Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14- 15 D 7 LOS DOMINGOS DE forma definitiva su macabra actividad. Zapatero explica estos días a los dirigentes de la oposición cuál es su posición y hasta dónde está dispuesto a llegar, e insiste en que no habrá concesiones políticas. Ojalá pudiéramos creerle, porque al menos así desaparecería la zozobra de nuestras vidas. No ha acabado con buen pie el fin de semana, el gol del Supremo al suspender la autorización del Gobierno a la opa de Gas Natural sobre Endesa no ha debido sentar bien a Zapatero, pero es que ese asunto lo ha llevado tan mal, tan rematadamente mal, tan rematadísimamente mal, que ha provocado que un número relevante de españoles prefiera que la energía quede en manos alemanas antes que en manos españolas, en manos de una empresa catalana. Un despropósito sobre el que tendría que reflexionar Zapatero, porque él solito ha logrado ese disparate, con su entreguismo a CiU, PSC y ERC, con su luz verde para que Montilla manipulara la composición de las instituciones que debían pronunciarse sobre la OPA, e incluso con sus declaraciones a favor de la operación. A ver si finalmente se instala la cordura en ese asunto y todo vuelve a su cauce. Me cuentan que la política laboral de E. On es de las que hacen llorar: compró varias empresas en países del Este y las ha dejado en las raspas, de ciento veinte mil a setenta mil empleados. Pero como todo está politizado, hemos llegado al extremo de que hay que tener cuidado antes de poner en circulación ese dato. Jaque, colapso y pacto con cadáveres Economía JESÚS GARCÍA S ESCASO LOVE EN WASHINGTON e ha ido Zapatero a ver a la Merkel. Ha salido bien la cosa, pero en cambio en el Departamento de Estado no suavizan su posición respecto a Zapatero ni de broma. Afortunadamente sólo ponen cruz a ZP, no a sus ministros, ha habido resultados positivos en los viajes de Bono, Alonso y López Aguilar, hoy trastocados porque Bono decidió irse con la música a Toledo, donde no le obligan a decir sí bwana a decisiones que no comparte. Pues lo dicho, que expertos en política internacional que han viajado a Washington han regresado sorprendidos por el nivel de crítica al presidente del Gobierno español. Aunque Zapatero aparentemente se fuma un puro, no le importa la política exterior, la infravalora y no le dedica un minuto de atención. Aunque las tortas se las lleva Moratinos. S i un avezado abogado del Estado es capaz de sacar de sus costuras al sistema con sus jugarretas jurídicas es que algo falla. Manuel Pizarro, con una caballería de letrados nutridos con cuantiosas nóminas pagadas por Endesa, está asomándose al precipicio con una estrategia inicial contra Gas Natural que, pese a su eficiencia- -por la lentitud de la justicia- -parece abocada a resultar desproporcionada e inconveniente para los accionistas de la eléctrica, sobre todo desde que tras la esquina apareció la contraopa de E. On. Pizarro, más baturro que nunca y con la Constitución en la mano, se ha lanzado a una carrera de demandas. Desde los juzgados de lo mercantil hasta la Audiencia pasando por el Supremo, Luxemburgo y la SEC, en una especie de campo de minas que estalla incontroladamente. En el Gobierno, con Montilla como hacedor; en Gas Natural, con Gabarró y su semillita, y, sobre todo, en La Caixa, con Fornesa como objetivo visible, han aprendido a golpes con quién se juegan los cuartos. En unos casos por arrogantes, en otros por simple ignorancia y en los más porque les falló estrepitosamente el cálculo. Él no ha tardado en demostrar hasta dónde está dispuesto a llegar en defensa de sus intereses. Pero la OPA de Gas Natural va camino de quedar suspendida cautelarmente con avales al cuadrado y quién sabe si bloqueada en los intersticios de la justicia por años tras las cautelares del Supremo contra la decisión del Gobierno de aprobar la oferta con 20 condiciones. E. On, el gigante alemán, es una de las piezas de este complicado tablero AP La OPA de Gas Natural sobre Endesa, politizada hasta el sonrojo, sacude todo lo que toca. Lo último ha sido un choque de trenes entre los poderes ejecutivo y judicial. Otro golpe al Gobierno y a Gas Natural. Montilla, Brufau, Fornesa y Gabarró obligados a negociar con Pizarro y con Blesa, juntos o por separado, y con E. On con la maza de Merkel y la Unión Europea en la mano. Un tablero difícil en el que hay que contar con el PP, aunque Montilla diga que para qué. Desde las filas de Rafael Vilaseca, consejero delegado de Gas Natural, con más moral que el Alcoyano y dispuestos a aguantar- -como diría Cela- -para ganar se recuerda que también el Supremo alemán rechazó la unión entre E. On y Rhurgas y después se salieron con la suya. Pero en E. On no había ningún turolense nombrado por Rato, que se sepa. Manuel Pizarro y los suyos, cuyos recuerdos de Dusseldorf son nefastos porque salieron trasquilados, han denunciado también el acuerdo de la CNE por el que daba su OK a la OPA de Gas. Así que podría ser suspendida por tercera vez camino del récord Guinness. Al menos, el Supremo tuvo el buen gusto de mostrar su división un día después de que Zapatero comparecía con Angela Merkel. ZP le planteó a la Merkel que si (Pasa a la página siguiente) La OPA de Gas Natural sobre Endesa, politizada hasta el sonrojo, sacude todo lo que toca. Lo último ha sido un choque de trenes entre los poderes ejecutivo y judicial