Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Internacional JUEVES 20 4 2006 ABC Con más de 336.000 toneladas caídas en un día, Pekín sufre las peores tormentas de arena de los últimos años. Por ello, el Gobierno chino ha declarado la alerta sanitaria y provocará la lluvia de manera artificial para limpiar el ambiente Bombas chinas contra las tormentas de arena PABLO M. DIEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. Como un escalofriante escenario apocalíptico, Pekín amanece todos estos días cubierto por una espesa y ocre capa de polvo que marca el inicio de la primavera y, con ella, la llegada de las tormentas de arena procedentes del cercano desierto del Gobi, a sólo 180 kilómetros de la capital china. Aunque las autoridades habían conseguido últimamente reducir este fenómeno meteorológico reforestando cada año 7.585 kilómetros cuadrados y plantando una Gran Muralla verde de 4.480 kilómetros, los vendavales de tierra azotan de nuevo el norte del país, donde ya han muerto tres personas. Según el Centro Meteorológico de Pekín, sobre esta megaurbe cayeron el lunes 20 gramos de polvo por metro cuadrado, lo que supone la friolera de 336.000 toneladas de arena en un solo día. Con los edificios, coches y calles alfombrados por la tierra, en la atmósfera todavía flotaba ayer una nube rojiza que ha provocado la alarma sanitaria y ha llevado al Gobierno a recomendar el uso de mascarillas, y que los niños y ancianos cuya presencia en la calle sea evitable, se queden en casa. Y es que la densidad de polvo acumulado en el ambiente ha agravado los problemas respiratorios de los pequineses, que han triplicado sus visitas a los hospitales aquejados por picores en la garganta, tos e irritación en los ojos. Además, las tormentas, las más grandes del último lustro, han agravado la ya de por sí problemática contaminación que sufre Pekín, donde el humo de las fábricas y el polvo que liberan las obras en construcción han generado una neblina grisácea que impide que se vea el sol. Este año, la calidad del aire ha sido buena y el cielo ha lucido azul sólo durante 56 días, 16 menos que en el mismo período de 2005. Sin duda, un gran revés para una ciudad que quiere celebrar en dos años los Juegos Olímpicos más ecológicos de la historia. Para combatir este fenómeno, que se extenderá al norte del país e incluso a Corea y Japón, el Gobierno lanzará bombas de yodo contra las nubes para provocar la lluvia de manera artificial y limpiar el ambiente. Aunque el régimen comunista suele emplear este método para causar una reacción quími- ca en el vapor de las nubes, muchas veces no se consiguen las precipitaciones deseadas y el remedio resulta peor que la enfermedad. Alerta roja La situación es tan preocupante que el primer ministro, Wen Jiabao, ha rela cionado el deterioro medioambiental de China con su crecimiento económico, por lo que ha decretado alerta roja para combatir la polución No en vano, cada año se registran media docena de tormentas de arena que no son sólo consecuencia de la desertización, que afecta al 27,46 por ciento del territorio chino, sino también fruto de la mano del hombre. Con el desierto del Gobi avanzando 2.460 kilómetros cuadrados anuales, la erosión de la tierra se ha acelerado en la vecina región de Mongolia Interior debido a la proliferación de granjas de ganado. La limpieza de las calles, una misión imposible con la tormenta de arena REUTERS El PRD mexicano no comparece en un debate al que dijo que asistiría R. P- M. MADRID. El representante designado por el PRD mexicano, Horacio Duarte, no compareció ayer en la jornada de debate sobre las elecciones mexicanas organizada por el Real Instituto Elcano en la Casa de América de Madrid. El debate, a puerta cerrada en la sesión matinal y abierto al público por la tarde, contó con la presencia de Arturo Sarukhan en representación del PAN y Roberta Lajous del PRI. Fuentes del Intituto Elcano confirmaron a ABC que Duarte, que hace dos semanas fue designado por el PRD para sustitutir a su portavoz internacional, José María Pérez Gay, confirmó el pasado lunes su asistencia y recibió el correspondiente pasaje aéreo, pero no compareció ni excusó su ausencia. El candidato del PRI, Andrés Manuel López Obrador ha perdido en las últimas semanas posiciones frente al candidato del PAN, Felipe Calderón, que ha recortado su desventaja de diez a menos de cuatro puntos. La mayoría de los observadores achacan la variación a los errores cometidos por el PRD y sus representantes en diversos debates. Este año, la calidad del aire pequinés sólo ha sido buena 56 días, un revés ante el escaparate de los Juegos Olímpicos