Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 21 4 2006 Madrid 41 UNA FIESTA DE LA LECTURA JUAN IGNACIO GARCÍA GARZÓN os libros son máquinas perfectas. Y muy bien diseñadas. Paralelepípedos de diferente tamaño y fácilmente manejables. Absolutamente ergonómicos y transportables. Para su funcionamiento no se precisan pilas ni ninguna conexión a la red eléctrica, y su manejo no requiere instrucciones especiales. Su contenido es de una pluralidad inagotable, y pese a lo modesto de su dimensiones, los libros son capaces de albergar las aventuras completas de Simbad en los mares de Asia, las investigaciones de detectives descreídos como Philip Marlowe, las cogitaciones de Renato Descartes, los versos desmesurados de Pablo Neruda, los viajes de un flaco caballero alucinado y su fiel escudero, las peripecias de dioses y héroes cantadas por Homero ochocientos años antes de Cristo y hasta esas arcas de disciplinadas palabras que son los diccionarios, por poner solo un mínimo puñado de ejemplos para intentar resumir el infinito. Las nuevas tecnologías nos ofrecen también nuevas maneras de L leer en soportes impensables hace relativamente poco tiempo, como el teléfono o internet. Pero ya sea en la pantalla del ordenador, en la del móvil o en las páginas del libro- -ese instrumento que tercamente ha resistido el paso de los siglos- en todas esas formas de leer late la semilla de la aventura del conocimiento, hay un rescoldo de magia: un conjuro instantáneo convierte los signos en significados y edifica un mundo ante nuestros ojos, un mensaje de amor, una información imprescindible, una historia inolvidable... Los libros son buenos amigos. Y útiles. Para hacernos soñar y para brindarnos la oportunidad de aprender, para emocionarnos, para abrir nuestra mirada a otras realidades o para inquietarnos. Por eso son tan importantes y tan gratas iniciativas como esta seductora Noche de los Libros que se ha propagado como una estupenda y estimulante plaga por mil y un rincones de nuestra comunidad: librerías, bibliotecas, instituciones oficiales, cafeterías y muy diversos lugares, en feliz compañía de música, arte y otras actividades. Una fiesta de celebración de la lectura que merece la pena prolongar privadamente- -o en compañía propicia- -durante todo el año y que no estaría nada mal recordar el que viene con una edición aún más atractiva. La escritora Inma Chacón conversa con sus lectores por internet FOTOS: DANIEL G. LÓPEZ