Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6- 7 S 6 LOS SÁBADOS DE LA AGENDA DE PATRICIA A todo color La Sala Mairea, en Madrid, presenta hasta el 31 de mayo la segunda colección de piezas de la diseñadora francesa Françoise Weill. Collect- xion es una línea de muebles auxiliares que nació en 2003 en París y gira en torno al color y la forma. Biombos altos y bajos, mesas, consolas, urnas o estantes se alinean en una original sinfonía cromática. Son estructuras realizadas con travesaños de acero en bruto o pulido, ensamblados, pero la originalidad reside en los elementos que les dan color. Weill ya había demostrado su habilidad con las lacas. Ahora juega con plumas, pasteles y pigmentos. Las plumas de patos salvajes se tratan y colocan casi como en un trabajo de alta costura entre cristales o láminas de metacrilato, mientras que los viejos tubos de pastel de Henry Rocher, nombre mítico entre los pintores franceses, proveedor de los más grandes, como Degas o Bonnard, han encontrado una nueva utilidad: Alineados como en un ballet o en una complicada vidriera multicolor, dan tono a las tapas de sus mesas. La novedad más fuerte- -comenta la diseñadora- -han sido los trabajos con mariposas. Las busqué en Indonesia y en el Sur del Pacífico y con ellas he creado mesas, cajas... en un trabajo artesanal y delicado. Cada pieza es única, como podrá imaginar. Françoise Weill: www. collect- xion. com. Tel. 91 431 06 03. Sala Mairea: mairea mairea. jazztel. es. Pasaje de Doña Carlota, 16. 28002 Madrid Mesas de Weill y sillones de Espirit Home Guardamar de Segura (Alicante) Navacerrada (Madrid) Segovia (Plaza del Ayuntamiento) Sevilla (Alameda de Hércules) y Guardamar del Segura (Alicante) Feria del Mueble de Madrid Del 24 al 29 de abril (www. ifema. es ferias mueble default. h tml) en el Ifema madrileño, para profesionales. Se anuncian importantes novedades, entre ellas, la presentación de Esprit Home, la colección de muebles, textiles y complementos de esta conocida firma americana dedicada hasta ahora a la moda, y que después del verano encontraremos en España. Diseño asequible. ti se encargó de montar la del Palazzo Grassi de Venecia que luego recorrió el mundo. Si la prestigiosa arquitecta se involucró en la pirellimanía, Umberto Eco en su Historia de la belleza documenta ésta con obras de arte. Y el ideal de mujer comienza para el semiólogo con la espantosa Venus de Willendorf y acaba con una de las fotos de Monica Bellucci para el Calendario (habría dado igual si llega a coger una polaroid de ella recién levantada) Pero, en el fondo, lo que se presume un producto editorial refinado y exclusivo no es más que un catálogo de tías buenas en cueros para rijosos también refinados. O sea, lo de siempre, por mucho que nos camelen con sus valores artísticos. En Berlín se exhiben 120 fotografías de estos 42 años. No existen 42 calendarios porque la crisis del petróleo de los años 70 provocó un paréntesis de nueve años (del 75 al 83) pero aun así hay material de sobra que enseñar. Sin más información que el nombre del fotógrafo y el año de edición porque de lo que se trata es de las chicas del calendario. De Laetitia Casta retratada en 1999 por Herb Ritts, de las desconocidas que en el 90 inauguraron el blanco y negro homenajeando a Leni Riefenstahl, de las raras fotos de Annie Leibovitz en 2000, de las technicoloreadas de los primeros años en plan limones salvajes del Caribe, de la locura decorativa de Nick Knight en 2000. Y de la lubricidad elegante de 2006 con esa foto de Karen Elson desnuda de espaldas y con una mano (suya) que le asoma por la entrepierna. O el detalle de Kate Moss acercándose un cigarrillo que quiere ser puro clintoniano. A ver si va a llegar otra crisis del petróleo (camino llevamos) y nos va a arrebatar este divertimento presuntamente cultural, este patrimonio de la humanidad voyeur Camión de antigüedades La cita, el domingo 23. La venta directa desde el camión es algo digno de verse. En Europa y América estas oportunidades son numerosas y se organizan en garajes, en graneros, en parques o en los mismísimos muelles de Nueva York. En España, desde hace diez años los desembalajes se repiten varias veces cada temporada. El domingo tenemos uno en el Parking de Carrefour, en Majadahonda (Madrid) donde podremos encontrar las mayores y más disparatadas oportunidades. En Vic (Barcelona) se celebra el Desembalaje de Primavera en el Recinto Firal El Sucre Y el mismo domingo habrá mercadillos en Moraira y Charla sobre Feng Shui El anticuario Youtopia (Tel. 91 449 89 11) celebra otro encuentro en su ciclo de Arte de Vivir con la presencia de Marta Díaz de Bustamante, que asesora en Feng Shui aplicado a la decoración. Su charla, este martes, nos descubrirá esta ciencia milenaria, su interconexión con la arquitectura y su influencia en el bienestar. www. mdbustamante. net P. ESPINOSA DE LOS MONTEROS EL GUINDO ¡0 h! Victor Hugo R MÓNICA F. ACEYTUNO espondió el obispo de D. Os engañáis: lo bello vale tanto como lo útil. Y añadió después de una pausa: Tal vez más Y entonces, ya no puedo seguir leyendo. Tengo que pensar. A este paso, creo que jamás terminaré de leer Los Miserables Como señala en el prólogo Mario Vargas Llosa, Victor Hugo es un océano. Con sólo esta dirección: Mr. Victor Hugo. Océan le enviaron una carta, y llegó a su destino. Yo aún estoy volando. Hacia Buenos Aires. A Los Miserables los encontré en el aeropuerto, en una de esas ediciones de bolsillo por las que paso la mano casi con los ojos cerrados y como el zahorí que se deja guiar por la vara ahorquillada del avellano, localizo las lecturas que bebo y necesito como el agua. Para lo poco que leo, leo mucho de esta manera. Y estoy aquí, asombrada con Los Miserables y con el prólogo de Vargas Llosa. También prologó este autor una edición de Madame Bovary, y recuerdo que hablaba de la importancia en la novela de los zapatos de Emma Bovary. Los prólogos. Nunca he comprendido por qué la lectura pública de El Quijote empieza siempre por... En un lugar de La Mancha de cuyo nombre... y no por el prólogo donde Cervantes, a sabiendas de que el lector, aunque escuchen millones, es siempre sólo uno, nos escribe, me escribe, a través de los siglos: Desocupado lector... Y es verdad que, para leer, hay que estar desocupado, desprendido de la vida, en la noche, en este murmullo del avión... Y dice Victor Hugo: Dicho sea de paso, el éxito es una cosa bastante fea. Su falso parecido al mérito engaña a los hombres de tal modo, que para la multitud, el triunfo tiene casi el mismo rostro que la superioridad. Medrad: ésta es la teoría. El vulgo es un viejo Narciso que se adora a sí mismo, y que aplaude todo lo vulgar. Confunden con las constelaciones del firmamento las huellas estrelladas que dejan en el cieno blanco de un lodazal las patas de los gansos Calcula Mario Vargas Llosa que habría que dedicar al menos diez años de vida para leer todo lo que escribió Victor Hugo; algo para mí imposible. Pero sé que leeré y releeré aunque sea a pedazos del tiempo a Victor Hugo, porque no se puede estar alejado muchos meses del mar, una vez que se ha visto.