Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión MIÉRCOLES 26 4 2006 ABC AD LIBITUM VISTO Y NO VISTO LA MUJER BARBUDA CÓGELAS DEL RABO tentar predecir las respuestas psicológicas de John E le ha escapado al presidente Rodríguez: No deGlenn. Con esta experiencia, más alguna lectura atrasabíamos claudicar en el uso de la palabra da de Desmond Morris- ¡cómo estremecía aquella sola matrimonio Con las palabras, los seres humapa de El mono desnudo -y un cursillo en escolástica nos construimos significados y moldeamos la realidad. del Bierzo, Rodríguez ha otorgado al mono español la caEs el mejor resumen del programa de progreso gubertegoría de persona individual de naturaleza racional. nativo que uno conozca. ¿Qué pedía Octavio Paz para las- -Conlas palabras los seres humanos construimos sigpalabras? Dales la vuelta, cógelas del rabo (chillen, punificados y moldeamos la realidad. tas) azótalas... Y ahí tenemos a Rodríguez. Cónyuge A y cónyuge B, progenitor A y proge ...Sórbeles sangre y tuétanos, sécalas, cápalas, nitor B... ¿Lo ven? El problema de la realidad es de písalas, gallo galante, tuérceles el gaznate, cociíndole metafísica. Es verdad que a Bertrand Rusnero... Lacan comparaba la técnica del psicoanasell, para desengañarlo de la metafísica, su abuelista con la del cocinero, dos oficios unidos, según la le hacía el cuento de What is mind? no matél, por el conocimiento de las resistencias que apater; what is matter? never mind. ¿Qué es la recen cuando se despedaza a un animal. ¿Es un mente? No importa (no es materia) ¿Qué es la maanimal España? ...Destrípalas, toro, buey, arrástralas, hazlas, poeta, haz que se traguen IGNACIO RUIZ teria? No importa (nunca es mente. Pero tamQUINTANO bién es verdad que Rodríguez no es Russell para todas sus palabras andar por esos charcos de Dios. Se dice que Atahualpa se hizo pintar en la uña de su ¿Dios? ¡Hummm! En su concepción anárquica de la lidedo pulgar la palabra Dios Había mojado su dedo en bertad como el dominio de lo arbitrario, Rodríguez queel cosmos explica Foxá. Y cuando los capitanes extrerría hacerse Dios. No Adán, que estaba limitado, el hommeños leían con reverencia aquella palabra, el emperabre, a poner motes a los animales. Dios. Bien mirado, dor inca sentía admiración hacia ellos, y Pizarro, analfa ¿qué mejor summum bonum que Rodríguez para una beto, queno la entendió, mereció siempresu desdén. Acaclase media como la española? A Dios se lo cargaron los so ello lo condujo a tragarse su palabra, es decir, a la jacobinos para poner a la Nación, que se la cargaron los muerte. marxistas para poner al Proletariado, que es un sumLa Escuela de Escritores votó para este 23 de abril la mum bonum tan raro que ni siquiera vota a la izquierpalabra más bonita del castellano, y les salió Amor da. (En Kansas los proletarios lucen pegatinas con este que es Roma al revés. Ya dice Sloterdijk que toda palamensaje: Un trabajador que apoya a los demócratas es brahumana no es sino un disparo a lo abierto. La izquiercomo un pollo que apoya a Kentucky Fried Chicken. da, desde luego, no se cansa de disparar, y acaba de darle Volvamos, pues, a Dios. Así, todo lo que antes, cuando al mono, otra minoría marginada. ¿No decían que el DaAtahualpa, se pensaba para Dios, se piensa ahora para rwin de la botella de anís era Rubalcaba? En esta carrera tíos como Rodríguez, que se convierten en lo que uno se de sacos que viene a ser la feria de los derechos humanos, imagina que sería la divinidad, si existiera. ¡Ser como primero fue la mujer; luego, el gay; y ahora, el mono. Lo Dios! Tiene su lógica. ¿Se acuerdan ustedes del Génesis? del mono no se le había ocurrido ni a Edward Kennedy, Dijo Dios: que las aguas pululen de seres vivos... Y Ropadre del progreso que se opone fieramente a las investidríguez, que escribe extrategia con equis, dice: Que gaciones con monos porque son una base ridícula sin los terroristas sean pacifistas. Y se vacían los chabolos. tener en cuenta que la Nasa envió a un chimpancé llamaO: Que los monos sean hombres. Y habrá que vaciarlos do Enos hombre en griego, matiza Tom Wolfe, anzoos, claro, porque esa pobre gente está ahí ilegalmente. ticipando a Rodríguez- -a que orbitara la Tierra para in- P OR español y por bajito mereció Jusepe Ribera el sobrenombre de Il Spagnoletto y con él figura en la historia del Arte y en los catálogos de las primeras pinacotecas mundiales. Tan sabio era Ribera que, aun habiendo nacido en Játiva, se estableció en Nápoles y así, sin salir de España, se ahorró buena parte de las embestidas con las que ya entonces, en la primera mitad del XVII, la mitad de España obsequiaba a la otra mitad en justa correspondencia a las topetadas que había recibido de ella. Ribera es un pintor que, en sus días, pudo competir en gloria con el mismísimo Velázquez y Felipe IV, gran crítico de arte, acumuló en su colección tantas obras M. MARTÍN del uno como del otro. FERRAND Hay en el Prado una Magdalena penitente que es, para mí, uno de los cuadros más bellos del artista. Ella, sin perder la compostura, llora reclinada sobre una calavera y la composición y el juego de las luces le dan a la obra un aire que, anticipándonos el romanticismo, genera una sensación rara en la que conviven el sosiego y la inquietud. Pero no es un cuadro políticamente correcto. No consta ni hay manera de averiguar si el luminoso cráneo que acaricia Magdalena es de hombre o de mujer. Quizás por eso, viéndolas venir, el duque de Alcalá, virrey de Nápoles, le encargó el retrato de Magdalena Ventura, una señora casada y con tres hijos a la que le salieron barba y bigote a los 37 años, antes de alumbrar otros cuatro hijos más. El lienzo, en el que la barbuda señora, a los 52 años, amamanta a su último hijo en presencia de su segundo esposo, se conserva en Toledo y suele ser celebrado con desenfado por los muchos visitantes que acuden a la ciudad imperial. Cuento lo de más arriba porque Magdalena Ventura, la mujer barbuda por excelencia entre todas las inmortalizadas por pinceles de rango superior, bien pudiera ser el santo y seña de la estupidez feminista que nos rodea y perturba. Si estamos dispuestos, arrastrados por la fiebre paritaria que transmite el Gobierno de Zapatero, a considerar como mérito para la obtención de ayudas en la investigación científica el número de mujeres que integra un determinado equipo, ¿no serán la barba y el bigote, bien poblados ambos, el paradigma de reivindicación que, llevada hasta el absurdo, anula el valor y el mérito del camino que, para evidenciar su propia identidad, han sabido recorrer muchos miles de mujeres contemporáneas que ya brillan en todos los segmentos de la actividad nacional? No sé, ni me importa, si la iniciativa que trata de sexar la investigación científica es fruto del caletre de la ministra felizmente saliente o de la recién llegada a Educación. Es, en cualquier caso, síntoma del complejo y la enfermedad que anidan en el espíritu de este Gobierno, capaz de anteponer el número al valor moral cuando se quiere hablar de igualdad. ¡Qué Magdalena Ventura les ampare! S -Es justo que se les reconozca a algunos de nuestros hermanos socialistas la misma inteligencia que a nosotros los chimpancés