Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 21 4 2006 Sociedad 59 Ciencia Curan la diabetes tipo 1 en ratones con un doble tratamiento b Si funcionara en humanos se podría revertir la diabetes insulinodependiente, pero sólo en pacientes donde la aparición de la enfermedad es de reciente aparición ABC MADRID. Investigadores del Instituto de Alergia e Inmunología de La Jolla (Estados Unidos) han desarrollado una terapia combinada que revierte la diabetes tipo 1 en dos modelos animales de la enfermedad, según un estudio que se publica en Journal of Clinical Investigation Los expertos explican que en pacientes con diabetes tipo 1, la respuesta autoinmune destruye las células productoras de insulina en los islotes pancreáticos, lo que obliga a utilizar de por vida inyecciones de insulina. Según los autores, una de las terapias desarrolladas que ha mostrado suprimir la eliminación de las células productoras de insulina es la administración de un anticuerpo contra la molécula CD 3 que producen la mayoría de las células T. Este anticuerpo promueve el funcionamiento de las células T regulatorias, que frenan una respuesta inmune excesiva. Sin embargo, la supresión crónica del sistema inmune sitúa a los pacientes con un mayor riesgo de padecer un cáncer. En el estudio actual, los científicos muestran que la combinación de un tratamiento oral de dosis baja de anticuerpos CD 3, además de la administración intranasal de péptidos proinsulínicos, consigue revertir en ratones la diabetes tipo 1 de reciente aparición con menos riesgo. La supresión de la respuesta inmune promueve la regeneración de las células productoras de insulina de forma natural. Si se produce un resultado similar en humanos, este dúo terapéutico podría ser una gran alternativa para pacientes con diabetes de reciente aparición. El superordenador Mare Nostrum, en el Barcelona Supercomputing Center- Centro Nacional de Supercomputación ABC Microsoft invertirá un millón de dólares en el superordenador español Mare Nostrum Investigará en el desarrollo de microprocesadores para los futuros PC por Bill Gates ha elegido este centro español para realizar su primera iniciativa a nivel mundial en el campo de la supercomputación J. GUIL BARCELONA. Microsoft invertirá en España para investigar sobre los ordenadores personales, los PC, del futuro. Para ello, la empresa norteamericana de Bill Gates ha firmado un acuerdo de colaboración con el Barcelona Supercomputing Center- Centro Nacional de Supercomputación (BSC- CNS) la entidad que gestiona el supercomputador español Mare Nostrum. En este proyecto, cuyos detalles fueron presentados ayer en Barcelona, Microsoft invertirá casi un millón de dólares para los próximos dos años, aunque la iniciativa es prorrogable. b La multinacional dirigida Un equipo de investigadores de Microsoft y del BSC- CNS, diez en total, trabajarán conjuntamente para vislumbrar el futuro a medio plazo de los ordenadores personales. Para su tarea también contarán con el apoyo del fabricante de procesadores Intel. Ésta es nuestra primera iniciativa a nivel mundial en supercomputación dijo el presidente de Microsoft Europa, Neil Holloway, que también destacó que el acuerdo con el BSC- CNS obedece a su necesidad de invertir en el continente europeo, algo que aplaudió el director de Infraestructuras y Tecnologías emergentes de la Comisión Europea, Ulf Dahlsten. Según adelantó Holloway, Microsoft tiene el compromiso de incorporar el sistema Windows en la informática de supercomputación En esta iniciativa, Microsoft aporta su experiencia en software y el BSCCNS su dominio de la arquitectura de computadores, en hardware. El objetivo es investigar en el desarrollo de los procesadores de núcleo múltiple, en los chips que en un futuro cercano albergarán más de 100 microprocesadores por unidad, para que éstos sean cada vez más eficientes. Con este hardware de centenares de microprocesadores habrá que gestionar programas y aplicaciones complejas- -como el reconocimiento por voz o imagen del usuario- -una tarea nada fácil, aseguró el director del BSC- CNS, Mateo Valero. Valero explicó que en los últimos años el ritmo de creación de procesadores cada vez más rápidos se ha estancado, por lo que para ganar velocidad, se replican los existentes. Pero eso- -añadió- dificulta la aplicación del software, porque hay que ver qué procesador hace qué función, si hay más de uno implicado en una misma aplicación, etc