Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional VIERNES 21 4 2006 ABC LA ESPAÑA DE WEIMAR E l portavoz del Gobierno español dirá lo que crea que tiene que decir, pero conociendo la trayectoria de José Luis Rodríguez Zapatero y su infinita ansia de dar lecciones a sus interlocutores para hacerles ver lo equivocados que están, como sucedió en su primer encuentro con Tony Blair, cuando le dijo que no apostara por George W. Bush porque él sabía que John Kerry iba a vencer en las elecciones a la Casa Blanca, y que se retirara de Irak, porque estaba contribuyendo a una guerra ilegal (encuentro, dicho sea de paso, del que el premier británico aún no se ha repuesto) no es difícil imaginar RAFAEL L. cuáles han podido ser BARDAJÍ los consejos del presidente español a la canciller de Alemania. En primer lugar, que no está bien ir corriendo a la Casa Blanca para entrevistarse con George W. Bush. Que es mucho más estético lo suyo propio, decir que no quiere ver al presidente de los Estados Unidos aunque sea después de haberlo intentado insistentemente y hasta haberse dado cuenta de que es el inquilino de la Casa Blanca quien ni le llama ni le recibe. En segundo lugar, le habrá aconsejado a Angela Merkel que se deje de zarandajas económicas liberalizadoras. Que tome nota de su ministro Montilla y haga ver a los de E. ON que no pueden ser una empresa empeñada en actuar según las reglas del libre mercado. Y que la mano oculta de la que hablaba Adam Smith no es otra cosa que la permanente ignorancia del Gobierno en los asuntos de la economía privada. Tercero, que no vaya contra los tiempos. Que eso de un Estado central fuerte no es lo suyo y que no se obceque en una reforma del Senado alemán destinada a fortalecer las instituciones centrales y las competencias del Gobierno Federal. Le habrá dicho a Merkel que mire a España para entender que la historia va en la dirección de lo que él está tratando de hacer. A saber, convertir al Estado español en un Estado anoréxico vacío de competencias reales y a merced de los caprichos de las autonomías que, en su funcionamiento, van a llegar a ser, de hecho, auténticos Estados nacionales. Eso sí, de tamaño geográfico reducido. No creo que se haya atrevido nuestro presidente del Gobierno, a pesar de su reconocida falta de tacto y de diplomacia, a decirle a Angela Merkel que él ha aprendido muchas cosas, a su vez, de Alemania. Por ejemplo, su creencia de que se puede engañar a muchos o a todos todo el tiempo. Y también que si una mentira se repite con insistencia se llega a aceptar como verdad. Claro que eso no lo dice la actual canciller federal, sino unos alemanes que llevaron a su nación al desastre en los años 20 y 30 del siglo pasado, esos años que tanto le gustan a nuestro presidente. Prodi abandona el cuartel general de la alianza que lo llevó al poder, en compañía del empresario Angelo Rovati AP Italia cambiará de Gobierno y de presidente de la República en un mes Carlo Azeglio Ciampi termina su mandato el próximo 18 de mayo todavía no acepta su derrota, augura que el nuevo Ejecutivo de cetroizquierda no durará más de seis meses JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. Dentro de un mes, todas las instituciones del Estado italiano estarán en nuevas manos, marcando una ruptura neta con los cinco años de la legislatura recién concluida. El presidente del Gobierno será Romano Prodi; el de la Cámara de Diputados, el comunista Fausto Bertinotti; el del Senado será el democristiano Franco Marini, y el presidente de la República, muy probablemente, el socialista Giuliano Amato. Empiezan a circular las listas de ministrables con Tommaso Padoa Schioppa a la cabeza para la espinosa cartera de Economía. Prodi aseguró ayer que estoy trabajando desde hace varios días en la lista de Gobierno, pero no hay todavía ningún nombre fijo Sin embargo, había invitado a almorzar a Padoa, antiguo representante de Italia en el Banco Central Europeo, y el prestigioso economista ha dicho que aceptará la cartera de Economía, un verdadero desafío en un país que ha crecido una media del 0,6 por ciento en los últimos cinco años, sufre un déficit publico del 4 por ciento del PIB y tiene una deuda publica del 107 por ciento del PIB. Italia está fuera de casi todos los parámetros de la Unión Europea, y la b Silvio Berlusconi, quien tarea de Padoa consistirá en un saneamiento similar al que realizó Prodi para conseguir la entrada en el euro. La primera tarea de las Cámaras, cuando se constituyan el próximo día 28, será elegir a sus presidentes. El favorito para encabezar la Cámara de Diputados es Fausto Bertinotti, el secretario general de Refundación Comunista que, con el 5,8 por ciento del voto popular, es el segundo de los partidos de la coalición de Prodi en la Cámara Baja. El ex primer ministro Massimo D Alema aspiraba también a esa presidencia, pero terminará más bien asumiendo el Ministerio de Asuntos Exteriores. Para la presidencia del Senado hay consenso en torno al antiguo sindicalista democristiano Franco Marini. Todos los líderes de los partidos de la coalición de Prodi asumirán carteras en el nuevo Gobierno. Como el 18 de mayo expira el mandato septenal de Carlo Azeglio Ciampi, las Cámaras procederán primero a la elección- -en sesión conjunta- -del nuevo jefe del Estado y después se celebrará la investidura del Gobierno. El candidato favorito, con amplio apoyo tanto en el centro derecha como en el centro izquierda, es el ex primer ministro Giuliano Amato, nombrado por Berlusconi vicepresidente de la Convención Europea. El perdedor apuesta al fracaso Mientras que Alianza Nacional y el partido democristiano UDC han aceptado la victoria de Prodi, los irreductibles de Forza Italia y la Liga Norte continúan negándose a aceptar el resultado de las urnas. Según el Corriere della Sera, Berlusconi ha asegurado a sus colaboradores más directos que el Gobierno Prodi se tambaleará en la ley de presupuestos, empezará a hundirse en julio cuando tenga que renovar la financiación de la misión en Irak y caerá finalmente en otoño El premier saliente le da, como máximo, seis meses de vida, y es posible que acierte puesto que la ventaja de Prodi en el Senado es mínima. Pero puede también que se equivoque por obstinarse en no reconocer los hechos, pues repite que en ninguna democracia del mundo puede gobernar un señor que no tiene un partido y que no representa a nadie Prodi lidera una coalición electoral, la Unión, y recibió el voto de 19 millones de italianos. Berlusconi sigue haciendo un ruido desproporcionado, pues todavía controla, además de sus televisiones, los medios estatales. Pero está a punto de perder las tres cadenas de la RAI y la agencia Ansa, lo cual devolverá a Italia el equilibrio informativo perdido hace cinco años. El favorito para suceder a Ciampi es el ex primer ministro socialista Giuliano Amatto