Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional LUNES 24 4 2006 ABC EL ESTATUTO Y LA ESTATUA o derogarán los estatutos dijo ayer Rodríguez Zapatero refiriéndose a los dirigentes del PP. El presidente tiene, y no sólo en este mitin de celebración mediada la legislatura, una paradójica concepción de sus reformas, como si se tratara del resultado de fuerzas inasibles de la Historia, del salto de la Edad Media a la Moderna, imposible volver atrás. Se nota también en su reacción ante las críticas que surgen (en la oposición y en su propio partido) cuando propone los cambios: palabras, palabras, pero luego llegan los hechos y ya nadie puede nada contra ellos. Se esgrime, para comenzar las reformas, que todo es mudable, que nada debe anquilosarse en el dogma, y luego, cuando se GERMÁN llevan a cabo, se convierYANKE ten en inalterables. Pero la alusión a la derogación, nueva reforma o contrarreforma de los estatutos- -por ahora del de Cataluña- -tiene trampa. Y no porque el PP vaya a plegarse intelectualmente a su nueva redacción, sino porque, hoy, a los críticos les resulta más fácil modificar la Constitución para establecer límites a la voracidad nacionalista que cambiar el nuevo Estatuto. Y son precisamente las dificultades que supone la reforma de la Carta Magna, la necesidad de consensos y consultas populares, lo que ha querido evitar ahora Zapatero para que la oposición y sus sucesores en la dirección del PSOE tengan que aceptar su dictado aunque no les guste. Ese es el lamentable efecto, en lo que al funcionamiento de la democracia se refiere, de la ruptura del consenso que se estableció tras la muerte de Franco. Veremos, por tanto, si, más adelante, no termina por modificarse la Constitución, a instancias del PP o del propio PSOE. Veremos si, como ocurre hoy en Alemania, no terminamos todos- -consensuadamente- -por darnos cuenta de que la deriva hacia la primacía de las entidades regionales termina por paralizar el funcionamiento lógico del Estado. En nuestro caso, además, el proceso impulsado por el presidente está, además, contaminado de nacionalismo. Es decir, sin mucho esfuerzo y con menos prudencia, nos hemos cargado el concepto de nación democrática, de nación de ciudadanos, que tiene su origen en la Revolución Francesa, para sustituirlo por el ya archifamoso de nación de naciones, nacionalidades históricas o realidades nacionales, todas ellas superponiendo etnias o criterios vaporosos a los individuos. Maragall acaba de presentar el nuevo Estatuto como un pacto de soberanías lo que es tan falaz como descriptivo de la mentalidad con la que en España se impulsan las reformas que ahora se quiere que nadie derogue. Si tal pacto existiese sería el contradictorio y lamentable de la soberanía de los ciudadanos, que es la española, con otra distinta e incompatible nacional histórica etc... El presidente, en el mitin festivo de ayer, añadió que la oposición tampoco volverá a colocar la estatua de Franco. Lo siento, pero la nueva nación, la que impone esos pactos, la que consagra el Estatuto, se parece más a la de Franco que la de la Constitución de 1978. Así que, ciertamente, la estatua no hace falta. N El jefe del Gobierno pide al PP que pacte las leyes de Dependencia y de Igualdad Reclama a la oposición que pase de la crispación a la colaboración leal b Tras un balance autocomplaciente de su gestión, afirma que la derecha no derogará sus reformas, ni devolverá la estatua de Franco al pedestal G. LÓPEZ ALBA MADRID. José Luis Rodríguez Zapatero hizo ayer un balance autocomplaciente de lo hecho en sus primeros dos años como presidente del Gobierno, aunque no así de lo aún por hacer. En el palacio de Vistalegre de Madrid, recinto talismán para el nuevo PSOE tras proclamar que la esencia de nuestro proyecto es la democracia de los ciudadanos aseguró que no tenemos miedo al examen El balance que hizo, en el ecuador de la legislatura, fue en color para su labor y en blanco y negro para la del PP. Zapatero tomó la crítica de ciertos sectores a la precipitación en algunas de sus decisiones, para convertirla en un elemento de contraste favorable: Hemos hecho muchas cosas y algunos dicen que hemos ido muy deprisa. No es que vayamos deprisa, es que otros siempre se quedan atrás. La derecha ha tenido siempre España en la lista de espera y, por eso, cuando gobierna la izquierda, hay que apresurar el paso El líder socialista sostuvo que las reformas aprobadas por su Gobierno perdurarán en el tiempo, incluso aquellas que han sido más contestadas por el PP. Lo que hagamos ahora, hecho estará. Quedará para siempre y nadie lo va a cambiar. Nunca se volverán a atrever a apoyar una guerra ilegal, no derogarán los estatutos de autonomía de nueva generación ni la ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, y no devolverán la estatua de Franco a su pedestal afirmó Zapatero, quien pronosticó que el PP acabará reivindicando su paternidad en muchos casos. Sonsoles Espinosa, esposa de Zapatero, con la vicepresidenta nando bien, con rigor y austeridad -se comprometió a mantener como seña de identidad el equilibrio fiscal y el superávit, si es posible resumió así la hoja de ruta que se propone seguir en su segundo bienio: hacer aún más fuerte la democracia y España, extender aún más derechos sociales y de ciudadanía, convocar a la convivencia y armonía territorial, mejorar el buen gobierno de la cosa pública DANIEL G. LÓPEZ y dar más seguridad a los españoles en todos los ámbitos Ovación atronadora a De la Vega Al acto asistieron Cándido Méndez, secretario general de UGT, y Felipe González, como siempre muy aplaudido, pero quien se llevó una ovación atronadora- -por la simple mención de su nombre- -fue la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega. Cambiar la atmósfera política Mientras, invitó al PP a dejar a un lado la crispación y pasar a la colaboración leal como expresión de su deseo de que cambie la atmósfera política En este sentido, hizo un llamamiento al PP para que esté en el consenso en dos de sus principales proyectos legislativos: las leyes de Autonomía Personal- -la de mayor impacto socio- cultural e inversión económica- -y la de Igualdad, cuyo desarrollo exigirá el concurso de todos Con la mirada puesta en Marbella, también llamó a hacer imperar la ley en todos los ayuntamientos y en todas las políticas urbanísticas Tras afirmar que hemos gober- Innovación escénica, 350 autobuses, 20.000 personas y directo por internet El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, aprovechó el principal acto conmemorativo de los dos años de Gobierno socialista para presentar un innovador montaje escénico, pensado especialmente para los medios audiovisuales y que realza el protagonismo del orador al situarlo en una plataforma central sin los habituales telones de fondo, con el resultado de que, en un recinto circular como el de ayer- -una antigua plaza de toros- potencia también la sensación de comunión con el líder de los seguidores, que cubrieron por completo el aforo: 20.000 personas- -el PSOE, según sus propios datos, movilizó 350 autobuses de toda España- No fue la única innovación: el acto se retransmitió en directo por internet y los que quisieron pudieron ver reproducidas sus palabras en pantallas de plasma enviándolas por mensajería telefónica.