Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 Deportes CAMPEONATO DEL MUNDO DE FÓRMULA 1 GRAN PREMIO DE SAN MARINO LUNES 24 4 2006 ABC Además del sello Ferrari, Ímola conserva el estigma de ser el circuito donde murió el piloto brasileño. Se estrelló en la curva cuando era líder hace doce años. Carteles, velas, pintadas y miles de aficionados recuerdan al tres veces campeón del mundo REACCIONES Flavio Briatore Director del equipo Renault Fernando ha hecho todo lo posible y ha estado en los puntos en un circuito muy duro, pero en esta ocasión no hemos sido capaces de encontrar la forma de superar al Ferrari de Michael. Lo mejor es que el R 26 ha demostrado que es muy competitivo Flores para Senna en Tamburello TEXTO J. C. C. ÍMOLA. Han pasado doce años, pero nada cambia en la memoria de los aficionados a la Fórmula 1. Ímola contiene el amargo sabor de la leyenda entre las casas edificadas dentro del circuito y el frondoso bosque que lo rodea. Aquí murió Ayrton Senna, tres veces campeón del mundo (88, 90, 91) icono juvenil de los años ochenta y noventa, efigie de muchas carpetas de adolescentes durante esa época y para muchos el mayor talento al volante que han conocido los tiempos. Un piloto con capacidad para hechizar. El desastre sucedió en la curva de Tamburello, la primera del trazado, un giro que se toma de izquierdas al atravesar la recta de meta, que ha pasado al recuerdo colectivo por el accidente y que fue remodelado para esquivar tanto peligro después de la muerte del campeón de Sao Paulo. Fue el 1 de mayo de 1994. Una fecha que evoca en el interior de cada aficionado lo que estaba haciendo en ese momento cuando supo el fatal desenlace. Ayrton Senna se estrelló contra el muro a trescientos kilómetros por hora cuando marchaba en cabeza de la prueba y murió casi al instante al golpearle una pieza de la suspensión que salió despedida del coche y le atravesó el casco. Fue evacuado a toda urgencia en helicóptero hacia el hospital Maggiore de Bolonia, distante cuarenta kilómetros al norte, donde ya ingresó cadáver. Unos días antes, en los entrenamientos del mismo Gran Premio de San Marino, había fallecido otro piloto, Roland Ratzenberger, en el peor fin de semana que por aquí recuerdan. Su muerte desembocó en un laborioso proceso judicial, en el que está Williams- -su equipo- el circuito y la empresa de Ecclestone. Un litigio que no ha terminado después de que el Tribunal Supremo de Italia anulase una sentencia de la Corte de Apelación. ors Jim Morrison en el camposanto de Pere- Lachaise, el cuarto escenario más visitado en París. La curva de Tamburello se ha convertido ahora en un santuario. Por allí desfila sin parar el público. Ayer, un hormiguero de gente buscaba el recuerdo del ídolo. Flores, carteles, graffitis, velas, hinchas arrodillados... Un recuento multinacional con dedicatorias en todos los idiomas: Senna, for ever Suramérica no te olvida y cientos de ellas más completan un mosaico de perspectiva mundial. Junto a los vestigios se alza una pequeña estatua del piloto, en pose reflexiva, con la cabeza agachada, sentado sobre una estructura cúbica. Y a su lado, otra escena más festiva, descorchando una botella de champán. La imagen habitual de quien estaba llamado a ser el más grande de los grandes. Michael Schumacher Ganador de la carrera Este resultado demuestra que el trabajo tiene recompensa y que los esfuerzos de todos, del equipo Ferrari y de sus patrocinadores, son recompensados. Era para mí primordial estar en cabeza después de la segunda parada, ya que, como vimos el año pasado, es prácticamente imposible adelantar en este circuito si no se comete ningún error Juan Pablo Montoya Tercero en el Gran Premio Tuvimos una buena salida, pero no la pudimos aprovechar porque no teníamos adónde ir. De ahí en adelante fue intentar aprovechar cada vez que teníamos la pista libre para hacer un par de buenas vueltas y pasar a la gente en las paradas en boxes. El trabajo que estamos realizando empieza a dar sus frutos Fernando Alonso Segundo en la llegada Es cierto que he ido más rápido que Schumacher casi toda la carrera, pero aquí no hay posibilidad de adelantar. Sin embargo, en un circuito normal podría haber ganado la carrera. Pero también es verdad que Michael no ha cometido un solo error y yo caí en un par de ellos. Lo he intentado con todas mis fuerzas, pero después de ese par de errores ya no quise volver a arriesgar Recuerdos en todos los idiomas El brasileño, que acababa de cumplir 34 años, no sólo era el líder puntual de esa carrera. Tenía algo de icono, de personaje enigmático dotado de una habilidad especial para conducir. Poseía pellizco, hechizo incluso para los no aficionados. Fue enterrado en el cementerio de Morumbi, al sur de Sao Paulo, un centro constante de peregrinación para sus seguidores. Algo así como la tumba del cantante de los Do- DUELO EN ÍMOLA FRANCISCO DEL BRÍO P Reprimenda a Ide El piloto de Super Aguri fue amonestado por la FIA por la maniobra en la que golpeó la rueda trasera izquierda del coche de Albers, que se salió de la pista y dio varias vueltas de campana. En caso de repetir una acción tan imprudente será castigado más severamente. or fin llegó la Fórmula 1 a Europa y pudo verse un duelo en toda regla, aunque faltara lo más emocionante: los adelantamientos. Ímola es un circuito viejo, con problemas de asfaltado, estrecho y casi sin rectas que no permite el más mínimo error de conducción. Cuando se baten dos campeones- -Schumacher y Alonso- -sin cometer errores se ve un auténtico espectáculo. Sin embargo, esperaba más de ambos equipos. Los Ferrari, al menos el del Káiser, han demostrado una ligera mejoría en el motor, pero algo ocu- rre en el chasis que hace que se deterioren más los neumáticos, pues no sólo se evidenciaba falta de adherencia, sino que a lo largo del tiempo los movimientos del monoplaza rojo se hacían más bruscos. Sólo las manos del ex campeón fueron capaces de aguantar el acoso del Renault, porque no es normal que recién repostado y con todo el peso lograra los mejores tiempos. En el equipo francés los avances anunciados apenas se han notado porque Fisichella ha estado constantemente taponado, aunque la culpa fue suya por no obtener una mejor posición en la parrilla. Menos mal que Fernando Alonso es como una póliza de seguros y ha salvado el honor del equipo Renault- Tele 5 Pero tanto duelo apenas ha dejado ver otras cosas verdaderamente im- portantes de la carrera. Antes del segundo repostaje, mientras Schumi y el Nano rodaban por encima de 1,28 segundos, hasta ocho coches lo hacían en 1,26. Una peculiaridad que impidió que fructificaran los esfuerzos de McLaren. En el cuentavueltas de la carrera se observa que Montoya y Raikkonen fueron toda la segunda parte fueron más rápidos que los ganadores. Incluso se dio el caso de que Kimi fue durante muchas vueltas el que más veces rodó por debajo de 1,26, justo hasta que Massa le frenó su progresión. Con estos antecedentes, la emoción está asegurada en la próxima carrera, en Nurburgring, circuito muy rápido en el que es más fácil adelantar y en el que los duelos no se pueden alargar tanto ni se impide progresar a los que van detrás.