Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6- 7 D 7 LOS DOMINGOS DE un teniente de navío de 34 años, formado en la Escuela Naval de Marín, que aprovechó que la fragata Victoria con la que patrulló el Golfo Pérsico durante la operación Libertad Duradera, tenía que pasar por el varadero, para postularse como observador internacional desarmado en la rica región de Katanga, informa desde Kinsasa Alfonso Armada. Primero estuvo en Kongolo, y ahora en Kamina, donde se halla el principal centro de desarme y desmovilización de la zona. Su equipo atiende cualquier demanda de la población, del robo de una gallina a la denuncia de tres soldados borrachos que disparan Entre Etiopía y Eritrea En la más antigua de las misiones de la ONU en África (UNMEE) abierta en junio de 2000 tras la firma de un Acuerdo de Paz entre los gobiernos de Etiopía y Eritrea, que zanjaba sobre el papel más de 40 años de guerra, ha estado el comandante Pablo Méndez Zubillaga, que ocupa el puesto de oficial CIMIC (cooperación cívico militar) y cuyo trabajo ha sido la gestión de Proyectos de Impacto Rápido (de ejecución en un máximo de 6 meses) cuyos objetivos son básicamente escolares, sanitarios, de aguas e infraestructuras. Al principio su destino fue Eritrea, pero desde que el pasado diciembre el gobierno de este país decidió la expulsión de todo el personal de la UNMEE que fuera estadounidense, europeo, canadiense y ruso, cerrando la frontera a esas nacionalidades, el oficial español se trasladó a la ciudad etíope de Adigrat, donde he vivido en la habitación alquilada a una familia Mi trabajo- -añade- -me ha obligado a recorrer muchos kilómetros por carreteras desastrosas donde unos pocos kilómetros representan horas de conducción off- road Pero esto es África y no debemos tener prisa La disponibilidad, como la del resto, de 24 horas, los siete días de la semana, y el escaso tiempo libre lo emplea en hacer turismo (nos confiesa su fascinación por Lalibela y sus iglesias excavadas en la roca y el desierto de Danakhil) y la práctica de deporte al que saca el mejor partido: Aprovechando los 2.400 metros de altitud, entrenamos en altura, y mi compañero, un oficial indio, me ha enseñado a jugar al badminton nel Mariano Bayo, subdirector y jefe de Estudios de la Academia General Militar, que en Aceh ocupa el puesto de director de operaciones. La misión es de carácter civil- -ni unidades militares ni armas- -y entre sus cometidos está la recogida y destrucción de armas, verificación de tropas y su retirada, e investigación de incidentes. Bayo, casado y con dos hijos, comparte casa con el comandante español Carlos Gómez Reina, una vivienda alquilada donde nunca estamos seguros de si vamos a disponer de luz y agua. Además de soportar un asfixiante calor húmedo, otros problemas son el de la comunicación, pues son pocos los nativos que hablan inglés y se hacen esenciales para sobrevivir los europeos que conocen el bahasa indonesio, y un tráfico infernal, ya que además de conducir por la izquierda, la distancia que dejan entre vehículos apenas supera los 10 centímetros, por lo que cuando llegamos aquí muchos estuvimos a punto del infarto. El récord de personas avistado sobre una vespa lo tengo en 5, y sin casco, que es un lujo. Además, tenemos que convivir con otros peligros mayores como las enfermedades (malaria, dengue, encefalopatía japonesa, gripe aviar... los habituales terremotos (esta mañana hemos disfrutado de uno de 5,5 grados en la escala de Ritcher) y la amenaza del tsunami Poca diversión El teniente Gómez Reina, que casado y con dos hijos de 10 y 7 años aprovecha la ocasión para ensalzar el papel de sus familias a las que hace depositarias de todos sus méritos, apunta sobre el poco tiempo de asueto que en Banda Aceh no existen bares, ni cines (el único quedó inoperativo tras el tsunami) En febrero se autorizó por primera vez un concierto nocturno, de un grupo pop- rock, y se instaló una valla divisoria para separar al personal masculino del femenino De la copita de vino en la comida o la fría cerveza para aplacar el calor, ni hablamos, prohibidos como están, seas o no musulmán. Para el coronel Bayo, estas misiones son una de las actividades más importantes del Ejército. Además de la satisfacción de contribuir a solucionar conflictos que sin nuestra intervención hubieran sido casi irresolubles, supone la validación de sus sistemas de instrucción y adiestramiento, así como el reconocimiento del alto nivel de preparación de nuestro personal, aval del prestigio de España fuera de nuestras fronteras Desde Banda Aceh, Eritrea o Congo, bajo la enseña de la paz, al resguardo del rojo y gualda que hoy vela los sueños del capitán González Lázaro, quieren ondear las banderas de libertad- -que dijo García Lorca- -en que han bordado el amor más grande de sus vidas. El capitán González Lázaro posa con unos niños congoleños ro, y, muy especialmente, sobre la situación de los refugiados, el desarme y la desmovilización de las milicias- -oyéndole hablar así una piensa en los espías, pero no lo dice- Somos, por tanto, -abunda el capitán- -los ojos y los oídos de la ONU y no portamos armas, aunque sí uniforme, lo que nos diferencia de la fuerza militar. También se proponen proyectos de desarrollo de infraestructuras. Hay que hacer muchas patrullas para recorrer 300 kilómetros cruzados por una sola carretera asfaltada muy peligrosa, y por la que entra toda la mercancía que desembarca en el principal puerto de la República El capitán González, que domina cuatro idiomas, hace buenas migas con los congoleños, muy abiertos y dispuestos a contestar con una sonrisa si se les habla cordialmente. Además, su percepción de los españoles es muy positiva. En la radio ponen mucho a Julio Iglesias- Manuela y Natalie son grandes éxitos- todos conocen más jugadores del Real Madrid que yo y nos perciben como a un país amigo, muy diferente de lo que ocurre con belgas, franceses o americanos. En general, desconfían del mundele (hombre blanco) y nos responsabilizan de haber traído el sida, la explotación y todo mal que hay en la tierra. Me duele verme a través de sus ojos y me esfuerzo cada día en cambiar esa forma de pensar El día empieza para el militar a las seis de la mañana, cuando el calor permite correr unos 8 kilómetros, y luego intento parar de sudar durante el resto del día. Normalmente, es posible dormir entre 6 y 7 horas. Un trabajador local, papa Fredy hace la comida, y mama Belinda lava y plancha la ropa. Aquí dos somos papa y mama Papa español -como le dicen a él- -estará en el Congo hasta julio, cuando al fin regrese para estrechar a su mujer, Belén, y a su hijo, Carlitos, que hace cuatro días cumplió 9 meses. Si Dios quiere, los veré pronto. Por ahora, tan lejos, sólo mirar la bandera de España que tengo en la cabecera de mi cama me hace sentir en casa Al otro español en misión MONUC desplegado en el área próxima a Zambia, después de cuatro meses en destino aún no ha podido verle. Se trata de Rafael Hernández, FOTOS: ABC Aceh: un terremoto a la semana A miles de kilómetros, y en Misión de Monitorización de la UE en Aceh, otros seis componentes del Ejército de Tierra español tienen como objetivo controlar que el Gobierno de Indonesia y los guerrilleros del Movimiento de Aceh Libre cumplan el Memorando de Entendimiento, del pasado 15 de agosto, para un proceso de paz que acabe con 30 años de violencia y ponga fin a una lista de 15.000 muertos. Uno de estos militares es el coro- Los congoleños desconfían del mundele (hombre blanco) al que culpan de todos los males. Me duele verme a través de sus ojos y me esfuerzo cada día en cambiar esa idea