Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 22 4 2006 Internacional 27 Danger ola de calor y de redadas M. M. CASCANTE CIUDAD DE MÉXICO. La Patrulla Fronteriza estadounidense ha advertido sobre la ola de calor (con temperaturas superiores a los 40 grados) prevista en la zona fronteriza entre México y Estados Unidos, concretamente en el corredor del desierto Sonora- Arizona, utilizado habitualmente por los emigrantes irregulares para cruzar la frontera. El portavoz de dicha institución, Salvador Zamora, informó de que en 2005 murieron 473 personas en su intento por entrar de manera ilegal en Estados Unidos, de los que 169 fallecieron por deshidratación o insolación. Por su parte, el secretario de Seguridad Interior, Michael Chertoff, anunciaba una nueva estrategia para hacer cumplir las leyes de migración mediante un programa que permitirá identificar y deportar a los indocumentados, castigar a las empresas que los empleen y procesar a las bandas de traficantes de personas. Chertoff adelantó que los allanamientos en empresas, que llevaron esta semana a la detención de más de un millar de inmigrantes irregulares en la mayor redada laboral llevada a cabo en la historia de Estados Unidos, irán en aumento. El alto funcionario negó que dicha operación policial fuera una represalia contra los miles de personas que se manifestaron en más de cien ciudades de la Unión en demanda de una reforma de las leyes migratorias. Según su departamento, cada año unos 630.000 extranjeros cometen algún delito en territorio federal, otros 590.000 están en situación de fugitivos por ignorar sus órdenes de deportación, y 164.000 más han permanecido en Estados Unidos tras expirar su visado. Entre un cuarto de millón y cuatrocientos mil mexicanos cruzan anualmente de manera ilegal al otro lado del confín. Una señal de tráfico alerta a los conductores del cruce frecuente de inmigrantes en una carretera californiana próxima a la frontera de México AFP Inmigrantes bolivianos registrándose en su consulado de Buenos Aires con Guatemala problemas similares a los que se desarrollan en el límite con su poderoso vecino septentrional. En muchos países antillanos, alrededor del 20 por ciento de la población ha emigrado. El 14, 5 por ciento de los salvadoreños residen fuera de su país, seguidos por los nicaragüenses (9,6 por ciento) los mexicanos (9,4 por ciento) los dominicanos (9,3 por ciento) y los cubanos (8,7 por ciento) AP Dólares y un poco de historia La importancia de la emigración para la economía mexicana (todavía más vinculada a la estadounidense desde la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte en 1994, también rubricado por Canadá) la demuestra el monto de las remesas de divisas, que en 2003 se acercó a los 14.000 millones de dólares. Esta cifra supera la entrada estimada de recursos al país por concepto de inversión extranjera directa y equivale al 79 por ciento del valor de las exportaciones de petróleo, así como a aproximadamente 2,2 puntos porcentuales de su PIB anual. La relación fronteriza entre Estados Unidos y México tiene, además, un sensible trasfondo histórico. Tras el impuesto Tratado de Amistad y Límites de 1848, México perdió más de la mitad de su extensión territorial: 2.220.000 kilómetros cuadrados, correspondientes a los actuales Estados de Texas, Ari- zona, Colorado, Nuevo México, Nevada, California, Utah y Oregón. El problema migratorio es hoy la principal piedra de toque de las siempre delicadas relaciones bilaterales entre las dos naciones vecinas. Mientras el Senado norteamericano aparcaba días atrás una ley de reforma migratoria que afectaría positivamente a casi doce millones de inmigrantes ilegales residentes en Estados Unidos, cientos de miles de hispanos se manifestaban por las ciudades del país en defensa de sus derechos laborales y civiles. El próximo 1 de mayo, los trabajadores inmigrantes indocumentados mantendrán una jornada de huelga y animarán a un boicot comercial.