Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 Deportes LIGA DE CAMPEONES SEMIFINALES, IDA JUEVES 20 4 2006 ABC Eto o: No hay que pensar como un aficionado, el fútbol está loco El delantero rebaja la euforia de Laporta y pide tener la cabeza fría ENRIQUE YUNTA BARCELONA. No quiere el Barcelona lanzar las campanas al vuelo. Consciente de lo que se juega el equipo, y pese a arrancar un excelente resultado en San Siro, predomina la cautela por encima de todo y se vende precaución por todos los costados, como hizo ayer en sala de prensa Samuel Eto o. No fue la versión más guerrera del camerunés, uno de los futbolistas del Barça que mejores titulares deja cuando se enfrenta a los micrófonos. Envió un mensaje de tranquilidad a la afición y, de forma indirecta, al propio Joan Laporta, que dice ver la puntita de la Torre Eiffel a la vuelta de la esquina: El presidente puede decir lo que quiera. Transmite lo que quieren los aficionados, pero no hay que pensar como un aficionado, estamos a mitad de camino. El fútbol está muy loco y puede dar muchas vueltas. Tenemos el corazón muy caliente, pero la cabeza hay que mantenerla muy, muy fría Es el sentimiento de la plantilla, que se ha aprendido al dedillo la lección y no quiere contratiempos de última hora, aunque la eliminatoria esté muy bien encarrilada: El próximo miércoles podremos valorar el trabajo realizado en Milán. Si ayer- -por el martes- -salimos al 200 por ciento, en el Camp Nou tendremos que hacerlo al 1.000. Si tenemos que meter el pie, aunque nos perdamos la final y tenga que jugar otro compañero, lo haremos Mientras, desde Italia la afición rossonera que acudirá en masa, promete vendetta y se ampara en la recuperación de Inzaghi, que no pudo medirse con los azulgrana por enfermedad. Para los milanistas la baja del delante- Desde Italia prometen vendetta y la afición del Milán se ampara en la eficacia de Pippo Inzaghi para dar la vuelta a la eliminatoria en el Camp Nou que mostró su sorpresa ante la oferta de más de 100 millones por el patrocinio de la camiseta que anunció Laporta en una reciente entrevista. Rosell tuvo tiempo también para aconsejar al presidente: Confío en que recapacite y vuelva al espíritu con el que empezamos esta aventura. Así, a lo mejor no acaba saliendo en globo del club. No ha sabido digerir el show mediático que rodea al Barça, porque hay que tener los pies muy en el suelo para que todo eso no se te suba a la cabeza ro fue clave en el resultado final, pues Gilardino no estuvo afortunado y marró las pocas ocasiones de las que dispuso el combinado transalpino. Rosell dispara con dardo La nota discordante de lo que tenía que ser una jornada meramente festiva, más allá de la lesión de Oleguer- -sufre una elongación muscular en el aductor de la perna izquierda y tiene para diez días- la puso el ex vicepresidente Sandro Rosell, quien publicó su libro Bienvenido al mundo real un relato que repasa su estancia como directivo en la entidad catalana y en el que no deja títere con cabeza. Rosell denunció la falta de democracia que existe en el club azulgrana e insistió en que Alejandro Echevarría y Johan Cruyff son los nombres que trabajan a la sombra del presidente Joan Laporta: Mandan al cincuenta por ciento cada uno Criticó a Txiki Beguiristáin y reconoció que las elecciones se deben celebrar este año, al tiempo Beckenbauer inaugura en Barcelona Planetfutbol ABC. Planetfutbol abrió ayer AFP sus puertas en la Fira de Barcelona con la previsión de acoger medio millón de visitantes, 100.000 más que en la pasada edición, durante los cinco días de duración del evento, que terminará el próximo domingo. El ex futbolista y presidente del Comité Organizador del Mundial de Alemania, Franz Beckenbauer- -en la imagen junto a Jaume Llauradó, Joan Laporta, Josep Bargalló y Joan Clos- realizó el saque inaugural del salón, que este año cuenta con una superficie de 60.000 metros cuadrados. Giuly era el único jugador del Barça en San Siro que había disputado una final de Champions Con el Mónaco perdió contra el Oporto y además se marchó lesionado a los veinte minutos. A la sombra de Messi y Larsson, siempre que ha jugado ha cumplido. Y con nota El suplente que se siente titular TEXTO ENRIQUE ORTEGO MADRID. Nadie mejor que un francés para ejercer de anfitrión de una final que se juega en París. Giuly fue titular contra el Milán porque Messi estaba en Argentina y Larsson se lesionó frente al Villarreal. Según me dirigía hacia el balón, sabía que Ronaldinho me había ofrecido un balón de oro. Él metió el balón justo donde quería meterlo y donde yo lo quería. Es un artista. Yo rematé sin pensar. No lo pensé. Fue cuestión de instinto. Este gol quedará siempre grabado en mi memoria Tiene mérito la actitud que muestra este profesional que en julio cumplirá los treinta y que ha visto cómo esta temporada ha perdido su estatus de titular, aunque su sentido de la competitividad le haga luchar contra esta situación. Su vía crucis comenzó precisamente en el Bernabéu. Ese día, Messi regresaba de jugar con su selección. El francés apuntaba a la banda derecha, y acabó en esa banda, pero en el banquillo. El Barça se paseó (0- 3) y Messi se consagró. Giuly perdió su lugar. Yo siempre me he sentido titular, nunca he perdido ese espíritu. El fútbol cambia cada día. Hace un mes era suplente de suplente y sin embargo fui titular contra el Milán. Yo siempre he estado dispuesto a decir presente contestaba el jugador al periódico L Equipe que viene a ser como el confesor de todos los compatriotas que se mueven por el continente. En la presente Liga ha jugado 26 partidos, 19 de ellos como titular, y ha marcado cinco goles. En la Champions ha aparecido menos, cuatro titularidades en seis encuentros, y no se había estrenado hasta el miércoles. Pocos saben que antes del partido Rijkaard le había comentado que reventara en la primera hora de partido y que después haría un cambio. De hecho, cuando hizo el desmarque a la espalda de la defensa en la banda contraria a la suya ya debía estar en el banquillo, pero pocos minutos antes había hecho un gesto al mismo pidiendo árnica. Una intuición que puede meter a su equipo en la final. Y entonces, el 17 de mayo, puede que tenga la oportunidad de tomarse la revancha de la final de Gelsenkirchen, donde a los 23 minutos se tuvo que retirar lesionado. Sobrevive Giuly, además, por un momento decisivo de su carrera. Tiene en el aire el Mundial. Su suplencia en el Barça le ha hecho perder terreno en la selección francesa, donde la competencia es tremenda. Se perdió la Eurocopa por la lesión de aquella final de la Champions y ahora defiende su plaza en la lista de 23 con la fiereza de una carrera en la que siempre ha sido determinante. Yo no entendería que me quedara fuera del Mundial, aunque no juegue en el Barcelona. Son dos cosas distintas Le avalan 12 temporadas en la elite (4 en el Lyon, 6 en el Mónaco y esta segunda en el Barça)