Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Internacional MIÉRCOLES 26 4 2006 ABC El fin de las protestas en Nepal no zanja la crisis por el rechazo de la guerrilla al acuerdo La euforia se desata en las calles tras ceder Gyanendra el poder político convocará elecciones para designar a una Asamblea Constituyente que promulgue una Constitución donde se limitará o suprimirá la Monarquía PABLO M. DÍEZ. ENVIADO ESPECIAL KATMANDÚ. Después de tres semanas de huelga general y de masivas protestas, la capital de Nepal, Katmandú, estalló ayer finalmente... pero en una fiesta. Como estaba previsto, decenas de miles de personas tomaron las calles de la ciudad y de otras poblaciones de este pequeño país del Himalaya. Sin embargo, y a diferencia de las movilizaciones de los últimos días, dicha marcha no era de protesta, sino de celebración. Eufóricos, los nepaleses festejaron la derrota del Rey Gyanendra, quien la noche anterior acabó cediendo a la presión popular al restaurar el Parlamento que disolvió en 2002 para tratar de imponer una Monarquía absolutista. b El Parlamento La normalidad vuelve a Katmandú Aún queda por delante una negociación política, sobre todo con la guerrilla maoísta, que se prevé bastante complicada, pero los nepaleses no querían que esas dificultades les amargaran ayer el día. No en vano, el poder popular había logrado una incontestable victoria sobre el Rey Gyanendra y la sociedad se merecía celebrarlo por todo lo grande después de tres semanas de una huelga general que ha paralizado al país y del toque de queda impuesto durante los últimos días en Katmandú. Una vez pasada la euforia de la mañana, con decenas de miles de personas recorriendo una y otra vez el anillo de circunvalación de la capital nepalés, esta bella y mística ciudad plagada de templos hinduistas y budistas recobraba la normalidad. La gente volvía a salir a la calle durante el día- -algo que no había podido hacer desde el pasado viernes- los coches y las motocicletas colapsaban de nuevo sus destartalados y sucios callejones y las tiendas abrían sus puertas para alivio de los comerciantes. En estas tres semanas, he perdido unas 25.000 rupias (unos 250 euros) por el alquiler que he tenido que pagar mientras mi negocio estaba cerrado y otras 95.000 rupias (950 euros) por los ingresos que he dejado de percibir se quejaba Kishore, quien regenta desde hace ocho años un local de artesanía en el céntrico distrito de Thamel. Afortunadamente para él, los turistas también habían vuelto a abarrotar las calles. gará una nueva Constitución. Dicha Carta Magna reducirá el poder del Rey Gyanendra para convertirlo en una figura ceremonial y hasta es posible que plantee un referéndum para que el pueblo decida entre Monarquía o República. Pero el fin de las protestas no ha zanjado la crisis en Nepal, ya que la guerrilla maoísta, que se había aliado en noviembre con la oposición, se desmarcó ayer del acuerdo con el Rey, al que pretenden derribar desde hace ya una década en un conflicto que ha costado más de 12.000 vidas. En un comunicado, el líder maoísta, Prachanda, acusó a los siete grupos políticos de traición y amenazó con bloquear Katmandú. Humillación del Soberano Tras la humillación del Soberano, que hasta se vio obligado a ofrecer sus condolencias por los 17 fallecidos en la revuelta, la multitud inundó la circunvalación de Katmandú enarbolando banderas de las principales fuerzas políticas, el Partido del Congreso y el Partido Comunista. A bordo de camiones atestados y de autobuses con decenas de pasajeros subidos al techo, los manifestantes cantaban proclamas democráticas e increpaban, en tono más jocoso que amenazante, a los pocos policías que vigilaban las calles. Hemos ganado, vosotros y el Rey habéis perdido coreaban haciendo sonar las bocinas de sus coches y motocicletas. Estamos muy contentos porque el Rey ha devuelto el poder a los partidos, pero ahora queremos una nueva Constitución que limite su autoridad política y militar explicó a ABC Roshoun Gnimire, un estudiante de Económicas de 21 años que se había unido a la manifestación del Partido Comunista. Partiendo desde distintos puntos de la ciudad, las marchas organizadas por los siete grupos de la oposición confluyeron en Kalanki, una plaza al oeste de Katmandú donde el fin de semana fallecieron tres personas en choques con la Policía. En esta zona emblemática del poder popular que ha doblegado al Rey de Nepal, los representantes de la alianza opositora detallaron a la muchedumbre su programa político desde la terraza del Hotel Pacífico. Con el presidente del Partido del Congreso, Girija Prasad Koirala, designado primer ministro, el Parlamento restaurado tendrá como objetivo principal convocar elecciones para escoger a una Asamblea Constituyente que promul- Muere el gran rabino de una secta judía ultraortodoxa ABC. A los 91 años de edad, el pasado lunes murió de cáncer en un hospital de Nueva York el gran rabino Moses Teitelbaum, líder de 120.000 miembros de la secta judía ultraortodoxa Satmar Hassidim. Los funerales, que fueron seguidos por una gran multitud (en la imagen) se celebraron en la sinagoga Yetv Lev D Satmar de Brooklyn. La secta, que toma su nombre de la ciudad Satu Mare, actualmente en territorio rumano, se opone a la existencia del Estado de Israel porque cree que la soberanía de los judíos sobre Tierra Sagrada sólo será posible cuando el Mesías venga a la Tierra. AP