Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 26 4 2006 47 Sociedad El próximo curso los alumnos de Secundaria con tres suspensos deberán repetir Los españoles confían mucho en la Cruz Roja y los científicos y poco en los políticos y la Iglesia Una encuesta en trece países revela que los médicos son el grupo profesional más valorado b Sólo dos de cada diez españoles participan en algún tipo de asociación. Las que menos interés generan son las religiosas, las ONG y las benéficas R. BARROSO MADRID. No podría imaginar Henry Dunant que más de ciento cuarenta años después de contemplar a aquellos 40.000 heridos que yacían agonizantes en el campo de batalla y a quienes decidió dar asistencia médica, su organización, la Cruz Roja, sería la institución más valorada a nivel internacional y que superaría, incluso, a las mismísimas Naciones Unidas. En segundo lugar, los ciudadanos colocan su confianza en las instituciones vinculadas con justicia y el mantenimiento del orden como los Tribunales, el Constitucional, el Ejército o la Policía. Por contra, las autoridades religiosas son las que registran los niveles más bajos de confianza. Así lo revela el Estudio Internacional sobre Capital Social elaborado por la Fundación BBVA y que pone de manifiesto que los españoles no se apartan de la pauta general de los trece países estudiados. En España y, en cuestión de confianza, suspenden la Iglesia católica, otras organizaciones religiosas y las empresas multinacionales. Los sindicatos, el Ejército, el Gobierno central y los regionales aprueban por los pelos. Un poco más se confía en el Parlamento, Naciones Unidas, la Policía o el Tribunal Constitucional, aunque todos ellos quedan desbancados frente al cercano notable que consiguen las organizaciones no gubernamentales o la organización ecologista Greenpeace. ¿En qué medida le inspiran hoy confianza cada una de las siguientes instituciones? (Medido en una escala de 0 a 10) EE. UU. El Tribunal Constitucional Los Tribunales de Justicia La Policía El Ejército El Gobierno El Gobierno regional El Parlamento Los medios de comunicación El Banco Central Los sindicatos Cruz Roja Greenpeace Organizaciones no gubernamentales Naciones Unidas Empresas multinacionales Comisión Europea Iglesia Protestante Iglesia Católica INFOGRAFÍA ABC Participación en al menos una asociación en los últimos 12 meses que participa como miembro) Italia 5,6 5,5 6,5 6,5 4,3 4,7 4,8 5,2 5,2 4,9 7,5 6,4 5,6 5,5 5,2 5,3 3,6 6,4 España 5,7 5,5 5,8 5,2 5,2 5,2 5,4 5,5 5,0 5,1 7,3 6,6 6,6 5,5 4,5 5,3 2,7 4,6 Francia 5,5 5,7 6,0 5,7 4,6 5,4 5,2 5,2 5,5 5,3 7,0 6,1 5,6 4,8 5,1 5,0 4,6 5,4 Reino Unido 5,5 5,9 6,1 6,1 4,8 4,9 4,9 4,2 5,8 5,5 7,3 6,1 5,0 5,3 4,6 4,7 5,3 5,1 Dinamarca EE. UU. Alemania R. Unido Japón Francia Chile Israel Italia España Rusia México Turquía 44,6 39,6 34,7 33,7 32,8 32,5 29,0 25,2 20,6 11,3 11,2 66,3 6,7 6,4 6,6 7,1 5,7 5,9 5,7 5,2 6,4 5,6 8,1 6,3 5,8 5,5 4,9 4,9 6,5 5,9 91,1 Infografía ABC La familia y los amigos son los primeros a quienes se recurriría en caso de necesidad les recurriría en primer lugar a un familiar. Los daneses son, en líneas generales, los que más confían en sus conciudadanos, seguidos de los británicos y estadounidenses. Después, España, Alemania y Rusia. Ahora bien, son los chilenos y los turcos los que menos se fían. No obstante, esta confianza generalizada no implica que se perciba a los demás como seres altruistas; más bien lo contrario: gente egoísta que persigue sobre todo su propio interés. Así lo piensan seis de cada diez españoles, dos de cada diez creen que algunas veces los demás miran por sí mismos y que algunas veces ayudan a los demás y sólo uno de cada diez considera que en la mayoría de las ocasiones la gente sí intenta ayudar al resto. En lo que respecta a las creencias religiosas o al grupo étnico de los ciudadanos, éstas no son tenidas en cuenta a la hora de establecer una mayor o menor confianza. Las excepción la constituyen mexicanos, turcos y japoneses para lo primero, y a ellos se unen los rusos para lo segundo. En resumen, España es un país que combina altos valores de confianza, que tiene redes personales amplias (familia y amigos) y que presenta una muy baja participación en asociaciones. El mapa del capital social Dinamarca y Estados Unidos: confianza alta, redes amplias y vida asociativa extensa Reino Unido, Francia, Italia e Israel: niveles medio- altos de confianza, redes medianas y vida asociativa moderada. España: combina valores altos de confianza y redes personales amplias con una muy baja participación en asociaciones. Alemania: niveles medios de confianza y una vida asociativa activa. Turquía: confianza interpersonal baja, confianza institucional alta y vida asociativa muy limitada. México: confianza media, red familiar amplia aunque con una red de amigos reducida y vida asociativa muy limitada. Japón: alta confianza y dependencia en caso de necesidad de la red familiar, que es reducida. Lugar destacado para los compañeros de trabajo. Chile: confianza interpersonal baja, confianza en instituciones media, red familiar amplia aunque con red de amigos muy reducida. Rusia: Es el país que registra las puntuaciones más bajas en todas las dimensiones del capital social. Farolillo rojo para los políticos Ahora bien, en lo que se refiere a grupos profesionales, los médicos, los científicos y los maestros son los que suscitan mayores niveles de confianza en todos los países. Los jueces, policías, militares- -grupos vinculados con el mantenimiento del orden- así como los religiosos se sitúan en el medio, seguidos de funcionarios, empresarios y comerciantes. El farolillo rojo es, a nivel internacional, para los políticos. Dinamarca y Estados Unidos son las naciones con mayores niveles de confianza institucional. En España, el Gobierno nacional recibe sólo un raspadillo 5,2 (al igual que los autonómicos) y es superado por el 5,3 o el 5,6 que le dan los mexicanos y chilenos a sus dirigentes. Ahora bien, suspenden Francia, Italia, Reino Unido, Japón o Rusia. El estudio repasa también el nivel de participación de los ciudadanos en asociaciones. Y su dictamen es claro: es un fenómeno con una implantación muy limitada en la mayoría de los países. Tan sólo en sociedades como la danesa o la estadounidense tiene una fuerte presencia: en la primera los ciudadanos participan en los sindicatos, mientras que en la segunda optan por las asociaciones religiosas. En España, dos de cada diez ciudadanos son miembros de una asociación (situándose sólo por delante de Rusia, México y Turquía) y el 16,5 por ciento contribuye con dinero a alguna de ellas. Pero para más inri, se observa que son las asociaciones artísticas, culturales o recreativas las que concentran mayor interés, frente a las religiosas y las de cooperación al desarrollo. Familia y amigos Otra de las conclusiones que pone sobre la mesa este estudio es que los españoles confían, sobre todo, en la familia y los amigos. No en vano, España es después de Dinamarca el país en donde los individuos tienen una red más amplia de familiares y amigos (unas 20 personas) Así, cuando se tienen problemas, cuatro de cada cinco españo-