Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MARTES 25 4 2006 ABC AD LIBITUM CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. BATASUNA Y LA DERIVA MAFIOSA DE ETA ¿C ÓMO hay que interpretar las palabras del coportavoz de Batasuna, Joseba Permach? Porque ayer dijo que considera muy graves los actos violentos de Barañáin y Getxo, que se solidariza con los afectados, que desea que no se produzcan más y que se adhiere al comunicado de Irrintzia, en el que la plataforma abertzale llama a la responsabilidad de todos para avanzar hacia LUIS IGNACIO un escenario PARADA que ponga fin al conflicto. Sabido es que resulta ingenuo cualquier intento de desentrañar los mensajes de quienes promueven o amparan el terrorismo. Pero en esta ocasión, el mensaje de Batasuna, expurgado de sus inadmisibles paralelismos entre la violencia terrorista y las acciones de cualquier Estado para perseguirla legítimamente por vía policial, condenarla por la judicial y hacer cumplir las sentencias por la penitenciaria, parece diferente. Es cierto que no condena explícitamente la violencia, ni pide formalmente que deje de ser utilizada para que el alto el fuego resulte creíble. Pero nunca había empleado la expresión muy graves para calificar atentados ni actos de kale borroka expresado con tanta claridad su solidaridad con los afectados, ni hecho un llamamiento a la responsabilidad de todos, que lógicamente debe incluir a sus simpatizantes. Tampoco ha dicho nada de la entrega de las armas, como no lo hizo en la tregua de sesenta días de enero de 1989, que permitió avanzar hacia las conversaciones de Argel, ni en la indefinida que anunció en septiembre de 1998 y dio origen al plan para el abandono que figuraba en los documentos incautados a Mikel Antza en 2004. Sin embargo, habla de unos hechos como si no formaran parte de sus planes y hubieran sido ejecutados por elementos incontrolados. Lo que daría alas a las tesis de quienes sospechan que algunos militantes etarras podrían tomar en el futuro la misma deriva mafiosa a la que han recurrido algunos militantes del IRA, como único modo de supervivencia. Lo que obliga al Gobierno a tenerlo en cuenta. Simios y humanos: iguales derechos Es la guinda que faltaba para que la libertad y el progresismo alcanzaran sus más altas cotas de desarrollo. ¿Cómo no vamos a incluir a los antropoides no humanos (simios) en una comunidad de iguales con los mismos derechos que los humanos? ¿No fue acaso un simio quien escribió El Quijote o La Ilíada ¿No fue acaso un simio quien compuso la Obertura 1812 o Las cuatro estaciones ¿O el constructor del monasterio del Escorial, del Partenón o del Taj Mahal? ¿No fue acaso un simio quien dirigió Ciudadano Kane o Casablanca ¿O el que derramó sobre un lienzo colores por doquier hasta que aparecieron Los girasoles o Las hilanderas ¿No fue acaso un simio el que cocinó una paella o unos profiteroles? ¿O el que enunció el teorema de Pitágoras o la ley de la gravitación universal? ¿No fue acaso un simio el que desarrolló toda la tecnología necesaria para viajar hasta la Luna? ¿O el que ha colonizado desde el polo hasta el ecuador de la Tierra o se ha inventado el mundo web O, mejor aún, ¿no fue acaso un simio quien supo renunciar a todo para dedicarse a los desheredados entre los desheredados en Calcuta? ¿O aquél que ofreció su vida en Auswich para salvar la de un padre de familia? Pero ¡ay! tal y como nos anunció ayer el presidente de nuestro Gobierno, nadie será capaz de derogar las leyes que ahora se están promulgando... porque nadie podrá ser más progresista ni más libre... que aquéllos que exhiben sus ansias infinitas de paz apedreando a representantes políticos de otros partidos distintos a los suyos. Juan López Martínez Rivas- Vaciamadrid (Madrid) Castillo de naipes La promesa de alto el fuego etarra nos ha puesto al pueblo, cansado y machacado por las secuelas del dolor, la miel en los labios; pero el bombardeo mediático con la historia de ETA y las campanas de triunfo gubernamental hacen que ese cese de la banda se aproxime a lo que los más escépticos temíamos desde el principio, y que junto con el atentado en Barañáin, Navarra, lo que en un momento fue esperanza se disuelva en una mera artimaña política. La banda que anunció el fin de la fuerza armada hace un mes no ha cumplido su parte del pacto, que implicaba no sólo el fin de los atentados, sino la disolución inmediata del grupo, el cese de la violencia callejera y las revueltas en Euskadi. Implicaba la paz. No podemos esperar que el Gobierno de Zapatero, que ya se ha apuntado el tanto de la paz a su dudoso marcador, relacione este atentado de Navarra con el cese de la banda, como ya ha declarado el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, tildándolo de esta manera, de mera violencia callejera; secuelas de la kale borroka. Esto nos muestra de nuevo la cara amable y ridícula del Gobierno actual, de una política española de rendición constante y en la que a veces al contemplar situaciones como la del cese de la banda nos hace plantearnos si esta manera de actuar- -premiando el no matar, concediendo cosas con las que no comulgamos, impulsados por el terror del daño, y quitándole importancia a hechos como el de Navarra, que no hacen sino afirmarnos más en la premisa de que aún estamos lejos de esa no violencia, de ese castillo de naipes que nos llenaba de paz- -tiene sentido y, lamentablemente, si esta forma de afrontar los hechos no nos lleva sino a la terrible sensación de la vergüenza; al hecho de que la rendición no sea quizás la de ETA, sino la de nuestra propia nación. Cristina Rubio González. Madrid cumplidora de las reglas de juego democráticas, con la cual es intransigente. A los primeros se les puede tener respeto y hasta miedo; a la segunda, no, porque ésta no le va a dar problemas. Esta diferencia de posturas tiene una explicación: la Comunidad de Madrid está gobernada por el PP (al que trata de aislar) y no le va a compensar con ningún favor político, y las otras comunidades le son propias o afines y de ellas puede conseguir réditos políticos y apoyos parlamentarios. A esto se le llama puro interés sectario y de partido. ¿Dónde está el interés de Estado y el gobernar para todos los españoles? Ramón G. de la Infanta Madrid Los gastos de la Primera Comunión Seis mil euros es la estimación promediada que los expertos estiman deberán abonar los padres como consecuencia del gasto de la Primera Comunión de sus hijos. La deriva sufrida en este sacramento por la materialidad de los tiempos modernos es alarmante y lamentablemente preocupante. En vez de centrarnos en esa doctrina catequista que prepara abierta, consciente y espiritualmente a los infantes para recibir al mismo Jesucristo, por el contrario la opulencia, el lucro y la presunción la han desplazado hacia un mero acontecimiento social por el que fugazmente se debe desfilar. Así las cosas, los comercios ávidos de venderlo todo desorbitadamente incrementan los precios en estas fechas primaverales, aduciendo además los más críticos y agnósticos que la Iglesia es la culpable por permitir e incluso propiciar tales abusos. Invito a los padres a que no realicen o permitan gastos innecesarios y a que profundicen en el valor intrínseco del hecho de comulgar y en la verdad, es decir, en recibir con buena disposición a Dios. Por favor, que la ilusión de la Primera Comunión no se convierta también en el umbral de la última, pues la coherencia se basa en una conjunción de acciones ordenadas. Vicente Franco Gil Zaragoza nerando las competencias exclusivas atribuidas al Estado en materia de carreteras. El Gobierno aplica al milímetro la Ley a la Comunidad de Madrid, privándole de unas infraestructuras que él no construye y que son necesarias para los madrileños, y en cambio es generoso con otras comunidades para las cuales no aplica la misma Ley cuando le solicitan competencias. Manga estrecha con las carreteras de Ma- drid, manga ancha con las competencias territoriales, tributarias, judiciales, económicas... de Cataluña y País Vasco, con los cuales está dispuesto a saltar hasta la misma Constitución, que en mi opinión es lo que ha hecho ya con el Estatuto catalán. El Gobierno dialoga con independentistas y terroristas; con ellos es conciliador y generoso, y no dialoga con la Comunidad de Madrid, fiel Conflictos de competencias El Gobierno ha planteado un nuevo conflicto de competencias contra la Comunidad de Madrid en relación con la construcción de la autopista de peaje R- 1 y el cierre norte de la M- 50, porque ha sobrepasado el ámbito competencial que le corresponde, vul-