Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Internacional El DESAFÍO DE IRÁN A OCCIDENTE DOMINGO 23 4 2006 ABC Las fuerzas paramilitares iraníes son el arma más poderosa y efectiva del país y, según el Gobierno, están listas para intervenir si la nación persa sufre alguna agresión Teherán flexiona sus músculos TEXTO: MIKEL AYESTARÁN SERVICIO ESPECIAL FOTO: AFP TEHERÁN. Se acerca la fecha límite para conocer las medidas que Naciones Unidas puede adoptar contra Irán debido a la resistencia a detener su programa nuclear y las declaraciones sobre un posible conflicto armado se han repetido a lo largo de la semana. El Ejército de Irán es hoy uno de los más fuertes del mundo y cortará las manos de quien intente agredir al país declaró el presidente Mahmud Ahmadineyad el pasado martes durante la celebración del Día de las Fuerzas Armadas de Irán. El ex presidente Ali Akbar Rafsanyani, a su regreso de una gira por Siria y Kuwait, señaló por su parte que en el caso improbable de conflicto, estamos preparados para responder a la agresión El sentir general en la sociedad iraní es que su país no es como Irak o Afganistán, pero el miedo a un posible ataque ha ganado adeptos según se acerca el fin del ultimátum. Los analistas militares iraníes coinciden en que su Ejército no está al nivel del norteamericano, pero señalan que consistiría en plantear una guerra asimétrica, al esti- lo de la que se está produciendo en Irak, en la que los factores clave serían: el importante papel de los paramilitares (Sepah e Pasdaran, Guardia Revolucionaria creada por Jomeini en los ochenta) la internacionalización del conflicto mediante ataques a intereses estadounidenses en la zona; la desestabilización definitiva de Irak por medio de la conexión chií; la activación de Hizbolá en Líbano; el corte en el suministro de gas y petróleo y, por último, el bloqueo del estrecho de Ormuz, punto estratégico de salida de los petroleros desde Oriente Próximo. Guardia Revolucionaria y basiyíes Con estas premisas, por tanto, Irán confía la defensa de sus fronteras a una Guardia Revolucionaria de la que el propio Ahmadineyad formó parte durante la guerra con Irak. Separados del Ejército regular- -que no pasa de los 350.000 efectivos y los 200.000 reservistas- y con sus propias divisiones en Tierra, Mar y Aire, los Sepah e Pasdaran (nombres en persa) forman un cuerpo de elite de más de cien mil guerrilleros que cuenta con el respaldo de once millones de basiyíes voluntarios y temidos en todo Irán por su rectitud a la hora de fomentar los valores del islam y luchar contra el vicio El papel de los basiyíes resultó clave en el conflicto irano- iraquí y se hicieron célebres por las oleadas de mártires de todas las edades que enviaron al frente de forma sistemática. El miedo a un posible ataque ha ganado adeptos según se acerca el fin del ultimátum de la ONU El objetivo iraní consistiría en plantear una guerra asimétrica, al estilo de la que ha estallado en Irak En estos momentos han convocado a la juventud iraní a alistarse como kamikazes en caso de ataque y aseguran contar con más de cuarenta mil jóvenes dispuestos a morir. El control de los misiles iraníes está