Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 23 4 2006 Nacional 23 Una pareja de la Policía Local de Marbella no pudo casarse el 29 de marzo porque ese día detuvieron a la alcaldesa, la oficiante. Otros contrayentes han adelantado su enlace ante la escasa confianza que tienen en la gestora y en que pueda ocuparse de ese tipo de actos Cerrado por corrupción TEXTO: JOSÉ MARÍA CAMACHO FOTO: LANZA MÁLAGA. El titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella, Miguel Ángel Torres, cerró el Ayuntamiento de la ciudad por corrupción. Pero el cerrojazo no sólo afectó a la plana mayor de la Alcaldía, ahora entre rejas, sino también a gente corriente, a personas que acudieron al Consistorio para celebrar su boda o pedir un certificado de empadronamiento y se encontraron con una puerta cerrada a cal y canto. Una pareja de policías locales de esta localidad malagueña difícilmente olvidará ese día, el 29 de marzo. El que debía ser, según la estadística popular, uno de los más felices de su vida se convirtió en una auténtica pesadilla, marcado en negro en el calendario. Los protagonistas de esta historia, entresacada de una ciudad sobre la que cuelga el cartel de corrupta, habían dado un paso importante, ya que iban a formalizar su relación sentimental después de convivir como pareja de hecho durante trece años. Él, de 40 años, y ella, de 30, ingresaron en la Policía a principios de los años noventa y se enamoraron poco tiempo después. Fruto de ese amor nacieron dos hijos, el último recientemente. Cuando acudieron al Ayuntamiento para celebrar su enlace la mañana de los hechos, sus compañeros del Cuerpo Nacional de Policía, que tenían tomado el edificio, no les dejaron pasar. Desconcertados y nerviosos, junto a sus familiares y amigos, esperaron en la plaza de los Naranjos, situada junto al Ayuntamiento, para acceder a la Alcaldía, donde les esperaba la regidora municipal, Marisol Yagüe, -o al menos eso creían ellos- -para casarlos y pagado. Celebraron la no boda en un restaurante de Nueva Andalucía, donde reunieron a más de medio centenar de invitados, y se fueron después de viaje de novios a la costa levantina. Alicante y Castellón fueron las ciudades elegidas para pasar la luna de miel, tal y como habían planeado. Y la incógnita que queda por despejar de esta historia es si la pareja, quien ha anunciado que no se casará ya en el Ayuntamiento sino en el Juzgado, volverá a patrullar por las calles de la ciudad. Fuentes municipales señalaron que el empresario Ismael Pérez, encarcelado por la operación Ma- Las concejales del PP han sido las más solicitadas para rubricar el sí quiero este mes de abril laya podría retirar todos los vehículos que tiene prestados al Ayuntamiento porque no le pagan el leasing Este empresario, que tiene la concesión del servicio de grúas del Ayuntamiento, posee una importante flota de coches en las áreas de la Policía, Urbanismo y Obras. El novio, que sigue siéndolo, patrullaba hasta ahora con el superintendente del Cuerpo, Rafael del Pozo, también imputado en el caso Malaya Desde la detención de la alcaldesa y sus compañeros de Corporación, muchas parejas han adelantado sus bodas ante la incertidumbre que les provoca la nueva gestora. Hasta el viernes, los concejales del Ayuntamiento sacaban horas extras para atender sus compromisos, mientras se despeja la duda de si los gestores van a tener o no facultades para casar a las parejas. La candidata del PP a las municipales de 2007, Ángeles Muñoz, y la portavoz adjunta popular, Francisca Caracuel, han sido las concejales más so- licitadas durante abril para celebrar bodas en el Consistorio. Ambas señalaron que las parejas que se han casado hasta ahora y las que piensan hacerlo en los próximos meses tenían y tienen muchas dudas sobre la capacidad jurídica de los nuevos vocales para celebrar actos de esta naturaleza. También aseguraron que muchas parejas han adelantado la fecha de su boda porque querían que les casara un representante elegido democráticamente por el pueblo y no por una institución ajena a Marbella. El empadronamiento puede esperar Pero el pasado 29 de marzo tampoco fue un buen día para otras personas que se acercaron al Ayuntamiento, entre las que se encontraba una joven marbellí, que intentó sacar a última hora un certificado de empadronamiento que necesitaba para entregarlo en el colegio de su hijo. Después de estar al borde de un ataque de nervios, optó por marcharse sin el documento. Lo curioso es que la resaca por la detención de la plana mayor de la Alcaldía duró más de una semana. Menos mal que los profesores del colegio entendieron la situación y concedieron una prórroga a la joven aturdida con el problema de su pequeño. El próximo curso, su hijo estará matriculado en el mismo colegio y tendrá los mismos compañeros, aunque haya sudado tinta para lograrlo. Es la otra cara del cierre cautelar por corrupción. Banquete y luna de miel Conforme pasaban las minutos, al no poder hablar con la alcaldesa, la paciencia se trocó en angustia y, poco después, en desolación cuando se corrió la voz de que Yagüe, junto al ex gerente de Urbanismo, Juan Antonio Roca, y otros concejales del Ayuntamiento, empresarios y abogados, había sido detenida por la Policía. Vestidos con sus mejores trajes, pero con la peor de sus caras, se marcharon del lugar al confirmarse los peores presagios. El golpe fue tremendo; estaban muy ilusionados con el enlace, después de tantos años aseguró a este periódico un amigo de la pareja, quien añadió que, a pesar del varapalo sufrido, lo volverán a intentar de nuevo cuando se les pase el disgusto Eso sí, no hubo boda, pero contrayentes en espera e invitados no se perdieron el banquete. Tras la enorme decepción por no poder casarse, los novios pensaron que debían seguir adelante con sus planes, entre otras razones porque ya estaba todo organizado La ex alcaldesa Marisol Yagüe casando a una pareja antes de que fuera detenida en la operación Malaya El PA mantedrá a sus dos vocales en la gestora, interventores del GIL en unas elecciones municipales J. M. C. MÁLAGA. El PA anunció ayer que no pedirá el cese de los dos vocales propuestos por el partido para la gestora de Marbella porque responden al perfil que debían tener los miembros de este órgano. Ambos, trabajadores municipales del Ayuntamiento, son técnicos cualificados y conocedores de la Administración según el PA. La polémica en relación con la gestora surge esta vez porque ha trascendido que los vocales del PA, Florentino Rodríguez y Ricardo García, fueron interventores del GIL en unas elecciones municipales, aunque no estaban afiliados a dicho partido. Según el PA, la única vinculación que han tenido con el GIL es su labor como trabajadores municipales en el Ayuntamiento de Marbella. La noticia se produce sólo horas después de que el PP decidiera retirar el mismo día de su nombramiento a uno de sus vocales en la gestora. Salvador Guerrero fue relevado porque es el abogado defensor del ex concejal de Cultura del Ayuntamiento de Marbella, imputado en el caso Malaya y quedó en libertad bajo fianza, además de defender a otro implicado en el caso Saqueo Los andalucistas reiteraron ayer que tanto Rodríguez como García están cualificados y son independientes por lo que no ven motivos para cambiar su propuesta.