Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 19 4 2006 Cultura 57 SEMANA GRANDE DEL LIBRO DEREK WALCOTT Escritor Otra manera de sacar la poesía a la calle es el flamenco El poeta antillano y premio Nobel Derek Walcott abre hoy el ciclo Cosmopoética 2006 en Córdoba. En esta charla con ABC niega que haya un periodo moderno y otro clásico en poesía TEXTO: RAFAEL AGUILAR FOTO: ROLDÁN SERRANO Torremozas alcanza, contra viento y marea, su número 200 b La colección, nacida en 1982, se dedicó exclusivamente a mujeres poetas, según el deseo de su creadora, Luz María Jiménez Faro, que ha vencido los malos augurios TRINIDAD DE LEÓN- SOTELO MADRID. Con cubierta gris plata llega a los lectores el número 200 de la colección Torremozas, que creara en 1982 Luzmaría Jiménez Faro. Se lanzó, y pocas veces tan bien empleado el término, a una aventura difícil: en la colección sólo firmarían mujeres poetas. Nadie apostaba un céntimo, pero yo lo hacía por la mejor poesía escrita por mujeres, de ayer o de hoy, sin ligaduras, ni dependencias de ninguna clase. Poesía escrita, elegida y ofrecida en libertad Hasta los amigos la desilusionaban convencidos de que su afán era vano, vamos, que el fracaso era lo que aguardaba, aunque aún no pudiera verse. Soporté, recuerda, desagradables comentarios y críticas irónicas Pero había decidido dar un paso y lo dio. Ahora puede asegurar que durante 24 años ha reunido en la colección citada las voces femeninas más destacadas de España y América junto a extranjeras traducidas, sin olvidar valores que merecieran apoyo. La calidad era condición sine qua non de modo, afirma la editora, que en muchas ocasiones nos vimos obligados a rechazar ofertas de convenios y acuerdos con instituciones y organismos quizás muy tentadoras, pero que podían apartarnos de la idea inicial La terquedad en un asunto amado es virtud. A Luzmaría no le ha faltado. Así, ahora, puede editar Tres tiempos. Seis voces un libro en el que reúne a Carmen Conde, Gloria Fuertes, Ana Rossetti, Blanca Andreu, Gracia Iglesias y Elena Medel o lo que viene a ser tres épocas. La primera la ocupan Conde, primera mujer académica de la Española, que da, por cierto, nombre al premio de poesía de la editorial, y Fuertes; el presente corre a cargo de Ana Rossetti y Blanca Andreu, representantes de un tiempo, los ochenta, tan decisivos en nuestra poesía, que, según la editora, marcan el fulgor de una revolución Las voces más jóvenes, siempre presentes en Jimémez Faro, son las de Iglesias y Medel. Otras conmemoraciones de Torremozas fueron las del número 25, que se festejó con Mujer sin edén de Carmen Conde: el 50, con una antología poética de Ernestina Champourcin, mientras que para el número 100, tras dos años de trabajo, se lograron reunir poemas autógrafos de las poetas de cada uno de los países hispanoamericanos, junto a las españolas Conde, Ernestina deChampourcin y Concha Zardoya. CÓRDOBA. Enamorado del flamenco, que considera como una forma poética en contacto permanente con el pueblo que le recuerda a las manifestaciones públicas de poesía que se celebran en Calypso (Trinidad y Tobago) Walcott habla al pie del Palacio de Orive de Lorca y Machado, de Dante y Shakespeare, de lengua y genio creador... ¿Qué cree que puede aportar a Cosmopoética? -Lo primero que me gustaría decir es que deseo mucha suerte a los organizadores de esta cita cultural, porque aquí me voy a reunir con poetas que pensaba que nunca iba a ver, y además voy a encontrarme con amigos, de eso estoy seguro. Pero la verdad es que no sé del todo qué puedo dar a Cosmopoética: de lo único que tengo certeza es de que estoy aquí dispuesto a colaborar. ¿Cómo valora iniciativas como ésta, que tratan de sacar la poesía a la calle y luchar contra su enclaustramiento en círculos ilustrados? -La poesía y el teatro van de la mano en la tarea de sacar el teatro a la calle, en acercarlos a los ciudadanos. Y eso se demuestra con autores como García Lorca y Bertolt Brecht, entre otros. Otra manera de sacar la poesía a la calle son las canciones populares, es el flamenco, una forma muy singular en estas tierras. ¿Qué le sugiere Córdoba? -Yo conocía Córdoba por García Lorca; para mí, estar en esta ciudad es como estar en un poema, porque su solo nombre y el de su río son suficientes para componer un verso. A veces tengo la impresión de que en español es fácil hacer poesía: sólo hace falta poner unos cuantos nombres juntos y un par de verbos. Además, cuando viajo, esos viajes alimentan mi imaginación, y estoy seguro de que Córdoba ocupará un lugar importante en ella. ¿Qué escritores españoles admira? -No distingo los creadores españoles de los del resto que escriben en español, entre uno que haya nacido en España o que lo haya hecho en Colombia. Lo que me gusta de ellos es su lengua, cómo la emplean. Citaría a los autores obvios, como son Lorca, Machado, Vargas Llosa, Mutis... A los que he leído en traducciones, en suma. Pero lo cierto es que no conozco demasiado a los últimos poetas en lengua española. Por otra parte, reconozco que mi máxima aproximación a esta lengua ha sido la adaptación al inglés de El burlador de Sevilla de Tirso de Molina. ¿Es necesario el regreso a los clási- Un taller de creación sin fronteras Cosmopoética III, cumbre mundial de la poesía, convoca a 70 poetas y músicos que tratarán de acercar la lírica al pueblo. En este taller de creación participarán, mano a mano, el palestino Mahmud Darwix, los marroquíes Mohamed Achaari y Medí Akriff, la colombiana Piedad Bonnett, el peruano Eduardo Chirinos, el chileno Scar Hahn, el estadounidense Mark Strand, el británico John Burnside o el italiano Maurizio Cucchi. Por España destaca la presencia de José Manuel Caballero Bonald, Guillermo Carnero, Antonio Gamoneda, Ángel González, Benjamín Prado y Joaquín Pérez Azaústre. cos, como usted ha reivindicado? -Quiero dejar clara mi posición en este sentido. Es cierto que yo apelo a los clásicos, pero no creo que en la poesía haya un periodo moderno y otro clásico, porque Dante es moderno para mí, como también lo es Shakespeare. -Usted ha renovado la lengua inglesa desde Las Antillas. ¿La transformación de la lengua tiene que venir siempre desde la periferia? -La Historia nos enseña que la renovación de las lenguas viene de las fronteras del Imperio. ¿Es imposible que se haga esa transformación desde dentro? -No, no, no. Todo depende del genio del creador. ¿Y los genios suelen estar fuera de la metrópoli? -No, no, creo que eso ha sido casual a lo largo de los siglos. Porque no se trata sólo de cambiar la lengua, sino también de elevarla: por eso, objetivamente, no tiene nada que ver que estén dentro o fuera del centro de esa lengua.