Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Cultura LUNES 24 4 2006 ABC TEATRO La torna de La torna Dramaturgia y espacio escénico: Albert Boadella. Dirección: A. Boadella y Lluís Elías. Vestuario: Els Joglars. Iluminación: Bernat Jansà. Máscaras: Ana Rottier. Intérpretes: Elies Barberà, Jaume Bernet, Marta Fernández, Josuè Guasch, Marta López, Guillem Motos, Lluís Olivé Pau Sastre y Javier Villena. Lugar: Teatro Bellas Artes. Madrid. TOROS ZARAGOZA Cayetano: necesita mejorar Plaza de toros de la Misericordia. Domingo, 23 de abril de 2006. Segunda corrida de la Feria de San Jorge. Tres cuartos de entrada. Dos toros para rejones de Los Espartales, mansos; dos de Núñez del Cuvillo, sin presencia y flojos; y dos novillos de Daniel Ruiz- -regordío y sin pitones el 3 y más serio el 6 buenos. Pablo Hermoso de Mendoza, dos pinchazos y rejón trasero (ovación) En el cuarto, rejonazo trasero y caído (oreja) Morante de la Puebla, de azul y oro. Pinchazo y dos descabellos (ovación) En el quinto, pinchazo hondo arriba (ovación) Cayetano, de verde y azabache. Estocada trasera y descabello. Aviso (oreja) En el sexto, dos pinchazos y estocada. Aviso (ovación) ÁNGEL GONZÁLEZ ABAD ZARAGOZA. Como los esforzados estudiantes ante el final de curso, Cayetano progresa adecuadamente, pero necesita mejorar. Ayer en Zaragoza evidenció su tirón popular- -junto a Hermoso de Mendoza y a Morante el coso registró un entradón- demostró que posee el envidiable don del valor y dejó constancia igualmente de unas lagunas técnicas sobre cuya solución debería trabajar a fondo. Se enfrentó en primer lugar a un becerrote tan regordío y sin pitones como noble de Daniel Ruiz, al que cuajó una desigual faena de muleta. Colocado siempre demasiado a las afueras, los momentos de calidad se entremezclaban con otros faltos de ajuste y abundantes en el barullo. Se quedó siempre quieto y se levantó sin mirarse de un aparatoso revolcón, y eso hay que ponerlo en el platillo de su favor. El sexto, más serio y en la línea de lo que debe ser una plaza de primera categoría, se arrancó con alegría al caballo y en francas galopadas en banderillas. Una desafortunada voltereta o la deci- ESPECTROS DEL PASADO JUAN IGNACIO GARCÍA GARZÓN É ste es un montaje cargado de leyenda y significaciones históricas, y algo hay de cumplimiento cívico de una liturgia postergada en la actitud de los espectadores que acuden al Bellas Artes a contemplar el espectáculo que desató las iras del franquismo residual- -que en 1977 no era tan residual- -hasta el punto de escabechar a Els Joglars en un consejo de guerra; el grupo resucitó años después y sigue hoy vivo y coleando impulsado por la tozudez crítica y la voluntad teatral de Albert Boadella. El argumento del montaje original es bien conocido: en 1974 la dictadura franquista ajustició al anarquista Salvador Puig Antich y, para diluir los motivos políticos de la ejecución, añadió como contrapeso la muerte por garrote vil de un supuesto delincuente común, el polaco Heinz Chez, un vagabundo que en realidad tenía la ciudadanía germanoriental, se llamaba Georg Welzel y dejaba mujer e hijos en la RDA, como entonces sabían y ocultaron quienes lo condenaron, según ha puesto recientemente de relieve una investigación del periodista Raúl M. Riebenbauer. Con esos ingredientes, Els Joglars montaron La torna una feroz parodia de esos sucesos en la que aparecían guardias civiles buitrescos, militares beodos y una caterva de personajes siniestros, grotescos y lelos. El espectáculo fue prohibido y los cómicos sometidos a consejo de guerra; algunos, como Boadella, pudieron escapar a Francia, los demás fueron condenados a dos años y medio de cárcel. Un episodio que se recuerda como un duro golpe contra la libertad de expresión en los primeros años de la transición. Casi tres décadas después, con el título de La torna de La torna y con alumnos del Instituto de Teatro de Barcelona como intérpretes, Boadella ha realizado una inteligente relectura de aquel montaje que sitúa la acción en la mente acribillada por la vejez y la bebida de un coronel que participó en el proceso contra Chez y que se encuentra ingresado en un geriátrico con otros militares, todos vigilados por estrictas enfermeras. Los espectros agitan la memoria sonámbula del coronel y reviven lo sucedido. Con expresivas máscaras y códigos gestuales recuperados del formidable arcón de la Commedia dell arte, los jóvenes actores y algu- Cayetano cortó una oreja F. SIMÓN Escena de La torna de La torna EFE no más veterano realizan un animado ejercicio de recreación del antiguo montaje, con detalles espléndidos, como la movilidad de la versátil escenografía, la escena del garrote o el comienzo en el hospital, pero el conjunto se resiente por la falta de pulso, aliento o claves teatrales capaces de hacer que para el público de nuestros días La torna de La torna tenga un interés distinto del histórico o de la curiosidad por asomarse a lo que antaño fue prohibido. Afortunadamente, las circunstancias son muy diferentes a las de entonces; tal vez por ello, con las referencias políticas superadas y tan distantes, el montaje se hace hoy reiterativo y las casi dos horas de caricatura y pantomima pesan lo suyo. sión del torero de elegir unos terrenos asfixiantes para el astado hicieron que el animal fuera perdiendo recorrido y pusiera muchas veces en aprietos a un Cayetano que sin saber muy bien cómo resolver aquellas pegajosas embestidas aguantó el tipo con casta y hasta dibujó algún natural de ritmo templado y exquisito trazo. El resto de la corrida mixta ofreció la decepción de Morante. Él y sus mentores, con el beneplácito del presidente de la plaza, se pasaron de listos al traer dos nuñezdelcuvillo poquita cosa, especialmente el quinto- -con menos cuajo que el novillo que cerró plaza- flojos para más inri que hicieron que las faenas del sevillano no levantaran el vuelo. Hermoso de Mendoza, ante dos mansos de Los Espartales, probó nuevos caballos y se mostró decidido y brillante en momentos aislados. Jiménez Caballero logra un trofeo en Barcelona ABC BARCELONA. El novillero Jiménez Caballero causó una grata impresión y cortó una oreja ayer en la Monumental de Barcelona. De haber matado bien a su primero, hubiese obtenido un triunfo más redondo. Raúl Cuadrado también estuvo a buen nivel en el segundo de su lote, mientras que Andrés González no anduvo entonado. Con apenas un cuarto de entrada, se lidiaron novillos de Jaime Brujó, bien presentados y aplaudidos en el arrastre los cuatro últimos. Éste fue el balance de la terna: Raúl Cuadrado, silencio y ovación tras aviso; Andrés González. silencio y ovación, y Jiménez Caballero, ovación y oreja tras aviso. Por otra parte, en Teruel, Paulita cortó tres orejas en su encerrona con seis toros de distintas ganaderías. Informa mundotoro.