Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional MARTES 25 4 2006 ABC El presidente del PP gallego niega representar a un sector del partido que matice el discurso oficial A un complejo de inferioridad atribuyó el líder de los populares gallegos el debate en su tierra, un complejo que consiste en que el catalanismo o es vasquismo es el hermano mayor de Galicia Tras dejar claro que no cree necesario un nuevo Estatuto, sino actualizar el existente- -siguiendo, en su caso, el modelo de la reforma estatutaria valenciana- apuntó que el texto que salga de la Cámara gallega tiene que ser leal con la Constitución y que si el PSOE está en esa clave no va a haber problemas Sillón del psicoanalista Frente al nacionalismo Feijóo ofreció galleguismo esto es, un sentimiento solidario de pertenencia mutua con España y no tuvo inconveniente en mostrarse incluso políticamente incorrecto cuando afirmó que me interesa mucho más que Galicia tenga un cierto nivel económico a que me digan que soy lo que no soy El líder del PP gallego, que ayer cumplió cien días al frente de esta responsabilidad, agregó que no se ve en el sillón de psicoanalista diciéndome lo que soy. Me interesan el tren de alta velocidad a Galicia, las infraestructuras y los fondos europeos Interrogado por otro lado sobre si se le pueden atribuir matices distintos respecto al discurso oficial, se limitó a tirar por elevación al comentar que lo que está claro es quién lidera el partido y establece las líneas a seguir. En presencia del propio Rajoy, además de Manuel Fraga, Ángel Acebes, Esperanza Aguirre, Alberto Ruiz- Gallardón, Josep Piqué, Ana Pastor y Miguel Arias Cañete, entre otros muchos, no consideró trasladable la renovación del PP gallego a la dirección nacional. Los cambios generacionales van de 15 en 15 y, por lo tanto Rajoy estoy en la misma generación que el señor Rajoy Los dos Albertos del PP, Núñez Feijóo y Ruiz- Gallardón, se saludan antes de la intervención del gallego EFE Núñez Feijóo bloqueará en el Estatuto el intento de definir a Galicia como nación Atribuye a un complejo de inferioridad el debate identitario en su autonomía de los populares gallegos recuerda al PSOE que el apoyo del PP es indispensable para reformar los estatutos de 13 comunidades autónomas C. DE LA HOZ MADRID. Galicia lleva visos de convertirse en el contrapunto de la escalada identitaria en que se han convertido los nuevos Estatutos de autonomía. Después del catalán y del andaluz (este último en fase muy embrionaria) en que se coquetea explícita o implícitamente con el término nación el líder de los populares gallegos, Alberto Núñez- Feijóo, defendió la definición constitucional de Galicia nacionalidad histórica al tiempo que recordó que, como en otras doce comunidades, el concurso del PP aquí es indispensable para abordar las reformas estatutarias. Recordó que un sondeo reciente del CIS arrojaba el dato de que una mayoría abrumadora de gallegos (el 70 por ciento) contemporizaba con la definición de Galicia como nacionalidad histórica y sólo dos sendos 13 por ciento preferían región o nación Cualquier político que vaya contra la opinión de la gente, se equivoca arguyó el dirigente gallego, que expresó su apoyo a la España de las autonomías. Feijóo aseguró durante un desayuno del Fórum Europa que en Galicia no existe el conflicto identitario, lo que lleva a que cada vez más gallegos crean perfectamente compatible el doble sentimiento de considerarse igual b El líder de españoles que gallegos. Este proceso se da a la inversa en Cataluña y País Vasco, pero no porque cambien los nacionalistas sino el PSOE. Han girado- -dijo el líder de los populares gallegos- -porque Zapatero ha abandonado el pacto de los últimos 25 años y sustituido al PP por un grupo de partidos nacionalistas Feijóo dejó entrever su pasado como secretario general de Asistencia Sanitaria y director del Insalud al defender la necesidad de que exista sistema na- cional de partidos única manera en que las regiones con déficits hagan valer sus intereses y la política no se convierta en un ring con ambiciones territoriales sin árbitro ni mediador A juicio de Feijóo, Galicia no podría salvaguardar sus intereses si se impusiera la ley del más fuerte. De ahí que nadie entiende la alianza del nacionalismo gallego con la burguesía vasca y catalana. No es verdad que todo lo que viene de Cataluña o el País Vasco es bueno para Galicia El PSOE tacha de centralismo preconstitucional los criterios territoriales que defiende Rajoy G. L. A. MADRID. El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, descalificó ayer como una nueva ocurrencia la pretensión del Partido Popular de reformar la Constitución para reforzar las competencias del Estado frente a las Autonomías, que, a su juicio, están ya perfectamente delimitadas Tras el análisis realizado por la Permanente del PSOE, Blanco afirmó que los planteamientos territoriales del PP responden a un centralismo preconstitucional y trasnochado, que es lo que históricamente más a dividido a España do, subrayó que es el respeto a la diversidad la base de la cohesión y de la unión La estrategia del cangrejo El número dos del PSOE sostuvo también que el Partido Popular decidió en marzo no apoyar ninguna reforma de los estatutos de autonomía, para- -tomando como referencia su postura en Cataluña y en Andalucía- advertir a continuación a sus dirigentes de que, con esa estrategia de cangrejo corren el riesgo de situarse en la marginalidad, dejando de ser alternativa de Gobierno en muchos territorios si continúan por ese camino Además, se preguntó si, para mantener la coherencia con su oposición a los nuevos estatutos de Cataluña o Andalucía, van a frenar la reforma que promueve Matas en Baleares o la que quiere Herrera en Castilla y León Agregó que al PP le cuesta mucho entender que una sociedad cohesionada no es lo mismo que uniforme y que un país unido no es lo mismo que centralizado para concluir que si sigue pidiendo recortes en la Constitución, en los derechos y libertades, en las políticas sociales y en el Estado de las Autonomías, Mariano Rajoy se va a presentar a las próximas elecciones con un programa digno de los mejores tiempos de Alianza Popular Blanco defendió que la clave de estos tiempos y para los próximos años es encontrar la política que sea capaz de integrar la creciente complejidad de nuestra sociedad y, en este senti-