Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 19 4 2006 Internacional 29 Zapatero tratará de reconducir en Berlín la política europea de España El presidente del Gobierno se reúne mañana con Ángela Merkel canciller se consuma a seis meses de su llegada al poder, cuando los equilibrios europeos han cambiado en detrimento de las posturas españolas JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. El primer encuentro de Ángela Merkel y José Luis Rodríguez Zapatero en Berlín- -mañana- -para discutir sobre relaciones bilaterales, europeas y trasatlánticas, puede facilitar el deshielo de un diálogo bloqueado desde hace tiempo, si el primer ministro español modifica unas posturas diplomáticas que le han aislado en la nueva escena continental europea. Zapatero llegó al poder celebrando la reinstalación de España en el corazón de Europa en alusión a su alianza privilegiada con el difunto eje franco- alemán representado, a su modo de ver, por el dúo Chirac- Schröder. Desde mucho antes, la inmensa mayoría de los miembros de la UE denunciaban el comportamiento de París y Berlín dinamitando el pacto de estabilidad, paralizando la construcción política de Europa y creando graves problemas para el futuro de la UE, víctima de los arcaísmos franco- alemanes. Cuando el semanario Newsweek concedió a Chirac el título de Último dinosaurio de Europa Zapatero era el único dirigente que apoyaba al presidente francés creyéndose erróneamente correspondido. Cuando Angela Merkel ganó las elecciones, el presidente del Gobierno español cometió el error de tratar con ligereza a la primera canciller de Alemania, convertida en pocas semanas en una figura determinante para todos los equilibrios europeos y trasatlánticos. b El encuentro con la Rabat impone la mayor multa de la historia a un medio de comunicación b Las presiones del poder se suce- del inmovilismo francés, y muy próxima a las posiciones inglesas y de toda la Europa del Este. En el terreno europeo, Zapatero está visiblemente solo mientras que Merkel ya tiene relaciones privilegiadas con todos los líderes emergentes y en el poder, en Francia, Reino Unido, Italia y Austria. den contra Le Journal una de las revistas más influyentes y críticas. La sanción podría obligar a los accionistas a venderla LUIS DE VEGA. CORRESPONSAL RABAT. Ser crítico con el poder e informar de lo que muchos no se atreven le está costando caro al semanario editado en francés Le Journal Hebdomadaire de Casablanca. La asfixia publicitaria, las presiones políticas, las manifestaciones orquestadas a las puertas de la redacción, el cierre de la primera cabecera... nada ha sido suficiente para que sus periodistas den marcha atrás en su intento de mantener en pie uno de los pilares de la Prensa independiente marroquí. La justicia ratificó ayer una sentencia por difamación que se conocía desde el 16 de febrero. Es la sanción más alta impuesta jamás en Marruecos a un medio de comunicación. Le Journal deberá pagar tres millones de dirhams (275.000 euros) por dudar de un estudio del ESISC de Bruselas en el que se defendían las tesis oficiales de Rabat sobre el Sahara Occidental. El director, Abou- bakar Jamai, y el periodista y principal accionista Fadel Iraki deberán además pagar cada uno 50.000 dirhams (4.600 euros) Difícil equilibrio El arcaísmo ideológico y una visión antiquísima y difunta de la construcción de Europa, han puesto a la diplomacia gubernamental española en una posición más o menos periférica. Los penosos comentarios de José Bono sobre Tony Blair, y los comentarios de Zapatero sobre Merkel han dejado al descubierto el aislamiento voluntario del Gobierno español. En Europa, las figuras dominantes en el poder siguen siendo el primer ministro británico y la canciller de Alemania. España tiene importantes intereses en Francia, pero el presidente Chirac ha dejado de ser un interlocutor creíble en Europa, donde el interés, la sensatez y la lógica sugieren la necesidad de una reorientación diplomática que ofrezca nuevas alternativas y oportunidades. Angela Merkel plicidades e influencias. En el terreno institucional, la canciller alemana ha elaborado con el canciller austriaco varias iniciativas; en el económico, la coalición alemana está muy alejada Espíritu crítico La alarma saltó hace semanas en las redacciones de Le Journal y su hermano en árabe, Assahifa, ante las presiones sobre los accionistas para que vendieran sus participaciones y desaparecieran. Uno de los redactores de Assahifa dijo a ABC que se trata de una operación para deshacerse de ellos por su forma de hacer periodismo en un país donde las críticas siguen siendo mal digeridas por el poder, especialmente por el entorno real El padre de Fadel Iraki ha sido nombrado recientemente por Mohamed VI Diwan Al- Madhalim una especie de defensor del pueblo, y, según las mismas fuentes, esto ha hecho que las relaciones entre ambos se deterioren por la presencia del hijo como principal accionista del semanario. Fadel Iraki tiene otra causa pendiente con la justicia al estar implicado en la compra- venta de vasos que pertenecieron a Hasán II, padre del actual Rey. Iraki reconoció haber comprado 138 vasos y una jarra de cristal con el anagrama H- II, iniciales del Monarca, a un funcionario del Ministerio de la Comunicación. Tampoco se descarta, como han comentado a ABC en el entorno del periodista, que este proceso, que se retomará el 5 de mayo, se utilice como chantaje para que venda sus acciones de Le Journal. El escollo del no francés En el terreno institucional Francia sigue siendo el escollo que hipoteca todas las alternativas de la construcción política de Europa. Tras el no al proyecto de Tratado Constitucional, la UE debe esperar el fin de la presidencia Chirac para avanzar nuevas alternativas, mientras las posiciones de Merkel sobre el futuro de la UE y las relaciones con Washington y Moscú están muy alejadas de las españolas. Ante el caso Endesa- E. On, Berlín, Londres, Roma y toda Europa del Este han denunciado el arcaísmo del nacionalismo económico de París y Madrid. Más allá de ese caso concreto, Merkel es partidaria, como José María Aznar, de aplicar las reformas liberales de la Agenda de Lisboa, dinamitada por el dúo Chirac- Schröder. Mientras Rodríguez Zapatero ha estado absorto en la política nacional descuidando la escena europea, durante el último semestre Ángela Merkel ha trabado una vasta red personal de com-