Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional MARTES 25 4 2006 ABC Del Olmo interroga en Marruecos al hermano de un ideólogo del 11- M El juez recoge en Casablanca muestras de ADN de implicados en la matanza b El magistrado tomó declaración Zaragoza se perfila como nuevo jefe de los fiscales de la Audiencia Nacional N. C. MADRID. Javier Zaragoza, responsable de la Fiscalía Antidroga, se perfila como nuevo fiscal- jefe de la Audiencia Nacional en sustitución del destituido Eduardo Fungairiño. Fuentes fiscales señalan que, entre los ocho candidatos que aspiran al cargo, Zaragoza es el mejor situado porque goza de la plena confianza de Cándido Conde- Pumpido. La falta de sintonía fue precisamente uno de los motivos que llevaron al cese de Fungairiño, según lo explicó en su momento el propio fiscal general del Estado. Conde- Pumpido adelantó que el nuevo fiscal- jefe de la Audiencia Nacional tendría que sintonizar con su criterio. Zaragoza tiene también a su favor la categoría de fiscal de Sala- -es el único candidato para el que el nombramiento no supondría un ascenso- -y su larga trayectoria en la Fiscalía Antidroga, que le ha permitido tener un profundo conocimiento de la Audiencia Nacional, tribunal ante el que seguirá desarrollando su trabajo. En el Consejo Fiscal, que se reúne hoy, Zaragoza tiene garantizado, al menos, el apoyo de los tres vocales de la Unión Progresista de Fiscales (UPF) a la que pertenece, que le consideran el candidato con mayores mérito y capacidad Zaragoza podría obtener también los votos de los miembros natos del Consejo- -el teniente fiscal, el jefe de la Inspección y el propio Conde- Pumpido- lo que supone un mínimo de 6 votos de los doce posibles. a Mimoun Belhadj, relacionado con varios de los huidos del 11- M, al igual que su hermano Youssef, portavoz de Al Qaida en Europa L. DE VEGA. CORRESPONSAL D. MARTÍNEZ CASABLANCA MADRID. El juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo se encuentra desde el domingo en Marruecos para llevar a cabo nuevas investigaciones sobre los atentados del 11- M. El magistrado, en comisión rogatoria, dijo ayer a su llegada al Tribunal de Apelación de Rabat, donde se reunió con magistrados marroquíes, que los dos países colaboran absolutamente No hubo más declaraciones del juez, que iba acompañado por la fiscal del caso, Olga Sánchez, y por el magistrado de enlace de España en el país magrebí, Ángel Llorente. En el Tribunal de Apelación de la vecina ciudad de Salé, Del Olmo tomó posteriormente declaración al marroquí Mimoun Belhadj, quien al igual que su hermano Youssef- -uno de los 29 imputados por el 11- M por su condición de ideólogo -está relacionado con varios de los huidos del 11- M. Ambos vivieron en Bélgica, donde fueron detenidos por su pertenencia al Grupo Islámico Combatiente Marroquí. Tras quedar en libertad provisional, Mimoun Belhadj aprovechó esta circunstancia para fugarse a Siria, país de paso para los mujahidines que tienen por destino Irak. Allí fue detenido y en 2005 las autoridades sirias lo extraditaron a Marruecos. En julio del año pasado, la Justicia le condenó a dos años de prisión por un delito de constitución de banda criminal con el objetivo de preparar y organizar actos terroristas. Del Olmo llega al Palacio de Justicia de Rabat que han servido para determinar el perfil genético de presuntos implicados en el 11- M, entre ellos, el de varios responsables de la matanza que luego se suicidaron en el piso de Leganés. Según fuentes de la Embajada española en Rabat, las buenas relaciones bilaterales están facilitando una mayor colaboración a nivel judicial, lo que está propiciando el esclarecimiento de los atentados de Madrid y Casablanca, de cuya autoría se acusa en gran parte a ciudadanos marroquíes. La de Juan del Olmo es la sexta comisión rogatoria realizada desde el 11- M: cuatro por parte española y dos por REUTERS parte marroquí. El juez Fernando Grande Marlaska, que instruye un sumario por los atentados de Casablanca y otros relacionados con el terrorismo islamista en los que figuran algunos imputados por el 11- M, se trasladó a Marruecos el pasado 27 de marzo para cumplimentar una comisión rogatoria. Por su parte, el juez antiterrorista marroquí, Abdelkader Chentouf, viajó el pasado 26 de diciembre a Madrid para interrogar a Hassan el Haski. Con anterioridad, en julio de 2004, estuvo el juez Baltasar Garzón, acompañado por el fiscal Pedro Rubira, en relación con el atentado de Casablanca. Buen nivel de colaboración Del Olmo interrogó a Mimoun Belhadj sobre el 11- M, ya que las Fuerzas de Seguridad españolas no descartan la posibilidad de que su hermano Youssef, con el que vivió en Bélgica, sea Abu Dujana al Afgani en cuyo nombre fue reivindicado el 11- M en un vídeo hallado horas después de la matanza en una papelera próxima a la mezquita de la M- 30 en Madrid. Además, Youssef Belhadj está considerado como uno de los portavoces de Al Qaida en Europa y dirigente del Grupo Islámico Combatiente Marroquí. Asimismo, el juez incluyó su nombre, junto al de Hassan el Haski y Mohamed el Egipcio en la calificación de ideólogos de la célula islamista autora del 11- M. Por este motivo, procesó a los tres. Además de interrogar a Mimoun Belhadj, el magistrado recogerá en el laboratorio de la Policía Científica de Casablanca las muestras biológicas que han permanecido allí custodiadas y Un escolta de Bono dice que ya querían ampliar su declaración antes de volver a ser citados P. MUÑOZ MADRID. El juicio por el caso Bono entró ayer en su recta final con la declaración de los policías que protegieron al ex ministro de Defensa y a la eurodiputada Rosa Díez durante los incidentes de la manifestación de la AVT del 22 de enero. Uno de los tres escoltas de Bono aseguró que ya tenían pensado ampliar su primera declaración antes de volver a ser citados en la Brigada de Información de Madrid por segunda vez, porque tras leer la primera consideramos que había imprecisiones y que faltaban detalles que podían ser relevantes. Esos detalles eran, precisamente, tal como se encargó de recordarle el presidente de la Sala, una de las partes fundamentales de su comparecencia: el clima de violencia extremo que según ellos se creó y también el intento de agresión al ex ministro; es decir, la parte en la que se describían los hechos de mayor violencia. El agente, en cualquier caso, negó con firmeza que el contenido de la ampliación de su testimonio hubiera sido sugerida u ordenada por ningún responsable policial o cargo político: Yo mismo escribí mientras comíamos la nota de dos párrafos que añadimos a nuestra primera declaración, antes de recibir la llamada en la que se nos ordenaba volver a la Brigada de Información. No sabíamos para qué éramos citados de nuevo, suponíamos que porque nos querían hacer alguna pregunta más, que viéramos más vídeos y fotografías o para hacer alguna identificación Admitió este escolta que cuando lle- garon el martes 25 de enero por la tarde a la Brigada de Información ya sabían que había detenidos, y explicó que nada más ver al secretario de las diligencias que les había tomado declaración por la mañana le dijeron que querían ampliar su comparecencia: Le dicté lo que habíamos escrito. No le dí la nota porque escribo muy mal y no lo iba a entender En otro momento de su declaración, negó que estuvieran en Toledo cuando fueron citados de nuevo: Estábamos en Madrid, de servicio dijo tajante. Y aseguró además que ya habían decidido ampliar su testimonio, aunque reconoció que no sabía si hubieran ido ese día o al siguiente Las defensas también presentaron un testigo, inspector jefe de la Brigada de Información, que aseguró que antes de estos sucesos se había llegado a un acuerdo según el cual los casos más importantes debían ser siempre instruidos por los jefes de sección. Con ello intentaron demostrar que no había nada extraño en que el jefe de sección procesado asumiera la instrucción del caso Bono