin, olvidamos el presente. -Su futuro siempre está en boca de todos. -Yo siempre he dicho que quiero estar donde me quieren y, de momento, siempre me he sentido querido aquí. El día que cambie la historia no necesito que nadie me lo diga, ya me iré solo.