Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 19 4 2006 25 El Ejército israelí multiplicará sus asesinatos selectivos pero no emprenderá operaciones a gran escala El presidente chino, Hu Jintao, cena con Bill Gates como primer plato fuerte de su agenda en EE. UU. Rusia y China bloquean la petición de sanciones a Naciones Unidas Ambos países insisten en la vía diplomática en la crisis nuclear iraní b El embajador iraní en Rusia advirtió de que, si no se alcanza un acuerdo aceptable para todas las partes habrá un enorme conflicto en toda la zona RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. Entre los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (China, EE. UU. Francia, Reino Unido y Rusia) las posturas difieren demasiado sobre los métodos a emplear para obligar a Irán a suspender su programa de investigación nuclear. De ahí que, en la reunión mantenida ayer en Moscú por los viceministros de Exteriores, en la que también participó Alemania, sólo se constatase una vez más la necesidad de evitar que el régimen de los ayatolás se dote del arma nuclear, pero sin determinar cómo se piensa lograr tal objetivo. Se coincidió en la idea de que la vía diplomática es la más deseable, pero tampoco se decidió qué hacer a partir del momento en que se agote. Y es que el 28 del presente mes vence el plazo que el Consejo de Seguridad dio a Irán para que ponga fin a sus actividades nucleares. La declaración, aprobada el pasado 29 de marzo, no establecía, sin embargo, que sucederá si Teherán desoye las demandas de la ONU. El encuentro de ayer en Moscú, convocado en el marco de una reunión para preparar la cumbre del G- 8 del próximo mes de julio, pretendía precisamente acordar la estrategia a seguir en el pulso con Irán. Washington quería obtener luz verde para una resolución que permita la aplicación de sanciones e incluya la amenaza militar. El jarro de agua fría lo echó Rusia, cuyo ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, insistió en que la vía diplomática es la única posible Lavrov cree además que la labor a realizar para esclarecer los AP anunciar que este mismo viernes llegará a Teherán un nuevo grupo de observadores enviados por el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) Un manifestante protestaba ayer en Berlín contra el programa nuclear iraní puntos oscuros del programa nuclear iraní debe estar en manos del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) y no del Consejo de Seguridad de la ONU. El portavoz de Exteriores ruso, Mijaíl Kaminin, aseguró que ni las sanciones ni el uso de la fuerza conducirán a la solución del problema Al tiempo que Andréi Denísov, embajador ruso ante la ONU, insistió en que no hay que desanimarse porque el resultado final será probablemente positivo Los iraníes tienen reputación de negociadores duros, pero al final siempre es posible llegar a un acuerdo con ellos insistió. AFP Gestiones de El- Baradei Esta visita se produce una semana después de la cursada por el presidente del organismo, Mohamed el- Baradei, y, según los medios iraníes, servirá para que la agencia siga de cerca los últimos progresos y termine de elaborar el informe que debe hacer público a finales de este mes El director del Organismo Internacional de la Energía Atómica, pese a calificar el viaje como productivo abandonó Teherán sin poder convencer a las autoridades locales de la necesidad de detener su programa hasta obtener el visto bueno internacional. Un pesimismo que da a entender que la crisis no va a remitir, ya que las esperanzas de neutralizar las presiones se centran en que las negociaciones transcurran en el marco del más diplomático OIEA y no del Consejo de Seguridad de la ONU. Los iraníes son duros, pero al final es posible un acuerdo con ellos señaló el embajador ruso ante la ONU También el viceministro de Exteriores chino, Cui Tiankai, también pidió una salida negociada. Claro que tanto Moscú como Pekín tienen importantes intereses económicos en Irán. Rusia ayuda incluso a Teherán en el desarrollo de su programa nuclear. Al tiempo que se desarrollaban estas conversaciones, el portavoz de Exteriores iraní, Hamid Reza Asefi, afirmó que la reunión de Moscú es más importante para quienes participan en ella que para Irán, ya que si no actúan de forma razonable, se perjudicarán a sí mismos El embajador iraní en Moscú, Ansari Gholamreza Shafei, declaró en una entrevista a la radio Eco de Moscú que las presiones a nuestro país no sirven para nada; suelen provocar el efecto contrario Gholamreza previno además de la posibilidad de un enorme conflicto en toda la zona de Oriente Próximo, si no se logra llegar a un acuerdo aceptable para todas las partes