Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 VIERNES 21 4 2006 ABC Internacional George Bush y Hu Jintao, durante la ceremonia de bienvenida preparada ayer en la Casa Blanca para recibir al presidente chino Bush y Hu rechazan un Irán nuclear, pero no se ponen de acuerdo en cómo evitarlo La esperada cumbre chino- americana termina con imprecisas promesas de cooperación bilateral de Falun Gong logra infiltrarse en la ceremonia oficial de bienvenida en la Casa Blanca e increpar desde primera fila al líder comunista chino PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Con una salva de 21 cañonazos pero sin el relumbrón de una cena de gala, con manifestantes que han logrado infiltrarse dentro de la Casa Blanca pero con un evidente esfuerzo de comprensión bilateral, con mucha anticipación pero ningún acuerdo concreto, los máximos líderes de China y Estados Unidos- -dos colosos que rivalizan en la esfera mundial, pero que se encuentran fusionados por enormes intereses económicos- -celebraron ayer una cumbre en la que ambos expresaron el deseo compartido de aliviar sus fricciones comerciales y de coordinar esfuerzos para contener los riesgos de proliferación nuclear planteados por Irán y Corea del Norte. Al término de sus conversaciones en el Despacho Oval, tanto George W. Bush como Hu Jintao coincidieron en reconocer la enormidad del trabajo b Una activista pendiente para aliviar todas las fricciones, tensiones e incertidumbres acumuladas en las hiperbólicas relaciones de estos dos rivales de la globalización. Pero con un llamativo despliegue de felicitaciones mutuas por lo logrado hasta la fecha, y con grandes demostraciones de respeto a las peculiares sensibilidades representadas por el águila estadounidense y el dragón chino. Cotización del yuan Ante el punto más contencioso de esa complicada relación, la infravalorada moneda china y su impacto en un déficit comercial que para Estados Unidos superó en el pasado ejercicio los 200.000 millones de dólares, Bush ha apreciado las medidas adoptadas el pasado verano para ajustar la cotización del yuan, pero insistió en la necesidad de avanzar hacia una libre cotización que facilite un campo de juego más equilibrado en la relación comercial. A juicio del presidente Bush, obviamente, el Gobierno chino se toma en serio la cuestión de su divisa, al igual que nosotros Hu Jintao declaró que comprende todas esas inquietudes cambiarias, y ex- plicó que su país está intentando promocionar la demanda de productos exteriores entre sus 1.300 millones de consumidores, y aumentar las importaciones procedentes de Estados Unidos. A este respecto, destacó las compras cerradas antes de su viaje por valor de más de 16.000 millones de dólares. Según Bush, su homólogo chino habría reconocido que el actual déficit comercial, pese al tentativo incremento en exportaciones estadounidenses, es sustancial e insostenible Sobre la espinosa cuestión del reto nuclear planteado por Irán- -frente en el que China no respalda la posibilidad de sanciones si la teocracia de Teherán persiste en su programa de enriquecimiento de uranio- Bush indicó la existencia de un consenso básico. Según el presidente de Estados Unidos, China comparte el objetivo de impedir que Irán fabrique armas nucleares o tenga capacidad para producirlas. Consenso que no se extiende a las tácticas para lograr ese objetivo. Afirmó Bush: No estamos de acuerdo en todo, pero somos capaces de discutir nuestros desacuerdos con amistad y cooperación Corea del Norte Ante la amenaza nuclear bastante más avanzada de Corea del Norte, Bush solicitó ayuda a China para volver a la mesa de negociaciones. Preguntado sobre su margen de maniobra e influencia ante el régimen estalinista norcoreano, Hu recalcó que China siempre ha realizado esfuerzos constructivos para desnuclearizar la península coreana En septiembre, las dos Coreas, Estados Unidos, Japón, Rusia y China firmaron un comunicado en el que los norcoreanos se comprometían a terminar su programa de armas nucleares a cambio de ventajas diplomáticas, económicas y de seguridad. Pero dejando detalles sobre plazos, inspecciones y entrega de ayuda para futuros contactos. Durante el almuerzo y los brindis en El presidente chino dice que hará todo lo posible para que en su país se consuman más productos de EE. UU.