Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 24 4 2006 Nacional 21 La Fiscalía ordena que se que recurra el archivo de las denuncias por exceso de velocidad Insta a que se investiguen estas conductas caso por caso por si pudieran ser delictivas b Conde- Pumpido quiere que el Ministerio Público se implique de forma activa en los delitos más graves de tráfico para evitar la impunidad de los infractores N. COLLI N. VILLANUEVA C. MORCILLO MADRID. La Fiscalía General del Estado ha dado orden a las fiscalías de todas las comunidades autónomas para que recurran el archivo de las denuncias presentadas por exceso de velocidad, al considerar que conductas en las que se pone de manifiesto un resultado de peligro o un consciente desprecio hacia la vida de los demás tienen que ser perseguidas por la vía penal. El fiscal general, Cándido CondePumpido, ya adelantó en noviembre en el Congreso su intención de que los fiscales se implicaran en los delitos más graves de tráfico para evitar que se queden como faltas las imprudencias graves con resultado grave y que estos hechos queden en el ámbito privado, entre el presunto delincuente, la víctima y las aseguradoras, como sucede ahora. La Fiscalía señala ahora que la frecuencia y gravedad de estas conductas exige una respuesta institucional que, contraria al archivo de plano de tales denuncias, impulse la investigación de los hechos, posibilitando una fundada valoración de su alcance penal, caso por caso Esta investigación, que supone tipificar estas conductas como delitos y no como meras sanciones administrativas, implica que será el fiscal el que, con motivo de una denuncia por exceso de velocidad- -en 2005 la Guardia Civil Vehículos a 240 por hora Este papel activo de la Fiscalía había sido reclamado también por el director de Tráfico. La DGT envió fotos de coches a 200 y a 240 km hora a los fiscales, captados por los radares, y se las devolvieron para que continuara el proceso administrativo sin abrir la vía penal. El motivo es que los fiscales no consideraban que se hubiera puesto en peligro la vida o integridad de nadie. Las reformas penales anunciadas por Justicia- -superar la velocidad permitida en 50 o 70 km hora, según el tipo de vía- -también pretenden acabar con esta impunidad. Accidente del pasado día 14 en Pontevedra en el que murieron cinco personas rique Múgica pidió en enero al Ministerio de Justicia que la Fiscalía persiguiera de oficio las imprudencias al volante, y en febrero, en la comisión de Seguridad Vial, su adjunta volvió sobre ello. A juicio de esta institución, debido a la ineficacia del proceso penal se produce la inasistencia de los fiscales a la mayoría de los juicios de faltas que se celebran por las consecuencias de un accidente de coche El informe señala como datos de especial relevancia para calificar el exceso de velocidad como delito hay que tener en cuenta las características de la vía y en concreto del tramo donde se detectó la infracción, la densidad del tráfico, la climatología, y la eventual presencia de otros vehículos o peatones cuya seguridad se haya puesto en peligro. EFE puso 685.000 por este motivo- -tenga que valorar si el comportamiento del infractor ha resultado determinante para generar un riesgo en la carretera. Así, será preciso que se ponga de manifiesto (además de la identificación del conductor y los datos del vehículo) las circunstancias en las que se produjo la acción, recurriendo si fuera preciso a informes periciales sobre tiempo y distancia de frenada o cuantos extremos pudieran ser relevantes para determinar la entidad del riesgo generado La orden, con fecha 21 de abril y a la que ha tenido acceso ABC, pretende dar respuesta a las reiteradas quejas de las asociaciones de víctimas de tráfico de las que se han hecho eco tanto la DGT como el Defensor del Pueblo. En- Valorar todas las circunstancias En tales casos, los fiscales acordarán la práctica de diligencias para averiguar, además de los datos del conduc- tor y su vehículo, todas las circunstancias que determinen que se ha puesto en riesgo la vida o integridad de terceros, así como la posible presencia de tasas de alcohol en el conductor. A tal fin interpondrán el correspondiente recurso contra las resoluciones que acuerden el archivo de plano de tales denuncias El escrito añade que si se pone de manifiesto que el conductor ha actuado con consciente desprecio por la vida de los demás habrá que entender que los hechos son constitutivos de un delito del artículo 384 del Código Penal, castigado con penas de prisión de uno a cuatro años. Además, cuando de la investigación se deduzca que no ha lugar al ejercicio de la acción penal o si ejercitada ésta recayera sentencia absolutoria, los fiscales cuidarán de que la resolución de archivo o la sentencia absolutoria se comunique a la autoridad de tráfico competente para que se dicte resolución administrativa.