Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 22 4 2006 Nacional CRISIS EN EL GOBIERNO CATALÁN 13 Si hubiera dependido de nosotros, Vendrell no sería consejero aseguró Montilla tras la ejecutiva del PSC Los consejeros salientes de ERC e ICV plantaron a Maragall en la toma de posesión celebrada en el Palau datos, por lo que es ERC la que, en su opinión, debe dar explicaciones por la propuesta del citado consejero. José Montilla recriminó a Xavier Vendrell sus opiniones sobre el nuevo Estatuto: Espero que entienda que, a partir de ahora, debe tener presente que es miembro de un Gobierno. Espero que actitudes y comportamientos de este tipo no se vuelvan a repetir Lo nuevos titulares de este Gobierno tomaron ayer posesión en un acto al que no asistieron los consejeros de ERC e ICV salientes, Joan Carretero, Carles Solà- -independiente designado por ERC- -y Salvador Milà, sustituidos respectivamente por Vendrell (Gobernación) Manel Balcells (Universidades) y Francesc Baltasar (Medio Ambiente) Por contra, los socialistas Jordi Valls (Trabajo) Jordi William Carnes (Agricultura) y Ferran Mascarell (Cultura) sí tomaron el relevo de sus predecesores, Josep Maria Rañé, Antoni Siurana y Caterina Mieras. El fiscal actúa contra el predecesor de Vendrell horas después de dejar el cargo Acusa al ex consejero de ERC de corrupción urbanística cuando fue alcalde b La Fiscalía del Tribunal Supe- rior de Cataluña anunció su petición de procesamiento el mismo día en que Carretero dejaba de ser aforado M. J. F. BARCELONA. La Fiscalía ha pedido al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) el procesamiento del hasta ayer consejero de Gobernación y Administraciones Públicas de la Generalitat, el republicano Joan Carretero, por la presunta concesión arbitraria de licencias de obras a dos grupos empresariales cuando era alcalde de la población gerundense de Puigcerdà. El fiscal jefe, José María Mena, informó en rueda de prensa de que el jueves a última hora se remitió un escrito de 30 folios al TSJC, cuyo contenido concreto no quiso desvelar, en el que se solicita la incoación de procedimiento abreviado contra Carretero. En ese momento ya se conocía la salida del consejero de Gobernación, pero cuando se redactó y se envió el documento seguía teniendo condición de aforado, por lo que debía ser el Tribunal Superior catalán el que decidiera sobre su posible procesamiento, como destacó Mena. Joan Carretero EFE Convenios en entredicho La querella contra Carretero indica que mediante el primer convenio, que se habría firmado en agosto de 2002 con Gesdip, S. A. el Ayuntamiento de Puigcerdà modificó el plan parcial de los terrenos conocidos como La Closa del Ángel destinados a la construcción de 22 viviendas, para permitir levantar un supermercado Bon Preu y una gasolinera. En el segundo convenio, rubricado en marzo de 2003 con el grupo alimentario Supeco Maxor, S. L. (posteriormente absorbido por Champion) el consistorio se obligaba a otorgar las licencias necesarias para que la citada sociedad pudiera ampliar y modernizar la superficie comercial situada al comienzo de la carretera N- 260, pese a que el plan intermunicipal lo prohibía. ralitat para exigirles cuotas destinadas a la financiacion de ERC. Como sea, Carretero, que no es diputado, perdió su condición de aforado ayer, cuando fue sustituido oficialmente por Vendrell. Muy probablemente, la magistrada del TSJC que instruye la querella contra Joan Carretero se inhibirá ahora y remitirá la causa a Puigcerdà para que un juzgado ordinario decida sobre su situación procesal, según informó el propio Mena, así como fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Joan Carretero y el actual alcalde de Puigcerdà, Joan Planella, también de ERC, están siendo investigados por los presuntos delitos de prevaricación urbanística, desobediencia y cohecho, por haber modificado supuestamente los planes urbanísticos de la población para beneficiar a las empresas Gesdip y Supeco. Según una querella presentada en junio de 2004 por el abogado de Puigcerdà Tomás Lamarca, en representación de varios comerciantes de la población, Carretero y Planella cambiaron los planes urbanísticos para beneficiar a las citadas empresas. Siempre según la denuncia, estas sociedades habrían pagado presuntamente al consistorio gerundense 240.000 y 120.000 euros por la obtención de sendas licencias para la construcción de una gasolinera y un supermercado y para la ampliación de una zona comercial, respectivamente. Intereses de CiU Según la denuncia, Joan Carretero tramitó los respectivos expedientes administrativos de manera totalmente irregular, vulnerando las normas esenciales del procidimiento o prescindiendo, incluso, del procedimiento informa Ep. La licencia otorgada para la construcción de un aparcamiento fue suspendida por el Juzgado Contencioso Administrativo número 1 de Girona. En su declaración como imputado ante la Sala Civil y Penal del TSJC, en julio de 2004, Carretero derivó la responsabilidad de las operaciones al entonces secretario municipal, Ricard Rodríguez, e indicó que tras la querella se ocultaban los intereses políticos, económicos y locales de CiU Sintonía del tripartito A diferencia de otras ocasiones, no hubo foto de familia del nuevo Gobierno catalán que, según Pasqual Maragall, queda reforzado para afrontar la segunda parte de la legislatura Sólo posaron los seis nuevos miembros. Maragall dijo que este Gobierno deberá desplegar el Estatuto al servicio de los ciudadanos y ciudadanas de Cataluña y quiso hacer bien explícita la sintonía con los tres grupos políticos que dan apoyo al Govern En este sentido, hizo suyos los cinco retos sociales marcados recientemente por Carod- Rovira y el llamamiento del presidente de ICV, Joan Saura, a impulsar una acción de Gobierno con una perspectiva de largo alcance Sospecha de que Maragall lo sabía En el sector de ERC más cercano a Carretero se especula con que Maragall conociera de antemano la decisión de la Fiscalía de solicitar el procesamiento del consejero. Según esos rumores, esta circunstancia, unida a la postura crítica de Carretero con el nuevo Estatut y a sus polémicas declaraciones sobre el presidente Zapatero, habría llevado al presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, a prescindir de sus servicios, aun a costa de que el cargo haya pasado a manos de Xavier Vendrell, implicado en el envío de cartas funcionarios de la Gene-