Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
23 4 06 SIETE DE SIETE Tanto Huéscar (en la imagen) como Koplowitz han cuidado al máximo sus salidas para quedar al margen de los objetivos indiscretos de los medios de comunicación Brody, perfecto Manolete (Viene de la página anterior) ABC al lado de Cayetano Rivera (ay) todavía canta más. Precioso reportaje el de Vogue (22 páginas) con las fotos hechas por Sylvia Plachy, la madre de Brody, sobre la preparación torera del neoyorquino para interpretar a Manolete. No es Cayetano pero da el pego. Claro, que tu madre no te va a sacar feo, aunque lo seas. Hablando de madres, pienso en Katie Holmes y en su hija Suri. Y en las palabras que ha dicho Nicole Kidman por medio de un comunicado tras el alumbramiento: Espero que la madre y la hija estén bien También en las palabras que no ha dicho Nicole Kidman tras el alumbramiento: Y al padre, que le den Por cierto, que si supiéramos lo que gasta la Kidman en pelucas seguramente lo de Cherie y Camilla se quedaría en un gasto ridículo, que lo es pero en otro sentido. El padre (Tom Cruise, supongo) anda por ahí promocionando Mision Imposible 3 película dirigida por J. J. Abrams, el genio de Perdidos (y de Alias y de Felicity cuya protagonista, Keri Russell, también está en la película) Pero a mí me viene a la cabeza (despeinada) otro director: Roman Polanski. Y una de sus películas: La semilla del diablo (bueno, también Repulsión Y, desbarrando, pienso en que lo de la ingesta de placenta y cordón bleu no es más que algún asqueroso rito satánico, que Cruise se ha ido de la lengua y que luego algunos equivalentes de Ruth Gordon y Sidney Blackmer (los vecinos diabólicos de Mia Farrow y John Cassavetes) le habrán reñido. Ahora dice que no fue más que una broma mal entendida. Sí, sí, claro. Anda, y al final Victoria Beckham no ha asistido al parto. Pero parece que sí ha mandado un regalo. También John Travolta. Adjudicados a éstos los papeles de Ruth y Sidney, aunque vayan mejor peinados. De algo tienen que servirle a Victoria los 70.000 euros que, según publicó la prensa inglesa, se gasta (o gastaba) en peluquería. A todo hay quien gane. Koplowitz y Huéscar, la pareja más cotizada Gente BEATRIZ CORTÁZAR DÍAZ JAPÓN F ue el verano pasado cuando el duque de Huéscar envió un comunicado en el que se desmentían los rumores sobre su boda con Alicia Koplowitz. En ese texto se decía que la pareja deseaba puntualizar que entre sus planes no se ha contemplado por ahora la idea de contraer matrimonio Ese por ahora dejaba abiertas las puertas a que en un futuro no muy lejano ese enlace sí podría hacerse realidad. Desde ese momento la verdad es que tanto Huéscar como Koplowitz han cuidado al máximo sus salidas en lo que a cuidar se refiere estar al margen de los objetivos indiscretos de los medios de comunicación. Realmente no se les había vuelto a ver juntos en unas fotografías hasta la fiesta de cumpleaños que hace pocas semanas ofreció la duquesa de Alba en el palacio de Liria, cena que contó con la asistencia de la Familia Real al completo. Pero esta semana ha sido otra cena, la del sesenta cumpleaños de Leonor March, la que ha vuelto a unir al hijo mayor de la duquesa de Alba y la millonaria empresaria en los salones de la casa que la anfitriona tiene en una de las zonas residenciales más exquisitas de la capital, donde viven otros afortunados como pueden ser los Obregón, los Barroso o los Abelló. A la cena de Leonor March llegaron en coches separados, pero una vez dentro todos los invitados pudieron comprobar lo bien que están. Alicia estaba guapísima con un conjunto negro con chaqueta estilo chanel. Me aseguran que estuvo encantadora y cariñosa con todo el mundo, y es que no hay nada como la felicidad para tener buena piel y buen ánimo. Además, la noche era de las que se comenta durante muchos días, de las que tan poco abundan últimamente. Tras la cena, de cuyo catering se encargó la hija de Cari Lapique y Carlos Goyanes, Cari (la joven es toda una experta en fogones y en dirigir a la legión de camareros que llevó con su sello Six Sense hubo flamenco y actuación de la Tata. Todo un lujo. La fiesta demostró que no hay nada como llevarse bien incluso con el ex y de ahí que la anfitriona tuviera en su cumpleaños a su ex marido, a su hija y su yerno, a sus padres, primos, y a todos los que la conocen bien. Entre los invitados, no faltaron Carlos y Juan March con sus esposas, ni Simoneta Gómez Acebo con su marido, ni Cari Lapique, ni Aurora Barroso, ni Kubrat y Miriam de Bulgaria, que llegaron tarde pues habían estado en la embajada italiana donde se presentó con una cena el nuevo aroma de Armani; y por no faltar estuvo hasta la actriz Lidia Bosch, que esa noche acudió con una amiga y muy guapa con un vestido estampado y sandalias veraniegas. A la cena de Leonor March llegaron en coches separados, pero una vez dentro los invitados comprobaron lo bien que están. En especial Alicia, guapísima y encantadora