Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 25 4 2006 Economía 87 Ocaña llegó al Ministerio de Hacienda en 2004, de la mano de Fernández Ordóñez Caldera anuncia un plan de choque para convertir empleo temporal en fijo ABC MADRID. El ministro de Trabajo, Jesús Caldera, anunció ayer que la reforma laboral que los agentes sociales y el Gobierno están a punto de firmar incluirá un plan de choque que funcionará durante un periodo de tiempo limitado y que premiará la conversión de los contratos temporales en indefinidos. Durante su participación en un acto convocado por la Universidad Politécnica de Madrid para conmemorar el décimo aniversario de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, Caldera dijo que la reforma, que se firmará antes de que acabe el mes de mayo, incluirá un plan de choque que premiará con ayudas públicas la conversión de contratos temporales en indefinidos. Aunque el ministro no precisó ningún aspecto del plan, poco después, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, anunció en un acto público en Sevilla que la medida servirá para facilitar de manera masiva la conversión de empleo temporal en indefinido. Méndez tampoco quiso explicar nada más por no adelantar acontecimientos pero dijo tener fundadas expectativas de que el plan reducirá la temporalidad laboral en poco tiempo Sin embargo, fuentes de CC. OO. aseguraron que, aunque ese tema se ha tratado en la mesa de la negociación, aún no está cerrado De la actividad docente a la Administración Carlos Ocaña Pérez de Tudela, el flamante secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, es un economista madrileño de 46 años que ha repartido su vida profesional entre la docencia y la Administración. Más técnico que político, Ocaña. que dejó el mundo de la enseñanza en 1992, llegó al Ministerio de Economía en 2004, de la mano de su predecesor, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, con quien había trabajado previamente tanto en el Tribunal de Defensa de la Competencia como en la Comisión Nacional de la Energía. Los cinco años previos a su llegada al Ministerio, entre 1999 y 2004, el ahora secretario de Estado trabajó en París, en la OCDE, y desde entonces ha desempeñado el cargo de secretario general de Presupuestos y Gastos, a las órdenes directas de Ordóñez, con lo que la continuidad parece asegurada. Ocaña defiende la supresión de deducciones en el Impuesto de Sociedades mación con las distintas administraciones tributarias. Estamos trabajando desde la agencia estatal para asegurar que los consorcios cumplan un criterio de transparencia. -El Estatuto de Cataluña incluye también las bases del nuevo sistema de financiación autonómica y aunque faltan puntos por definir, lo fundamental ya está acordado. -Discrepo totalmente de esa afirmación. El Estatuto de Cataluña establece unos principios generales de financiación pero no prejuzga cuál va a ser el modelo de financiación autonómica. -El Estatuto fija el porcentaje de impuestos que cede el Estado, los criterios de solidaridad, garantiza un determinado porcentaje de inversiones estatales en Cataluña... Sólo queda decir qué hacemos con el fondo de suficiencia. -El Estatuto sólo define principios generales pero no los mecanismos concretos de reparto. La negociación del nuevo sistema consistirá fundamentalmente en acercar la capacidad para recaudar y establecer impuestos a la capacidad para gastar. Vivimos en un sistema descentralizado en el que gran parte del gasto lo realizan las administraciones territoriales, mientras las decisiones de ingresos las toma el gobierno central, y eso hay que modificarlo. ¿Y cuánto dinero tendrá que poner encima de la mesa el Estado para evitar que el nuevo sistema perjudique a algunas comunidades? -Un sistema de financiación hay que diseñarlo no para una situación coyuntural sino para que dure en el tiempo. ¿Están dispuestos a extender todos los puntos pactados en el Estatuto catalán al resto de autonomías? -Todo lo incluido en el Estatuto catalán en el capítulo de financiación se puede utilizar para el resto de comunidades. ¿También la garantía de invertir en Cataluña un porcentaje idéntico a su peso en el PIB nacional? -Eso no va en el capítulo de financiación. Además, si uno analiza los últimos siete años hay muchas comunidades que han recibido más de ese porcentaje. Por tanto, no estamos haciendo algo extraordinario en la medida en que se limita el compromiso a un plazo de siete años. En la práctica no tendría sentido que el Estado invirtiera siempre en cada comunidad en función de su peso en la economía nacional. -El Consejo de Ministros ya ha aprobado que el gasto público no crezca el próximo año más que el PIB. ¿Qué más nos puede avanzar del próximo Presupuesto? -El Gobierno se ha comprometido a que el crecimiento del gasto no supere al de la economía. Con esta contención del gasto público pretendemos ayudar a corregir la inflación. Además, creemos que hay que orientar el gasto público hacia el gasto productivo y que debemos mantener el equilibrio o superávit en las cuentas públicas. ¿Se está trabajando con un proyecto de presupuestos en el que el Estado Central no tenga números rojos? -Nuestra intención es que el gasto crezca en línea con el PIB y dada la previsión de crecimiento de ingresos, similar a la de este año, el presupuesto estará aproximadamente en equilibrio. El crédito hipotecario creció un 27 en febrero y alcanza ya los 764.811 millones ABC MADRID. El crédito hipotecario gestionado por las entidades financieras españolas alcanzó en febrero los 764.811 millones de euros, lo que supone un crecimiento interanual del 27,03 según datos de la Asociación Hipotecaria Española (AHE) En comparación con el mes de enero, cuando se acumularon 751.746 millones de euros (un 26,96 más que en diciembre) las hipotecas concedidas en España habían aumentado al cierre de febrero en 13.065 millones de euros. La AHE señaló que estos datos muestran que la actividad crediticia hipotecaria sigue mostrándose expansiva, a pesar del aumento de los principales índices de referencia Explicó que este comportamiento expansivo del crédito es consecuencia de la buena marcha de la economía y del empleo. Yo no me precipitaría a revisar las previsiones presupuestarias por el crudo ¿En qué medida el escenario que se abre con esta escalada de precios del petróleo condiciona a la economía española y las previsiones presupuestarias de este año y del próximo? -El elevado precio del petróleo, si se mantiene, tendrá un efecto adverso sobre la economía, de eso no hay duda, resta capacidad de crecimiento. Sin embargo, de cara al Presupuesto, el impacto es relativamente menor. De hecho, en los dos años anteriores el precio del petróleo también ha aumentado considerablemente respecto a las hipótesis con las que habíamos elaborado los Presupuestos y eso no ha afectado a la ejecución de los mismos. El ejercicio 2005 se cerró con superávit y fuerte crecimiento pese al crudo. Por tanto, yo no me precipitaría a revisar nuestras previsiones presupuestarias ni para este año ni para el que viene por el impacto de los precios del petróleo.