Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LUNES 24 4 2006 ABC Nacional El Gobierno ralentiza el proceso de diálogo hasta la total aclaración del atentado de Barañáin Zapatero analizó el sábado con Rajoy, en conversación telefónica, la situación creada b El incendio del negocio de José Antonio Mendive cuestiona la verificación positiva del alto el fuego que la Policía había transmitido al presidente del Gobierno JESÚS MOLINA GONZALO LÓPEZ ALBA MADRID. La condena y rechazo del presidente del Gobierno a todo tipo de violencia, tenga el alcance que tenga formulada en el mitin del PSOE celebrado ayer en Madrid, deja como punto de referencia para el denominado proceso de paz la advertencia del ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, según el cual atentados como el de Barañáin son algo incompatible con el alto el fuego permanente declarado el 22 de marzo por la banda ETA. Aunque José Luis Rodríguez Zapatero no se ha pronunciado de manera explícita sobre el incendio que arrasó la ferretería del concejal de UPN José Antonio Mendive, fuentes gubernamentales consultadas por ABC subrayan que las palabras del presidente significan que el nivel de tolerancia con la violencia es cero esto es, que no puede compatibilizarse el proceso iniciado con actos delictivos, sean de terrorismo callejero o de extorsión. Lo que lleva a la conclusión de que el proceso se ha ralentizado, aunque no puede considerarse que se haya abortado El jefe del Ejecutivo, en conversación telefónica, analizó el mismo sábado la situación creada por este suceso con el líder de la oposición, Mariano Rajoy, cuya razonable reacción ha sido juzgada favorablemente tanto en Moncloa como en el PSOE. ñal al Gobierno. De ahí que, en fuentes de Interior, se señale la determinación de capturar a los responsables del incendio para que no quepan dudas de que el que delinque es detenido En el caso de que hubiera sido la banda terrorista la que hubiera ordenado el incendio de la ferretería de Mendive, se trataría de un desafío que el Ejecutivo considera grave porque esta tregua no es como la de 1998; no admitimos ni el eufemismo del suministro- extorsión, ni la violencia callejera; aunque ambas expresiones terroristas se consintieron por el Gobierno del Partido Popular, nosotros somos más exigentes Las hipótesis de la investigación En fuentes gubernamentales se señala, no obstante, que ETA quiere comprobar, quizá, que este proceso es compatible con la permanencia de una determinada capacidad coactiva y que bastaría simplemente con que no se asesine o no se perpetren actos de terrorismo a mayor escala que la kale borroka para que el Gobierno no desista de su propósito negociador Si esta fuese la tesis, fuentes próximas a la interlocución con Batasuna y la banda señalan que cometen un error El Ejecutivo, en la mayor discreción, tratará de demostrar a la banda su equivocación, mediante gestos y, especialmente, a través del aplazamiento de Zapatero, durante el mitin que protagonizó ayer en el palacio de Vistalegre (Madrid) los hitos previsibles en el proceso La hipótesis de que se trate de descontrolados -que el Ministerio de Interior no descarta- tampoco es mejor valorada, porque demostraría que en el primer mes del alto el fuego surge ya un accidente lo que restaría capacidad de interlocución a Batasuna, que se supone que puede y debe controlar a sus seguidores que practican el vandalismo callejero No obstante, ayer cobraba fuerza, como una tercera hipótesis, la posibilidad de que se haya tratado de un ajuste de cuentas que, aunque con implicaciones derivadas de la actividad política del concejal de UPN, tendría un carácter más privado que relacionado con la kale borroka organizada por ETA Batasuna, tesis que defendió públicamente el líder- -navarro- -de Aralar, Patxi Zabaleta. Prioridad: capturar a los autores El Ministerio del Interior y los Cuerpos de Seguridad del Estado constataron en la tarde del sábado que en Batasuna existía desconcierto y preocupación ante el atentado contra el negocio del edil de UPN y explicaban la ausencia de un pronunciamiento por la posibilidad de que la acción haya sido ordenada por la misma banda terrorista a la que los dirigentes del ilegalizado partido están subordinados. Antes de apostar por la hipótesis de que el atentado de Barañáin haya podido ser cometido por descontrolados Interior está investigando si ha sido ETA la que ha querido enviar una se- Zapatero advierte que no cabe ninguna violencia, tenga el alcance y la manifestación que sea G. L. A. MADRID. No hubo una mención expresa de José Luis Rodríguez Zapatero al atentado perpetrado el sábado contra el negocio del concejal de UPN en Barañáin (Navarra) pero sí una declaración que acota las lindes de la postura del Gobierno ante actos de violencia de ésta o de cualquier otra naturaleza: En este país no cabe la violencia, tenga la manifestación y el alcance que tenga. Eso, en ningún caso, en ningún sitio, en ninguna circunstancia La Batasuna local se desmarca A favor de esta hipótesis se argumentaba en fuentes gubernamentales y socialistas el comunicado emitido por Barañaingo Irrintzia la plataforma municipal vinculada a Batasuna, que expresa su solidaridad con todos los afectados, sea cual sea la motivación política de la acción que ha provocado el incendio Aunque no hay una condena expresa de la violencia, los interlocutores consultados juzgan inédita en Batasuna una declaración de este carácter, que añade la consideración de que en este momento político, tan importante, la voluntad a la hora de avanzar a otro escenario diferente al que hemos conocido durante décadas debe ser responsabilidad de absolutamente todos los organismos sociales Esto fue lo que el presidente del Gobierno, reforzando lo afirmado el día anterior por el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, advirtió ayer a ETA Batasuna durante un mitin en Madrid. Si no dijo más, según fuentes próximas, fue porque considera suficientemente explícita y rotunda la declaración hecha la víspera por Rubalcaba- -la kale borroka también es incompatible con un proceso de paz- -y porque quiere tener total certeza sobre la autoría del incendio antes de decir más.