Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12- 13 D 7 LOS DOMINGOS DE desterrar a los enemigos asociados a las enfermedades. La decoración explota motivos infantiles y utiliza colores cálidos. Hay salas de juegos y un teatro. Los niños salen al Retiro a tomar el aire y el sol, a jugar con chavales de su edad. En el proceso de recuperación, el médico y la enfermera están el tiempo justo. El régimen de visitas no se circunscribe sólo a los familiares: la habitación está abierta para los amigos del colegio, que sin duda tendrán un efecto más benéfico que la tía a la que el paciente no ve nunca y que acude sólo por motivos sociales. Hoy he visto una peli que nos han puesto en el teatro dice una niña de siete años que ha recibido el alta. El otro día vinieron músicos. Me ha gustado mucho estar aquí, porque me he divertido No al dolor, no al recuerdo Cuando los padres no pueden estar con sus hijos, entra en acción un grupo de voluntarios para que los pequeños no tengan que sufrir tiempos muertos Tratamos de internar el menor número de enfermos posible añade el doctor Casado. A los que se quedan les hacemos confortable la estancia. Tenemos una unidad de dolor que no permite que los niños sufran o estén agitados porque se les vaya a hacer una prueba, en especial los que padecen cáncer y tienen que soportar procedimientos invasivos. No se trata sólo del dolor físico, sino del recuerdo El hospital cuenta con unidades funcionales que favorecen que el niño sea examinado por todos los especialistas el mismo día. Ocho de cada diez operaciones se realizan en cirugía ambulatoria: el paciente ingresa por la mañana, se le practica la intervención, se depierta con sus padres y, por la tarde, se va a su casa. Hay otro aspecto importante que se refiere a los cuidados intensivos a domicilio, sobre todo en personas con enfermedades respiratorias crónicas. Antes había niños que se pasaban cinco años ingresados y morían en el hospital. Ahora se instala un respirador en su casa y los familiares se convierten en enfermeros ¿Fue sencillo asumir esta filosofía El jefe de la UCI Pediátrica recuerda que hubo mucha resistencia por parte de los de dentro pero ponerse en el pellejo de los padres fue esencial La tendencia se va imponiendo a través de detalles. Por ejemplo, un niño tolera mejor un pinchazo si se le explica; si no, creerá que va al matadero. No se puede hacer una punción con un celador sujetándolo fuertemente. Hemos conseguido entre todos un hospital que no parece un hospital. Pero aún tiene que parecerlo menos fesionales que la tratan es esencial, pero hay un clave que explica todo. Al pie de la cama hay una persona que no se aparta de ella, que le habla, que traduce sus mensajes, que espanta sus miedos. Es su madre. Calidad humana Los hospitales de niños proceden de los de adultos: se cambian las camas por otras más pequeñas, y ya está comenta el doctor Casado. Hace veintitantos años esto era una cárcel silenciosa con un orden incómodo e inútil. Los pequeños eran visitados un rato por las tardes, y los recién operados, varias horas después de la intervención. Eso era una crueldad. Un hospital moderno no es sólo equipos quirúrgicos de última generación, sino calidad humana Antaño los padres ocultaban su rostro detrás de hojas de periódicos a las que hacían agujeritos para poder observar a sus hijos sin ser vistos, porque estos lloraban, o eso se decía- -continúa- Sin embargo, los niños tienen derecho a estar con su familia, y no como un favor que les hace el médico, sino como parte de la recuperación. Ahora sienten su calor antes y después del quirófano; cuando despiertan no ven a un extra- FOTOS: H. NIÑO JESÚS Diversión y terapia. Arriba, la responsable del taller de arte- terapia ayuda a un niño con sus manualidades. Sobre estas líneas, los pequeños se divierten en el teatro ño, sino a su madre, que es como la prolongación de ellos mismos. ¿Recuerda a la niña que bromeaba con la enfermera? La parada cardiaca duró unos 45 minutos. La madre estuvo hablándole mientras seis médicos trataban de salvarle la vida. Esta niña salió adelante. Pero permitimos que los pacientes mueran en los brazos de sus padres Los niños encajan mal una rup- tura: si el hospital supone un drástico punto y aparte en sus vidas, el reinicio de lo cotidiano no es fácil. Al regresar a casa están inquietos, se hacen pis en la cama... Se llegó a pensar en infecciones contraídas en el hospital, pero las tasas son bajas. Hasta que se dio con los culpables: la tristeza y la ausencia. El Hospital Niño Jesús ha ido adaptándose poco a poco para