Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional EL DEBATE SOBRE LA NEGOCIACIÓN CON ETA NAVARRA JUEVES 20 4 2006 ABC Rajoy reclama al Gobierno que exija a ETA la entrega de las armas ABC MADRID, El líder del PP, Mariano Rajoy, replicó ayer al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que para creer a la banda terrorista ETA, es preciso exigirle una entrega de las armas, como hizo el IRA en su momento. Evidentemente, un comunicado diciendo que ETA se disuelve tiene que ser dado por válido, y un acto de entrega de las armas, también. Quizá el acto de entrega de armas, como hizo el IRA sea lo que dé mayor visibilidad a esa decisión irreversible de dejar las armas aseguró Mariano Rajoy a RNE. El Gobierno contestó a Rajoy a través del secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, que lo verdaderamente importante, tras el alto el fuego de ETA, es que la banda deje clara su voluntad de abandonar la violencia y no un abandono simbólico de las armas. Así lo dijo el secretario de Estado de Comunicación tras afirmar el presidente del PP, Mariano Rajoy, que esa entrega sería la forma más visible de que la banda terrorista dejara claro que no desea volver a atentar. El líder popular exigió a Zapatero que sea muy claro en este proceso y que contacte de inmediato con los empresarios navarros para aclarar si las cartas de extorsión recibidas son o no anteriores a la tregua. Desde semanas antes del alto el fuego de ETA, el presidente del Gobierno nunca ha despejado la incógnita sobre si la Comunidad Foral puede anexionarse al País Vasco denuncia UPN. Socialistas vascos y navarros proclaman solemnemente que no habrá precio político Zapatero no aclara las dudas sobre el futuro político de Navarra MANUEL ERICE MADRID. Todas las declaraciones del presidente del Gobierno a medios de comunicación o comparecencias parlamentarias sobre la posibilidad de que Navarra pueda tratarse en una futura negociación con ETA sólo han servido para dudas sobre dudas. Mientras los socialistas vascos y navarros se desgañitan con proclamaciones solemnes de que la Comunidad Foral jamás será la parte o el todo de un precio político a la banda terrorista (como ayer, Ramón Jáuregui, del PSE, en Onda Cero) Zapatero se encarga de poner en solfa tan aparente seguridad. No sólo no niega la hipótesis de gobierno con una Batasuna relegalizada, y lo que ello conllevaría a la hora de defender cualquier proyecto sino que no rechaza, a preguntas concretas, que pueda darse en el futuro un cambio de estatus de Navarra y una integración en el País Vasco. Ambigüedad y abierto a todo Las más recientes afirmaciones del presidente Rodríguez Zapatero sobre el futuro de Navarra y la negociación con ETA han arrojado de momento más confusión que claridad. Bien recibidas por los abertzales navarros de Aralar y abiertamente criticadas por UPN y por el CDN, que le acusan de ambigüedad y de estar abierto a todo con tal de seguir con el proceso Gobernar con Batasuna: además de la afirmación de que sin ETA todo es posible al preguntarle en diversas ocasiones, Zapatero no ha descartado nunca gobernar con la coalición proetarra una vez legalizada. Modificación del estatus jurídicopolítico: no sólo no ha sido categórico en su rechazo, sino que únicamente ha establecido dos limitaciones a cualquier proyecto: voluntad popular y respeto a la ley. Referencias a Euskadi y los vascos y omisión de Navarra: pese a preguntas concretas sobre Navarra y la Comunidad Foral, Zapatero acostumbra a contestar sin citar a Navarra y hablando sólo del futuro de Euskadi y de la historia de los vascos. Sin ETA todo es posible Después de que ABC desvelara el pasado fin de semana que el interlocutor del Gobierno y presidente del PSE, Jesús Eguiguren, y Otegi acordaron durante sus diversos contactos promover un órgano común vasco- navarro y el inicio de un proceso que culminaría en una consulta en todos los territorios de Euskal Herria la frase de José Luis Rodríguez Zapatero de que sin ETA todo es posible (el martes en la Cadena Ser) retumbaba ayer en el seno del Gobierno foral y en el partido mayoritario que lo sustenta, Unión del Pueblo Navarro. El portavoz del Ejecutivo, Alberto Catalán, para quien nunca ha aclarado Zapatero si apoya o no un proceso de integración de Navarra en Euskadi le exigió ayer que diga, sin eufemismos, cuál va a ser su postura en una negociación con ETA De manera inversamente proporcional, los abertzales de Aralar (escisión de Batasuna que surgió en Navarra) por boca de Patxi Zabaleta, recibieron con sonoras alabanzas la moderación, la sensatez y la diplomacia con las que el presidente ha dejado la puerta abierta a un pacto alternativo en la Comunidad Foral, el que conformarían, de sumar la mayoría absoluta, el PSNPSOE y todos los nacionalistas, incluyendo Batasuna, a la que en diferentes medios se sitúa ya en las urnas en el año 2007, si el proceso marcha según lo previsto. A la también reciente negativa de Zapatero a suprimir la disposición transitoria cuarta de la Constitución (la que mantiene la puerta abierta a la anexión) que ha soliviantado al presidente navarro, Miguel Sanz, quien asegura que se comprometió con él a hacerlo durante su último encuentro en La 2 emite hoy La Pelota Vasca que causó el rechazo de las víctimas ABC MADRID. Televisión Española emite hoy por primera vez, a través de la 2, el documental La Pelota Vasca del realizador Julio Medem, que en su día provocó un generalizado rechazo entre las víctimas del terrorismo y colectivos cívicos que en el País Vasco plantan cara a la banda criminal ETA. El filme sólo había sido emitido antes por Canal Según los afectados por el terrorismo, el director vasco mantenía en el documental una actitud equidistante entre víctimas y verdugos, cuando no mostraba comprensión o justificación a favor de estos últimos. Representantes de estos colectivos, como Gotzone Mora, que llegaron a aparecer en una primera versión, exigieron al realizador que les retirara tras visionar el documental y comprobar la tolerancia que reflejaba hacia los que defendían el terrorismo. Rajoy defenderá hoy en Pamplona la integridad de la Comunidad Foral frente a posibles pactos PSOE- nacionalistas Rodríguez Zapatero CHEMA BARROSO La Moncloa, se suma la polémica carta de extorsión que, según el presidente de los empresarios navarros, José Manuel Ayesa, llegó a uno de sus asociados con fecha 5 de abril, es decir, tras el alto el fuego de la banda. La renovada presión nacionalista sobre la Comunidad Foral ha llevado al líder del PP, Mariano Rajoy, a trasladarse hoy a Pamplona para defender su integridad ante cualquier posible proceso de negociación. Además de la ausencia de aclaraciones sobre lo que en las últimas semanas acapara el debate político en Navarra, y más desde que los socialistas se negaran a apoyar en el Parlamento Foral una iniciativa de UPN contra su utilización como moneda de cambio en medios regionalistas se apunta con profunda preocupación que hasta el discurso formal de Zapatero deja traslucir que se está negociando Navarra Lo que el ex presidente y líder de Convergencia de Demócratas Nava- rros, Juan Cruz Alli (socio de gobierno de UPN) llamó ayer juego de guiños y gestos (del presidente) a los partidos abertzales se concreta, según los citados medios, en la omisión del término Navarra y la referencia continua a Euskadi y los vascos, pese a que la pregunta fuera expresamente sobre el futuro de Navarra (en alusión a la entrevista radiofónica del martes) El PSN, de comparsa La confusión e indefinición se ha instalado también en el seno del PSN, para cuyo secretario general, Carlos Chivite, se hace cada vez más difícil explicar la ambigüedad con la que Zapatero habla de Navarra y el País Vasco, y más cuando ya gobierna en coalición con los nacionalistas importantes municipios. Tanto CDN como UPN están convencidos de que la actitud del PSN va a ser de mera comparsa en un asunto que va a decidir personalmente Zapatero en una negociación con ETA