Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional SÁBADO 22 4 2006 ABC Los movimientos migratorios en los países del Nuevo Continente se han incrementado en los últimos años. En la década de los sesenta alcanzaban a 1.500.000 personas; en los 90 habían superado los 11 millones y, en la actualidad, los emigrantes llegan ya a los 25 millones Las venas abiertas de la emigración en Iberoamérica MANUEL M. CASCANTE CARMEN DE CARLOS. CORRESPONSALES BUENOS AIRES CIUDAD DE MÉXICO. Según el estudio Migración Internacional, derechos humanos y desarrollo en América Latina elaborado por la Comisión Económica para América Latina (Cepal) adscrita a la Organización de Naciones Unidas, los emigrantes iberoamericanos alcanzan ya los 25 millones de personas, mientras que las remesas que envían a sus países de origen llegan a los 40.000 millones de dólares (35 veces más que en 1980) El deterioro de las economías nacionales, el empobrecimiento de la clase media, la elevada tasa de desempleo y la inseguridad han motivado esta movilidad, tanto entre países de la misma región como hacia aquellos con mejores perspectivas económicas. En la década de los 90 Argentina se convirtió en el destino favorito de los países vecinos. La ley de convertibilidad, que mantenía la equivalencia entre un dólar y un peso, garantizaba a los inmigrantes jugosos ingresos en divisas estadounidenses. La crisis de 2001 incluyó una abrupta devaluación de la moneda, hoy una de las más débiles de la región. La sacudida provocó una estampida de la mano de obra extranjera, imposibilitada, de la noche a la mañana, de mantener el volumen de envío de remesas a sus países de orígenes. Sin embargo, según la Gendarmería Nacional, la vuelta a casa para unos 900.000 trabajadores sin papeles sigue sin ser una opción. Único país de Iberoamérica que invita, en el preámbulo de su Constitución, a todos los hombres del mundo a habitar su territorio, Argentina no está en condiciones de acoger a nuevos pobres de las naciones limítrofes. Para los que todavía permanecen dentro de sus fronteras se ha visto obligada a crear el Programa Patria Grande, un proyecto que pretende regularizar la situación de los nacionales de Bolivia, Paraguay, Uruguay, Chile, Perú, Colombia y Venezuela. Esto es, los miembros de pleno derecho y asociados del Mercosur (Mercado Común Suramericano) Mano de obra barata Crisol de razas, como se acostumbra a definir este país, los bolitas -término despectivo con el que se referían a los bolivianos y que se ha hecho extensivo a cualquiera de piel oscura o cobriza- los paisanos del presidente Evo Morales, forman la colectividad más numerosa y son permanentemente explotados por gente sin escrúpulos que, en muchas ocasiones, actúa en connivencia con la Policía. En la Capital Federal representan el 1,7 por ciento de la población pero el 80 por ciento de ellos ni siquiera están registrados en la seguridad social. Antes de la devaluación uno compraba prendas confeccionadas con mano de obra esclava china. Ahora, en A pesar de que lo proclama su Carta Magna, Argentina ya no puede acoger a más bolitas bolivianos Las divisas de los emigrantes mexicanos en EE. UU. equivalen al 79 por ciento de las exportaciones de petróleo muchos casos, uno compra prendas hechas con mano de obra esclava boliviana en Argentina La confesión pertenece al ministro de Seguridad del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Diego Gorgal. Los talleres clandestinos de confección de ropa, sólo en la ciudad de Buenos Aires y sus alrededores, mueven un negocio de más de 700 millones de dólares al año a costa de la explotación de los miles de inmigrantes, en su mayoría, procedentes de La Paz. Esta cifra representa casi cuatro veces las exportaciones anuales de vino, dos meses de facturación de la industria automotriz, y el total de las exportaciones de material informático al año. Según un informe de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria, en todo el país se venden, anualmente, unos 1.200 millones de dólares en ropa fabricada en centros clandestinos. Una camiseta legal cuesta en el mercado 170 pesos, mientras que la trucha (falsificada) vale 45. Una investigación del diario Perfil atribuye sobornos de entre 500 y 800 pesos mensuales a la Policía por parte de cada fábrica ilegal. Hagan cola Sin embargo, es el servicio doméstico, básicamente desempeñado por peruanas, bolivianas y paraguayas, el que da trabajo al 63,8 por ciento de las inmigrantes. Las estimaciones del sindicato del sector indican que más del 50 por ciento del millón de empleadas del hogar o mucamas están en situación irregular por su nacionalidad. Un estudio de Flacso indica que el 36,4 por ciento de los inmigrantes de países limítrofes trabajan en el sector de la construcción. Aquí la cifra de trabajadores ex- Coser y morir en Buenos Aires C. DE CARLOS BUENOS AIRES. La noche del viernes 30 de marzo un incendio dejó reducido a escombros el taller de Luis Viale 1.269, en el barrio porteño de Caballito. Seis bolivianos que trabajaban de sol a sol y malvivían en esta fábrica clandestina murieron. La tragedia sacudió las almas dormidas de las autoridades y provocó una entrevista, en Santa Cruz de la Sierra, entre el ministro de Planificación, Julio de Vido, y el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera. Entre otros acuerdos, se estableció la creación en Buenos Aires de una casa para la atención de los inmigrantes bolivianos Según datos de la Gendarmería Nacional, tres de cada cuatro bolivianos que cruzan la frontera lo hacen ilegalmente. Las estimaciones oficiales aseguran que 9.500 ingresan cada mes en Argentina, y de estos el 60 por ciento no regresarán a su país. Buena parte de ellos terminarán siendo pasto de los buitres textiles, si no pierden la vida, como sus paisanos de Caballito, entre hilos y agujas. Coser y morir, por 100 ó 110 euros al mes, parece ser el destino de los miserables de este rincón de América. Hay alrededor de 1.600 talleres ilegales en Buenos Aires, de los cuales en doscientos se plantearían situaciones de explota- ción y reducción a la servidumbre Gabriela Cerruti, ministra de Derechos Humanos del Gobierno de la ciudad, anunció su regularización aunque, aseguró, no va a haber ningun tipo de negociación con aquellos que someten a la gente a trabajo esclavo Dicho esto, desde el día de la tragedia se han clausurado 122 establecimientos como el mencionado. El resto siguen a toda máquina. tranjeros irregulares asciende al 50 por ciento. La situación descrita y en especial el escaso valor del peso han hecho que Argentina haya dejado de ser un reclamo para todos los hombres del mundo que la quieran habitar. Lo contrario sucede con la otra América, la del norte. Los movimientos migratorios originados en México, Centroamérica y el Caribe tienen un destino principal y casi único: Estados Unidos. Su frontera sur es la más transitada del mundo: unos doscientos millones de personas entran cada año en la Unión norteamericana a través de veinticinco puertos oficiales. También es la frontera entre realidades económicas más distantes de todo el planeta: 37.500 dólares de PIB per cápita al norte del río Grande, frente a los 9.200 dólares al sur del río Bravo, en datos de 2003. Los hispanos ya forman la principal minoría de Estados Unidos, por delante de afroamericanos y de asiáticos. Según el censo de 2000, de una población total de 281.421.906 estadounidenses, 35.305.818 tienen sangre iberoamericana; de ellos, 20.640.711 eran mexicanos, 3.406.178 procedían de Puerto Rico, 1.241.685 son originarios de Cuba, y en la República Dominicana tienen sus raíces 764.945 ciudadanos (otros 43.000 se encuentran en España) Según la Oficina del Censo de Estados Unidos, para el año 2050 los hispanos representarán casi el 25 por ciento de la población norteamericana con cien millones de personas. México, además de servir como puerta de entrada a la inmigración del subcontinente, reproduce en su frontera