Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional JUEVES 20 4 2006 ABC El desacuerdo internacional impide actuar contra Irán a una semana del ultimátum Teherán planea poner en marcha nuevas centrifugadoras para enriquecer uranio b El informe que el OIEA debe pre- sentar a finales de este mes certificará, con toda probabilidad, que el Gobierno iraní no cumple las exigencias del Consejo de Seguridad ANTONIO SÁNCHEZ SOLÍS CORRESPONSAL VIENA. Todos creen que Irán debe dejar de enriquecer uranio. Nadie duda de que Teherán ha de colaborar para llegar a un acuerdo. Y no hay fisuras en la idea de que el país persa no puede obtener el arma nuclear. Sin embargo, las grandes potencias siguen sin ponerse de acuerdo en cómo alcanzar esos objetivos comunes e Irán continúa aprovechándose de ello. La reunión del martes en Moscú entre los cinco miembros permanente del Consejo de Seguridad (Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y China) más Alemania, fue el enésimo intento infructuoso de cerrar filas a la hora de presionar a Irán. El propio ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov reconoció ayer que el encuentro de Moscú no trajo ninguna decisión sobre cómo actuar. Es más, la situación tiende a agravarse, ya que según diplomáticos europeos citados por Afp Irán prevé poner en marcha nuevas centrifugadoras para enriquecer uranio e invita a Europa a acompañar su programa nuclear. si el programa atómico iraní tiene fines pacíficos o militares, este órgano decidió en febrero elevar el caso al Consejo de Seguridad con la esperanza de que Teherán se doblegara. No ha sido así y la república islámica ha intensificado sus experimentos nucleares hasta anunciar que ha logrado completar la primera fase del proceso de enriquecimiento de uranio. Aunque Teherán está aún lejos de disponer de tecnología y combustible nuclear suficiente para fabricar una bomba atómica, el asunto preocupa mucho en la Casa Blanca y en los países europeos, que, sin renunciar al diálogo, apuestan por mostrarse firmes ante el desafío iraní. Venta de tecnología Estados Unidos, por boca de su secretario de Estado adjunto, Nicholas Burns, instó ayer a la comunidad internacional a interrumpir la venta a Irán de tecnología susceptible de ser empleada con fines nucleares y a suspender cualquier colaboración con Irán en este campo, un claro aviso a Rusia, que construye una central atómica en el país y que tiene planeadas nuevas inversiones en el sector. Además, Burns aseguró que casi todos los países del G 8 (que agrupa a las 8 naciones más industrializadas del planeta) y del Consejo de Seguridad apoyan la imposición de sanciones. El diplomático estadounidense recordó asimismo que el capítulo 7 de la Carta de las Naciones Unidas prevé el uso de medidas de presión para mantener o restablecer la paz y la seguridad internacionales Eje Pekín- Moscú Mientras Washington y sus aliados europeos apuestan por presionar a Irán con sanciones si no renuncia a su programa de enriquecimiento de uranio, Pekín y Moscú alegan que el uso de sanciones traerá más contras que pros. Ahora, la atención está puesta en el informe que el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) debe presentar a finales de este mes y que certificará, con toda probabilidad, que Irán no ha cumplido el ultimátum del Consejo de Seguridad para que suspenda sus experimentos con uranio enriquecido antes del día 28 de abril. Un incumplimiento ante el que habrá que ver cómo reacciona un Consejo de Seguridad dividido y en el que el derecho de veto ruso y chino puede bloquear cualquier iniciativa occidental. De hecho, Estados Unidos estaría estudiando la posibilidad de convocar una reunión extraordinaria del OIEA para aumentar la presión a Irán, ante la frustración por la falta de acuerdo en el Consejo de Seguridad, aunque las fuentes diplomáticas consultadas por ABC en Viena dudaron de que el consenso que falta en el Consejo de Seguridad se pueda alcanzar en el OIEA, donde Irán contaría con el apoyo extra del grupo de Países No Alineados, cerrado en banda a cualquier sanción. Aunque es el OIEA el que investiga Ahmadineyad visitaba ayer la planta de enriquecimiento de uranio de Natanz AP Rafsanyani afirma que Israel no tiene valor para atacar las instalaciones nucleares iraníes MIKEL AYESTARÁN SERVICIO ESPECIAL TEHERÁN. La hostilidad de Israel hacia Irán es muy seria, pero Tel Aviv no se atreve a atacar las instalaciones nucleares iraníes pues sabe que si lo hace le caerá una gran desgracia encima El presidente del Consejo de Discernimiento de Irán, Ali Akbar Rafsanyani, ha regresado de su gira por Siria y Kuwait con el convencimiento de que estos países vecinos van a respaldar a Irán en el improbable escenario de un ataque de Estados Unidos y ha aprovechado para enviar un retador mensaje a Israel, el eterno enemigo, al declarar que su país no tiene intención de atacar a nadie, pero si se nos impone el enfrentamiento, estamos bastante preparados El ex presidente del país también se ha referido a las negociaciones sobre Irak, que van a sentar en una misma mesa a Estados Unidos e Irán en pocas semanas. Esta negociación, muy criticada por los sectores fundamentalistas del régimen, que la califican de humillación puede servir también para que ambas partes se animen a plantear el resto de las cuestiones en las que mantienen discrepancias según ha indicado Rafsanyani en clara alusión al contencioso nuclear. El veterano político ha desvelado que al comienzo de la invasión de Irak ya se produjeron contactos con los mandos estadounidenses, al igual que cuando tuvo lugar la intervención en Afganistán. Nuestra política es que los norteamericanos deben re- tirar sus fuerzas armadas de Irak, asunto en el que están de acuerdo algunos países de la zona, pero ellos ponen excusas para no hacerlo concluyó el ex presidente. En cuanto al contencioso nuclear, y a la espera de la llegada del nuevo equipo del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) a Teherán, Rafsanyani ha adelantado que el deseo de Irán es producir 20.000 megavatios de energía eléctrica mediante el uso de las centrales nucleares, el combustible que éstas necesitan los suministraremos mediante el enriquecimiento del uranio que obtendremos de nuestras minas. Éste es un plan que existía antes de la revolución y fueron los mismos norteamericanos los que lo diseñaron El ex presidente Rafsanyani, en principio, no es un político con poder ejecutivo, pero mantiene una considerable influencia sobre los principales órganos de decisión del país. Es un poder en la sombra que, aunque perdió frente a Ahmadineyad en las pasadas elecciones, se mantiene como una opción pragmática siempre a mano.