Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid DOMINGO 23 4 2006 ABC SE DICE SE COMENTA CORRIENTE SOCIALISTA Los acostistas se reunieron ayer por la mañana en la Agrupación Socialista de Vallecas con su jefe a la cabeza, el diputado José Acosta, y con un proyecto para los próximos meses: el de constituirse como corriente organizada dentro del PSOE madrileño. Bajo el nombre de Acción Socialista Madrileña (ASM) pretenden aglutinar a sectores de izquierda en el Partido Socialista de Madrid (PSM) Las siglas elegidas no son casuales, pues coinciden con las del núcleo que dio origen a la fundación del PSOE. MADRID UNA Y MEDIA WARNER: OPERACIÓN DE RIESGO Ni con agua caliente consigue Esperanza Aguirre quitarse de encima el parque de la Warner. La presidenta regional confiesa que el complejo de ocio ha sido la peor herencia que ha podido recibir del anterior gobierno de Ruiz- Gallardón. Tras fracasar en su intento de vender el parque antes de que comenzara su quinta temporada, el Ejecutivo regional se plantea ahora sacarlo a Bolsa. Pero los expertos en mercados bursátiles no ven nada clara la operación, y creen que la Comunidad volverá a tragar con Piolín y compañía. MISERICORDIA JESÚS HIGUERAS F LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es Feria de la Sierra Norte Me he enterado que la Feria de la Sierra Norte que todos los años se celebraba con gran aforo de público para enseñar nuestro productos se ha quitado y no se va hacer. Me he enfurecido mucho pues son muy pocas cosas que se celebran en la Sierra Norte y poco a poco se están cerrando más. La Comunidad sólo nos quiere como un zoo para enseñarnos con mujeres vestidas de negro, y arados de madera como el libro que enseña de nosotros, pero no nos dejan progresar salvo que les interese a los señores de la Comunidad, incluso nos van a decir cuándo y cómo vamos a organizar las fiestas que les interese a ellos Y más huelga Leo que el Sindicato de Conductores de Metro tiene previstos otros 14 días de huelga entre la semana que viene y mayo y me pregunto inocentemente cómo es posible que se les permita un solo día de huelga después de lo que ya han hecho en abril. ¿Es que no hay nadie que vaya a poner remedio a este abuso? Señores míos, dejen de hacer la vida imposible al resto y pónganse a trabajar como hacemos los demás, que todos tenemos problemas con nuestros trabajos pero no por ello le destrozamos la vida a nuestros semejantes. ¿Por qué no practican la huelga a la japonesa y trabajan el doble? Eso les cansaría más, ¿verdad? Leticia Pastor Martínez ANGEL DE ANTONIO Pobreza en el centro. Ahoraquelatemperaturaesbenigna puede verse en las calles a indigentes durmiendo en el suelo. Estas escenas contradicen las supuestas bondades de las políticas sociales que las instituciones nos intentan vender. Josefa R. Moreno dándonos el calendario para que asintamos y con la zanahoria de las subvenciones, es una vergüenza que los consintamos. Arturo Melones García DIMES Y DIRETES EL GATO EGIPCIO ¡C do de la luz clara de estos días de ómo está la Sierra desabril! No se priven del placer de pués de las últimas lluacudir a la sierra cercana, uno vias! Ha sido un gozo de estos fines de semana, antes patearla esta Semana Santa en la de que sea tarde... que la primavera es una verdadeNo sería totalmente sincero, ra primavera y la vida explota sin embargo, si les dejara en el por todas partes. Da gusto ver A. SÁENZ ensueño de este paisaje idílico los arroyos alegres y caudalosos DE MIERA sin advertirles de que, en cualy casi sentir cómo verdean las quier momento, puede quedar praderas en la fase de floración roto el encanto por la aparición en la que nos encontramos. No de una, de dos o de cien grúas. A mí me parece que los pantanos nos puedan pasó eso el otro día y se lo quiero contar. tranquilizar todavía sobre el agua, pero Hacía tiempo que no íbamos por la Pedriel campo está glorioso y me parece que za y, sin saber lo que se nos venía encieste verano vamos a poder segar los pasma, aterrizamos en Manzanares el Real, tos. Levanta el ánimo contemplar el mi ¡Qué pesadilla! Hasta dónde hemos podilagro de la naturaleza, que se renueva do llegar en nuestras afrentas a la Siecada año ajena a nuestros desvaríos: el rra! El desastre urbanístico que teníabrillo del sotobosque, los robles y los mos ante nuestros ojos no es fácil de desfresnos de la rampa que comienzan a cribir: adosados y más adosados en toechar los primeros brotes; las jaras ya das las formas y colores posibles, chaen flor; las primeras mariposas; las aves lets con pretensiones de palacetes en los que saltan ya entre las ramas de árboles lugares más insólitos, casas que trepan y arbustos picoteándolo todo: currucas, por la Pedriza apiñadicas camino del petirrojos, reyezuelos... ¡Qué maravilla Yelmo... poder contemplar el juego de las nubes y Un auténtico caos entre el que se polas rocas, entre las que se mueven nerdían descubrir unas grandes grúas que viosos los lagartos ocelados, sobre el fon- parecían estar sobre el Castillo. Por fin, pensamos, algo bueno que contar: están reparando el famoso Castillo de Manzanares. ¡Qué ingenuidad! Las enormes grúas no estaban, como parecía, sobre el Castillo sino al ladito del Castillo y su destino era construir no sé cuántas viviendas más, de cuatro alturas y, terrazas practicables o sea, otra altura más. Ya es difícil poder contemplar el Castillo sin que aparezcan los edificios que le acosan desde todos los flancos, pero cuando esa viviendas estén terminadas la cosa será peor. ¡Cómo se puede consentir una cosa así! A la vuelta, quise compartir estas preocupaciones con mis amigos de Allende Sierra y no les extrañó nada lo que les decía. ¡Ah! ¿pero es que no sabías lo de Manzanares el Real? Me hablaron de cosas que tendría que comprobar para poder publicarlas. Lo del gato egipcio de una tonelada sin embargo, sí se puede contar, porque ahí está, en el centro de una enorme rotonda, construida, por cierto, sobre una vía pecuaria, mirando desafiante a los horrores de la Sierra. Un gato egipcio en el Guadarrama. ¡Qué más se puede pedir! No ganamos para sustos. Antonio Sáenz de Miera Presidente de Amigos del Guadarrama de la Sociedad Peñalara ue el Papa Juan Pablo II quien instituyó de un modo definitivo la fiesta de la Divina Misericordia en el segundo domingo de Pascua, porque no hay mayor amor que la entrega de Jesucristo en su vida, en su Pasión, en su Muerte y sobre todo en su Resurrección. Y es bonito saber que el atributo que más le gusta a Dios que le defina, es el de la misericordia, porque misericordia significa comprender la miseria y atenderla, implicarse con ella. Precisamente la indigencia del hombre consiste en que el ser humano es alguien necesitado. Todos necesitamos de cariño, de comprensión, de aliento, pero lo buscamos o llamamos a las puertas que no se nos pueden abrir. Así muchas veces, queremos encontrar ese amor, ese cariño, esa comprensión o ese aliento en cosas de la tierra que son perecederas, que pasan, que no son eternas. Sin embargo, si llamamos a la puerta siempre abierta de Dios, Él es aquél que no nos cuestiona por nuestros pecados, es aquél con quien no tenemos que dar la talla, porque nos quiere tal y como somos, aunque por supuesto nos ofrezca un camino para mejorar, para crecer, para dilatar más nuestro corazón y llegar más lejos en el amor. Qué bonito es ver como Jesús, al atardecer del primer día de la semana, es consciente que sus discípulos están llenos de miedo y Él, se pone en medio, les enseña las llagas y el costado y les dice: Recibid el mayor de mis dones, que es el Espíritu Santo, el Señor y Dador de Vida E incluso les otorga su propio poder: Podéis perdonar los pecados Porque para esto vino Dios a la tierra, para librarnos de la muerte y del pecado. San Agustín, decía que solo puede agradecer la misericordia divina, aquél que es consciente de su propia miseria. En este segundo domingo de Pascua, meditemos todos en la Divina Misericordia. Seamos conscientes de lo que significa la Resurrección de Cristo, de qué modo nos afecta en nuestra vida e imploremos esa Divina Misericordia para toda la humanidad, especialmente para los que están más alejados o le conocen menos. Así cumpliremos la voluntad del Señor, que no vino a condenar sino a salvar y dar su vida en rescate por todos.