Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 21 4 2006 Internacional 31 Alemania abrirá a los investigadores el mayor archivo sobre las víctimas del Holocausto Contiene 47 millones de documentos, entre ellos la famosa lista de Schindler b Fue creado en 1946 para buscar desaparecidos de la guerra, y entre las varias t oneladas de ficheros figuran las listas de campos como Buchenwald o Dachau GUILLEM SANS. SERVICIO ESPECIAL BERLÍN. El mayor archivo de datos recopilados por los nazis sobre las víctimas del Holocausto se abrirá en los próximos meses a los investigadores, que hasta ahora sólo podían consultarlo con autorización de las víctimas o sus descendientes. Su nombre oficial es Archivo del Servicio Internacional de Búsqueda (ITS, por sus siglas en inglés) y está en Bad Arolsen, punto de unión de las cuatro antiguas zonas de ocupación de Alemania. Contiene 47 millones de documen- tos sobre 17 millones de víctimas del nazismo. Fue creado en 1946 para buscar desaparecidos de la II Guerra Mundial. El Comité Internacional de la Cruz Roja lo administra desde 1954. Por eso, un comité internacional debe autorizar cualquier modificación en sus reglas de acceso. La ministra alemana de Justicia, Brigitte Zypries, anunció hace dos días en Washington la apertura del archivo para los historiadores, y ese comité se reunirá en mayo en Luxemburgo para dar el visto bueno a la iniciativa. Con miles de metros de estanterías y archivadores, alberga por ejemplo las listas completas de presos de los campos de concentración de Buchenwald y Dachau, así como la famosa lista de Schindler que Steven Spielberg convirtió en película en 1993, con los nombres de los 1.200 judíos salvados de una Grupo de judíos camino de Auschwitz desde los Cárpatos, en mayo de 1944 muerte segura por el industrial alemán que los empleó en su fábrica de esmaltes de los Sudetes. Hay también en Bad Arolsen listas de transportes de judíos a los campos de exterminio, notas de la Gestapo, informes sobre experimentos médicos y fichas de presos, con datos sobre raza, homosexualidad o antecedentes penales. La noticia llega en un momento en que el debate sobre la investigación de los crímenes nazis adquiere tintes esquizofrénicos y pone de manifiesto las grandes diferencias en la percepción del Holocausto entre Alemania y Estados Unidos. Paul Schapiro, director del departamento de investigación del AP Holocaust Memorial Museum de Washington, acusó recientemente a los administradores de Bad Arolsen de querer proteger a los criminales nazis y habló de una especie de negación del Holocausto El New York Times reclamó que todos los documentos se publicaran en internet. Es aquí donde esas diferencias son más claras: en Alemania, la protección de datos personales tiene carácter casi sagrado, y este archivo internacional fue concebido con carácter humanitario, no científico. La iniciativa alemana permitirá ahora completar las investigaciones sobre el Holocausto, que en Alemania ya han dado excelentes frutos.