Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional DOMINGO 23 4 2006 ABC Detenido en Mallorca el principal donante de los liberales británicos El Reino Unido investiga las cuentas del millonario Michael Brown b La Policía Nacional y la Guardia Civil detuvieron el miércoles a Brown en su lujoso chalé de Mallorca tras una denuncia del su banco, el HSBC EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. La controversia sobre los donativos recibidos para la campaña de las generales del año pasado sigue acechando a Tony Blair, pero los liberal- demócratas podrían ser los primeros en sufrir las consecuencias, sobre todo teniendo en cuenta su corto presupuesto, si se ven obligados a devolver los 3,5 millones de euros regalados por un adinerado benefactor ahora detenido en España. En un operación conjunta, siguiendo una orden de arresto europea, la Policía Nacional y la Guardia Civil detuvieron el miércoles a Michael Brown en su lujoso chalé de Mallorca. De allí fue trasladado a Madrid, donde espera la autorización de la Audiencia Nacional para su extradición al Reino Unido. La Policía de este país investiga una denuncia presentada por su banco, el HSBC, que considera que Brown falsificó documentos relativos a su sociedad 5 th Avenue Partners, un fondo de inversiones al que ha aportado dinero el anterior presidente del Manchester United, Martin Edwards. Éste y otros inversores han cuestionado ciertas decisiones de Brown en la gestión del fondo. La figura de Brown, alguien que ha amasado una fortuna casi de la nada- -unos 15 millones de euros según asegura él mismo- -mediante transacciones inmobiliarias en Florida, ya resultó sospechosa cuando buscó el trato con el anterior líder liberal- demócrata, Charles Kennedy, para hacerle un donativo de 3,5 millones de euros, la ma- OCHENTA AÑOS DE SERVICIO E Menzies Campbell tras ser elegido líder de los liberal- demócratas yor cantidad recibida por ese partido procedente de un solo donante. Además, Kennedy utilizó un jet privado de Brown para sus desplazamientos por el país durante la campaña electoral. REUTERS Alcohol Algún periódico ha sugerido veladamente una relación entre el padre de Brown, ejecutivo de una destilería de whisky escocesa, y el también escocés Kennedy, que hace unos meses tuvo que dimitir tras reconocer su adicción al alcohol. Como Brown no está empadronado en el Reino Unido a pesar de haber vivido hasta los 18 años en Escocia, la donación la hizo a través de su sociedad. Si las actividades y ganancias de ésta son consideradas delictivas por parte de la Justicia británica, el Partido Liberal- Demócrata, ahora con otro líder, Menzies Campbell, deberá devolver el dinero y eso le condenaría a la ban- carrota. Campbell, que hace unos meses aún salió en defensa de Brown a pesar de algunas informaciones sobre los negocios poco claros del millonario, ha insistido ahora en que las irregularidades que éste haya podido cometer en su actividad nada tienen que ver con los liberal- demócratas. Cualquier acción compete a la Policía y a las autoridades ha asegurado Campbell, distanciándose de Brown y sin pronunciarse sobre las consecuencias que podrían derivarse del asunto. El caso afecta a un partido que hasta ahora se había librado de la polémica sobre las ayudas económicas logradas para la última campaña electoral. La Policía está investigando los préstamos ocultos recogidos por Blair, con el fin de determinar si al proponer a varios de esos donantes para un puesto en la Cámara de los Lores les estaba pagando el favor recibido. l peligro de cumplir 80 años y llevar 54 en el trono es que se asuma como inalterable la condición de Reina. Sólo dos soberanos británicos llegaron a esa edad antes que Isabel II. Y ambos, Jorge III y Victoria, estaban ya seriamente incapacitados para el desempeño de sus funciones al cumplir los 80. Ninguno de los dos pasó de los 81 años. Afortunadamente, nada hace presumir que el reinado de Isabel II no pueda prolongarse todavía un buen número de años. El ruido mediático ha provocado en los últimos años mucha distorsión sobre el verdadero papel de la Corona británica en nuestros días. Pero habrá que reconocer que Isabel II, que ha reinado con éxito durante la redefinición británica post imperial, durante la socialmente turbulenta década de 1960, duranRAMÓN te la económicamente PÉREZ- MAURA revolucionaria década de 1980 y durante la refundación de la izquierda británica que llega hasta nuestros días, ha logrado, en fin, ser en todo momento el punto de referencia de un país en el que a pesar de no haber un gentilicio unificador de todos sus pueblos, nadie se pregunta ¿Qué es el Reino Unido? Muchos han sido los que han intentado emplear contra la Corona británica la caótica vida matrimonial de los hijos de la Reina, de los que tres de los cuatro han visto fracasar sus matrimonios. La crisis que asoló a la institución tras la patética muerte de Diana, Princesa de Gales, el 31 de agosto de 1997 se demostró plenamente superada en 2002, cuando la Reina celebró medio siglo en el trono. Para entonces Isabel II había demostrado ya que en un tiempo en que tanta gente parece llegar a la vida pública para sacar provecho personal de la misma, la Reina, que no escogió cargar con la responsabilidad que le tocó por la falta de entrega de su tío Eduardo VIII- -quien entre Wallis Simpson e Inglaterra escogió a Wallis- -tenía muy asumido el compromiso de absoluta entrega a sus pueblos, todavía hoy repartidos por los cinco continentes. En su juramento de la coronación, el 2 de junio de 1953, más de un año después de su ascensión al trono, Isabel II respondió afirmativamente al las preguntas del arzobispo de Canterbury, entre las que estaba: Hasta donde le sea posible ¿generará Ley y Justicia, con compasión, en todos los juicios que deba ejecutar? Ésa es la línea de actuación que ha seguido Isabel II y que le valió, por ejemplo, el que el referéndum a favor de la proclamación de la República de Australia celebrado en 1999 viera la victoria del no con un 55 por ciento de los votos. Como decía The Daily Telegraph en su editorial del pasado viernes: Nuestra nación se ha visto bendecida por una soberana sabia y entregada en tiempos de muchos cambios. Entre todos los trastornos hay mucho de lo que alegrarse y sobre todo de que Dios haya salvado a la Reina todos estos años, con tan buena salud y espíritu