Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión SÁBADO 22 4 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7.28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Mañana en ANTE LA OPA, PACIENCIA Y BARAJAR D ICEN los gramáticos que la paciencia consiste en sufrir sin perturbación del ánimo los infortunios y la espera de las cosas que se desean mucho. En una fábula de Sue Tao, un mandarín a punto de asumir su primer puesto oficial recibió la visita de un amigo que iba a despedirse. Sobre todo, sé paciente- -le recomendó su amigo- y de esta manera no tendrás dificultades El LUIS IGNACIO mandarín diPARADA jo que no lo olvidaría. Su amigo le repitió tres veces la recomendación y, cada vez, el futuro magistrado le prometió seguir su consejo. Pero a la cuarta vez que le hizo la misma advertencia, estalló: ¿Crees que soy imbécil? ¡Ya van cuatro veces! A lo que su interlocutor respondió: Ya ves que no es fácil ser paciente: lo único que he hecho ha sido repetir mi consejo dos veces más de lo conveniente y ya has montado en cólera En algunos pueblos castellanos, las paciencias son unos roscos pequeños hechos al horno con harina, huevo, ralladura de limón y azúcar. Paciencia es también el resalte inferior de un sillón de coro, que sirve de apoyo a quien está de pie. Así que no va a haber paciencia en el mundo suficiente para que los accionistas y los dirigentes de Endesa, los opadores de Gas Natural y E. On, y los que han actuado de mamporreros en la operación puedan afrontar con serenidad el desbarajuste que se ha desencadenado. El Supremo suspendió ayer la autorización del Gobierno a la opa de Gas Natural a Endesa, que le va a acostar a la eléctrica otra fianza de 1.000 millones de euros. Y ahí están, barajando soluciones al desaguisado político, la Audiencia Nacional, el Tribunal de Primera Instancia de las Comunidades Europeas, el Juzgado Mercantil número 3 de Madrid, la Comisión Europea, la CNMV, la Comisión Nacional de la Energía y el Tribunal de Defensa de la Competencia. Así que a esperar sentados comiendo rosquillas. Aunque todos recen la oración de los ejecutivos americanos: Señor, concédeme el divino don de la paciencia. ¡Pero que sea ahora mismo! Camino hacia la normalidad Después de un alto el fuego parece obvio que se inicie el camino hacia la normalidad, pero hay que concretar con toda precisión los puntos de salida y de llegada. La violencia de ETA ha tenido unas consecuencias diversas: para sus víctimas, han sido totalmente lamentables; para otros, han tenido una rentabilidad política de la que han sido discretos usufructuarios desde su inicio y que les ha permitido situarse en la posición actual. Del País Vasco han tenido que salir cientos de miles de ciudadanos por el acoso y la amenaza, ciudadanos que han mermado el censo electoral de manera significativa. La libertad y la seguridad en las grandes ciudades es precaria, pero en el medio rural es prácticamente nula. No manifestarse nacionalista lleva aparejado el rechazo y la hostilidad, manifestar ideas políticas no nacionalistas supone un riesgo, y presentarse como candidato en unas elecciones supone acabar llevando escolta. En un contexto así, el miedo se infiltra hasta en los últimos rincones de un sector de la población sin expresar sus ideas, ni propugnarlas y defenderlas. Éste es el escenario político de esta tierra, en la que el señor Ibarretxe tiene prisa por consolidar sus logros, deseando la paz pero no la normalidad. Miguel Fernández Santander jarnos de gran parte de nuestro ser. Si los catalanes o vascos deciden por mayoría definirse como nación, lo habrán hecho basándose en unos hipotéticos derechos históricos, o por una fuerte convicción nacionalista que ha estado presente entre ellos durante muchos años. Pero si los andaluces decidimos declararnos como nación, será por algo mucho peor. Será porque hemos hecho uso del egoísmo y de la vanidad. Del egoísmo de querer lo máximo para nosotros sin pensar en los demás, y en la vanidad de no querer sentirnos menos que otros. Esto lo saben aquéllos que no se creen ni lo que han escrito en ese proyecto de estatuto. Al ser humano le mueve más el egoísmo que cualquier ideología política. Que nadie se llame a engaño, que no serán Chaves ni Valderas los que nos separen del resto de España, ni Arenas será quien lo impida. Que por mucho que este estatuto se apruebe en el Parlamento andaluz o en las Cortes, la última palabra la tienen los andaluces. Tenemos lo que nos merecemos porque nosotros así lo decidimos, y de lo que salga de este futuro nuevo estatuto, los andaluces seremos los únicos responsables. Francisco Faz Olivencia El Ejido (Almería) Aviación civil ABC (19 de abril) Los accidentes de avionetas dejan un centenar de víctimas mortales en España en 10 años Hace unos días dos pilotos han perdido sus vidas en un accidente de aviación, entrando a formar parte del titular de esta columna. Basta ya: es ne- Ahora, Andalucía es también nación Más que realidad nacional, sueño sin sentido. Paradójico, aquéllos que no tienen más nación que su partido político quieren quitarnos al resto de andaluces la nuestra, que es España, y pretenden hacernos creer que hemos estado viviendo dentro de un espejismo sin reconocer la verdadera identidad nacional de Andalucía. Lo que pretenden los promotores de este estatuto es que demos la espalda al resto de España, a nuestra historia y a nuestro verdadero ser. Pretenden darnos un cuchillo para que los andaluces lo afilemos y lo usemos para desga- cesario coger al toro por los cuernos y ponernos a trabajar para que este medio de transporte sea seguro, para que los pilotos españoles trabajen seguros, para que nuestro espacio aéreo, ya sea utilizado por los grandes aviones como por avionetas o ultraligeros, sea el más seguro de Europa. Estamos ante una profesión arriesgada y delicada, de la que depende la vida de muchos seres humanos, y todos los que la forman tienen que ser los mejores y tener los mejores medios para su realización. Para que sean los mejores no basta con escuelas de prestigio, con alumnos y aviadores expertos, de coeficiente intelectual medio- alto; ni con el Ministerio de Fomento, dictando normas y expidiendo certificaciones, habilitaciones y autorizaciones. Es preciso que el sector y todos sus componentes estén protegidos por leyes estrictas y exigentes y mediante el cumplimiento de las mismas y con un proceso de modificación, creación y evaluación permanente, a medida que las nuevas tecnologías y la sociedad lo vaya exigiendo. Así pues, la Administración tiene la obligación de poner orden en sus filas y empezar a cortar de raíz las malas costumbres que afectan tanto a los exámenes de alumnos como a las inspecciones de los aviones y avionetas, como a las mejoras del control del espacio... ¿De qué nos vale que haya escuelas prestigiosas, rodeadas de excelencias, que se elijan a los mejores aviadores, si luego se encuentran con que los medios para trabajar no son seguros y eficaces? María Luisa Cayuela Muros Madrid Listos para rendir cuentas al Fisco El suplemento NT ofrece esta semana una guía fiscal para la declaración de la renta. Por segundo año consecutivo la Agencia Tributaria ha empezado ya a realizar las devoluciones del IRPF antes del comienzo de la campaña de renta, que tendrá lugar el próximo 2 de mayo. En busca de derechos En portada, XL Semanal lleva esta semana el entramado que la CIA ha montado tras los atentados del 11- S. Desde la ONU, el Consejo de Europa y una ONG tres hombres luchan para que se respeten los derechos humanos. De Primera Mano Como cada domingo, nuestro periódico ofrece este suplemento, en el que el lector encontrará todo lo que necesite. Todos los anuncios en su mano.