Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 18 4 2006 Deportes 93 TENIS Se cumplió el ciclo y la profecía. Después de casi dos décadas en lo más alto, ya no estarán ni Arantxa ni Conchita. El tenis femenino español se ha quedado huérfano de grandes campeonas. El futuro es incierto: hay muchas top 100 pero falta clase para cubrir el hueco Un desierto después de Conchita TEXTO DOMINGO PÉREZ Ferrero, Robredo y Martín, pleno español en Montecarlo ABC MÓNACO. En el Masters Series de Montecarlo siempre ha habido un toque español. En el palmarés del torneo han inscrito sus nombres Manuel Orantes (1975) Sergi Bruguera (1991 y 1993) Carlos Moyá (1998) Juan Carlos Ferrero (2002 y 2003) y Rafael Nadal (2005) Las pistas del Montecarlo Country Club se le dan bien a los españoles. Por eso no debe sorprender el pleno conseguido ayer, en el primer día del torneo. Superaron la ronda inicial Juan Carlos Ferrero, Tommy Robredo y Beto Martín. Ferrero se vengó de Turnusov, el mismo rival que le dejó fuera de Miami. Rozando la perfección con su servicio, con un acierto del 84 por ciento con su primero, el de Onteniente arrasó al ruso en 57 minutos y dio una muy buena impresión después del revés sufrido en Valencia. En segunda ronda se cruzará con el argentino Chela. Nunca Ferrero ha perdido con el bonaerense, al que ha derrotó en el US Open de 2003 y en Kizbuhel 2002. Robredo tampoco encontró mucha resistencia en el peruano Luis Horna, un teórico difícil rival en tierra, pero al que el catalán despachó en dos sets con mucha autoridad. Su próximo rival será el complicado belga Olivier Rochus. Por último, Beto Martín salvó el escollo del cañonero Ivo Karlovic y se encontrará por primera vez en su carrera con Roger Federer. El suizo, en su toma de contacto con la arcilla, notó la falta de rodaje en la superficie y cedió un set ante el serbio Djokovic, que llegaba de la fase previa. Para hoy tiene previsto su debut el resto de la armada Rafael Nadal- Clement, Fernando VerdascoGrosjean, Carlos Moyá- González, David Ferrer- Massú y Feliciano López- Hanescu. MADRID. La pregunta viene realizándose sistemáticamente desde hace casi una década y vuelve a ponerse de rabiosa actualidad una vez que Conchita Martínez anunció su retirada definitiva. Después de Arantxa y Conchita, ¿qué? La respuesta, con tintes más o menos negativos, siempre acabó siendo la misma: el desierto. Tal vez sea exagerado, puesto que no es el desierto en términos absolutos, pero sí es bastante ilustrativa de que el tenis femenino español puede despedirse por muchos años de volver a ganar un Grand Slam o una Copa Federación. Y es que el hueco que dejan Arantxa y Conchita parece de momento imposible de llenar. España no goza de mala salud; su problema no es de cantidad, sino de calidad. La representación femenina española entre las 100 mejores del mundo el día en que Conchita anunció su retirada era de ocho jugadoras, incluida la oscense: Anabel Medina (23 del mundo) Lourdes Domínguez (43) Nuria Llagostera (58) María Antonia Sánchez Lorenzo (64) Conchita Martínez (70) Virginia Ruano (73) y Laura Pous (83) Más otras dos a punto de entrar en cualquier momento, Conchita Martínez Granados (103) y Arantxa Parra (108) Un número más que aceptable: cuarto país mejor representado, por delante de Italia (7) y sólo por detrás de Rusia (14) Estados Unidos (12) y Francia (9) El problema no es la cantidad. Es de otra índole, y doble. Por un lado, es una cuestión de edad. Vivi Ruano (32 años) y Sánchez Lorenzo (29) están en la recta final y Llagostera (26) Domínguez (25) y Medina (24) ya no son unas niñas. Además, del puesto 108 al 300, que suele estar ocupado por chicas de 15 o 16 años en formación, sólo hay dos. Un vacío preocupante. Por otro lado, es una cuestión de calidad. Ninguna de las que están arriba parece capacitada para ir más allá del top 20 LA ESPERANZA INMEDIATA Anabel Medina Casi 24 años. Valenciana. 1,69. Número 24 del ranking. Diestra, revés a dos manos. Cinco títulos: Camberra (2006) Estrasburgo y Palermo (2005) Palermo (2004) y Palermo (2001) En 2002 sufrió una grave lesión que ralentizó su progresión. Lourdes Domínguez 25 años. Pontevedresa. 1,63. Número 43 del ranking. Diestra. Un título: Bogotá (2006) Campeona junior de Roland Garros en 1999. Ha necesitado casi tres años para recuperar el tiempo perdido por un tonto positivo por cocaína (2002) Nuria Llagostera Casi 26 años. Mallorquina. 1,56. Número 58. Llegó a ser la 35 en junio pasado. Diestra, revés a dos manos. Un título: Rabat (2005) Técnicamente muy buena y muy inteligente; su poca presencia física ha sido siempre un handicap. Resultados Juan Carlos Ferrero, a Tursunov (Rus. 6- 1, 6- 2. Tommy Robredo, a Horna (Per. 6- 3, 6- 4. Alberto Martín, a Karlovic (Cro. 6- 4, 7- 6 (3) Llodrá (Fra. a Pashanski (SyM) 6- 3, 6- 0. Acasuso (Arg. a Volandri (Ita. 6- 4, 6- 2. Nalbandian (Arg. a Malisse (Bel. 6- 4, 6- 4. Hernych (Che. a Benneteau (Fra. 7- 6 (9) 4- 6, 7- 6 (4) Vliegen (Bel. a Nieminen (Fin. 1- 6, 6- 4, 7- 6 (5) Olivier Rochus (Bel. a Monfils (Fra. 4- 6, 6- 4, 6- 1. Seppi (Ita. a Sanguinetti (Ita. 2- 6, 6- 1, 6- 4. Stepanek (Che) a Korolev (Rus. 6- 2, 7- 6 (5) Roger Federer (Sui. a Djokovic (SyM) 6- 3, 2- 6, 6- 3. Kiefer (Ale. a Mirnyi (Bie. 6- 4, 4- 6, 7- 6 (2) Di Mauro (Ita. a Wawrinka (Sui. 62, 64. Chela (Arg. a Rusedski (GB) 6- 4, 6- 7 (5) 6- 1. El relevo, a más de cinco años vista Así las cosas, la Federación Española ha decidido atacar de frente el problema. Impulsado por su presidente, Pedro Muñoz, su director técnico, Javier Duarte, y Mico Margets, se ha puesto en marcha el proyecto Enamórate Han trabajado con más de 350 chicas y han elegido a 16 de 11, 12 y 13 años. Se han fijado en su calidad técnica, pero también en su físico. Se han realizado estudios antropométricos para localizar jugadoras que cuando completen su crecimiento se sitúen por encima del 1,80, del tipo de la mayoría de las top ten de los últimos años: Sharapova, Mauresmo, Davenport, Pierce, las Williams... En definitiva, se han puesto las bases para encontrar a las nuevas Conchitas y Arantxas. Sólo queda esperar cinco o seis años... y rezar.