Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional EL JUICIO DEL CASO BONO VIERNES 21 4 2006 ABC La difícil elección entre la guerra y ser flexible El primer instructor de las diligencias del caso Bono con fecha 22 de enero, admitió ayer ante el tribunal que el día 25 firmó otras en las que no figuraba como tal porque en ese momento había muy mal ambiente en la Brigada- -ya había sido destituido el segundo instructor- -y había que elegir entre la guerra y ser flexible Lo único que me importaba era que los hechos que yo relataba en mis primeras diligencias se mantuviesen sin alteración. Comprobé que así era y por eso firmé las nuevas añadió este inspector jefe, que hizo el traslado de sus diligencias el lunes 24 por la mañana a su compañero del Grupo de Laboral, tal como éste confirma también. El detalle tiene su importancia porque el inspector jefe acusado mantiene que él fue el único instructor, tal como consta en las diligencias enviadas al juzgado. La no existencia del primero se demostraría por ese documento firmado el día 25 por la tarde, y la del segundo porque al negarse a hacer las detenciones se le relevó de inmediato. Fotografía de los incidentes ocurridos el 22 de enero en la manifestación de la AVT en Madrid EFE Los escoltas de Bono declararon dos veces el mismo día por orden de uno de los acusados En la segunda sólo aportaron un papel ya escrito que relataba el intento de agresión instructor confirmó ante el juez que fue destituido como jefe de grupo de Información porque se negó a detener a los dos militantes del PP P. MUÑOZ MADRID. Con un fiscal en el papel de abogado defensor de los policías acusados, y dedicado por el contrario a tratar de desvirtuar las versiones aportadas por los agentes que comparecían como testigos, ayer se reanudó en la Audiencia de Madrid el juicio por el llamado caso Bono Hasta seis funcionarios policiales pasaron por la sala de vistas en una maratoniana sesión que permitió conocer que los escoltas del ex ministro de Defensa tuvieron que acudir por segunda vez a declarar a las dependencias de la Brigada de Información por orden del tercer instructor del caso, el inspector jefe acusado en este proceso, a quien no le gustaron sus primeros testimonios. En la segunda ocasión sólo aportaron una nota que ya traían escrita y que por primera vez recogía el intento de agresión a Bono en la marcha del 22 de enero. La declaración del agente que actuó como segundo secretario de las diligencias fue especialmente significativa en este punto, ya que, al contrario que el instructor relevado, ejerció como tal varias horas más que su superior. Este policía desveló que los escoltas declararon a las diez y media de la mañana del día 25 en su presencia y en la del segundo instructor. Por primera vez uno de ellos aportó un parte de lesiones, y lo hizo después de que se ordenab El segundo ran las detenciones. Secretario, instructor y comparecientes firmaron el acta de declaración, y posteriormente éstos se marcharon. Luego, se produjo el cese del segundo instructor del caso por negarse a los arrestos, pasando a desempeñar ese papel el jefe de sección ahora sentado en el banquillo. Según explicó ayer el segundo secretario, fue el jefe de sección quien ordenó que volvieran a declarar los tres escoltas del ex ministro de Defensa, ya que no estaba muy satisfecho con la primera comparecencia. Cuando fueron localizados estaban de vuelta en Toledo, a pesar de lo cual se les pidió regresar a Madrid, adonde llegaron pasado el mediodía. Se limitaron a ratificar su primer testimonio, aunque aportaron un papel manuscrito de dos párrafos en el que afirmaban por primera vez que hubo un intento de agresión al ministro. El secretario del atestado reconoce que esa segunda comparecencia no le gustó nada, aunque transigió. Pero lo más sorprendente es que en el acta de declaración de los escoltas que incluye los nuevos párrafos no aparece la firma del segundo instructor, que sí constaba en la primera versión y que fue destruida. Sí estaba la del jefe de sección ahora procesado como encargado de la instrucción. A usted, ¿esto qué le parece? A la vista de estos datos y de otros hechos insólitos- -aparecen en diligencias carnés profesionales cuyos titulares no las firman- el presidente de la Sala hizo dos preguntas significativas al testigo: A usted, ¿esto qué le parece? ¿Cree que se han abultado las diligencias para justificar las detenciones? Y en otro momento le recordó que estaba bajo juramento. También fue esclarecedor el testimo- nio del inspector jefe, segundo instructor del caso que fue relevado de sus funciones. El agente ratificó que lo destituyeron porque se negó a realizar las detenciones sin pruebas. Explicó que se llegó hasta la identidad de los dos militantes del PP por la prensa y dijo que el jefe de sección acusado le contó que ya había entrado en contacto con ellos y que se fuera a buscarlos. Entró al despacho (el ahora procesado) y me dijo: Una vez que lleguen estas personas que se han ido a recoger hay que detenerlos, les lees los derechos afirmó este testigo, que relató que fue entonces cuando se negó a ello y pidió que antes se les tomara declaración. No descartaba los arrestos, pero siempre que previamente se les interrogara. La reacción del comisario jefe de la Brigada de Información, también procesado, fue inmediata: Estás cesado como instructor y como jefe de grupo Acebes achaca a Zapatero las primeras detenciones ilegales de la democracia J. M. C. MARBELLA. El Partido Popular, a la vista de cómo se está desarrollando el juicio por el llamado caso Bono está decidido a que los máximos responsables del Gobierno salgan sin mancha de este polémico asunto. Ayer, el secretario general de los populares, Angel Ácebes, de visita en Marbella, donde presidió una reunión del comité ejecutivo local, aseguró que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, es políticamente responsable de las primeras detenciones ilegales y políticas producidas en nuestra democracia y anunció además que su grupo exigirá que se asuman las responsabilidades políticas que se deriven de estos sucesos. Para Acebes todo lo ocurrido- detener a dos personas por pertenecer a un partido político -es muy grave y absolutamente intolerable Hay responsables políticos claros y evidentes- -añadió el secretario general del PP- y no pararemos hasta conseguir que paguen sus responsabilidades políticas por una agresión antidemocrática e ilegítima que ha causado un grave sufrimiento a dos personas inocentes, un ama de casa y un fontanero jubilado que tuvieron que padecer una vejación por defender nuestras ideas y principios y a las víctimas del terrorismo